¿Qué son los falsos apóstoles?


Pregunta: "¿Qué son los falsos apóstoles?"

Respuesta:
Los falsos apóstoles son personas que se disfrazan como líderes cristianos, hacen que otros los sigan, y luego los guían al mal camino. Un verdadero apóstol es aquel que es "enviado" por Dios como un embajador de Jesucristo con un mensaje divino. Un falso apóstol es un impostor que no representa verdaderamente a Cristo y cuyo mensaje es falso.

En 2 Corintios 11, el apóstol Pablo aborda el problema de los falsos apóstoles que estaban invadiendo la iglesia de Corinto. Él describe a los falsos apóstoles como "aquellos que la desean, a fin de que en aquello en que se glorían, sean hallados semejantes a nosotros" (versículo 12). El libro de 2 Corintios es una de las cartas más "sarcásticas" de Pablo, donde él está lidiando con la iglesia para reconocer el error que se había infiltrado en medio de ellos. Él contrasta su servicio desinteresado con el servicio de los "super apóstoles" (versículo 5) quienes estaban seduciendo a la iglesia con sus palabras lisonjeras y aparente sabiduría. Estos impostores estaban fingiendo ser verdaderos siervos de Cristo, pero ellos no conocían al Señor. Eran mentirosos, acechando a cristianos ingenuos en Corinto para beneficiarse ellos mismos y aumentar su ego. Pablo reprende a la iglesia cuando dice: "Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora, si alguno toma lo vuestro, si alguno se enaltece, si alguno os da de bofetadas" (versículo 20). Él incluso compara a estos impostores con Satanás mismo, quien también "se disfraza como ángel de luz" (versículo 14).

Pablo también advirtió a los ancianos de Efeso acerca de falsos apóstoles: "Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos" (Hechos 20:29-30). Debieron haber escuchado sus palabras, porque en Apocalipsis 2:2, Jesús alaba a la iglesia en Efeso por haber detectado a los falsos apóstoles que estaban en medio de ellos y por haberlos rechazado.

Los falsos maestros y falsos apóstoles han abundado a lo largo de la historia de la iglesia. Aún siguen infiltrando iglesias inocentes e incluso han conducido denominaciones enteras a la herejía y la apostasía (ver 1 Timoteo 4:1-4). Las escrituras nos dan una clara advertencia si prestamos atención. 1 Juan 4:1 dice, "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo".

Las siguientes son algunas formas en que podemos identificar los falsos apóstoles:

1. Los falsos apóstoles niegan alguna o todas las verdades acerca de la identidad y la deidad de Jesucristo. En 1 Juan 4:2-3, Juan advierte a sus lectores contra la enseñanza gnóstica; él dice que la prueba es cristológica: "En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios". Hay muchas maneras en que un espíritu puede negar que Jesús es el Cristo. Desde cultos demoníacos hasta denominaciones que se han apartado del evangelio, los espíritus malignos siempre están detrás de la calumnia de Jesús. Cualquier maestro que intente quitarle o agregarle a la obra consumada de Jesús en la cruz por nuestra salvación es un falso maestro (Juan 19:30; Hechos 4:12).

2. Los falsos apóstoles están motivados por la codicia, la lujuria o poder. 2 Timoteo 3:1-8 describe tales maestros en más detalle: "También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe". Jesús dijo que la marca que identifica un falso apóstol/profeta es el comportamiento pecaminoso: "Por sus frutos los conoceréis" (Mateo 7:16, 20; cf. Judas 1:4).

3. Los falsos apóstoles distorsionan o niegan la biblia como la palabra inspirada e infalible de Dios (2 Timoteo 3:16). En Gálatas 1:8-9 Pablo hace frente al legalismo con estas fuertes palabras: "Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema". Los escritos inspirados de los doce apóstoles son parte de la palabra de Dios, y nadie tiene el derecho a cambiar su mensaje.

4. Los falsos apóstoles se niegan a estar sujetos a autoridades espirituales, aunque se consideran a sí mismos como la autoridad final (Hebreos 13:7; 2 Corintios 10:12). Suelen adoptar títulos que suenan muy loables tales como: "Obispo", "Apóstol", "Reverendo" o "Padre". Esto no significa que cada persona que porta dichos títulos es un falso apóstol, simplemente que a los impostores malvados les encanta esos títulos nobles y se autodenominan así para obtener una audiencia.

Los falsos apóstoles pueden aparecer en cualquier lugar donde la palabra de Dios no reine de manera suprema. Desde iglesias organizadas hasta estudios bíblicos en el hogar, debemos estar siempre alerta contra "nuevas enseñanzas" o "revelaciones" que no están sujetas a "todo el consejo de Dios" (Hechos 20:27).

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Qué son los falsos apóstoles?

Suscríbete a la pregunta de la semana