settings icon
share icon
Pregunta

¿Es el sexting un pecado?

Respuesta


El "sexting" es el envío de mensajes de texto obscenos. Es una forma de enviar mensajes y/o fotografías sexualmente explícitas, normalmente entre teléfonos móviles. Algunas personas consideran que el sexting es inofensivo. Al fin y al cabo, sólo se trata de unas pocas palabras y tal vez algunas fotos. No es como si la gente estuviera cometiendo adulterio o fornicación, ¿verdad?

Mateo 5:28 dice: "Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón". Este concepto moral también se aplica a la forma en que las mujeres miran a los hombres, y Jesús claramente compara la lujuria con el adulterio aquí. Así que el hecho de que "sólo se trate de palabras o imágenes" es obviamente irrelevante para Dios. Lo que importa es lo que hay en nuestros corazones. Colosenses 3:5 nos advierte que "hagamos morir" todo lo que pertenece a nuestra naturaleza terrenal, incluyendo la inmoralidad sexual, la impureza, la lujuria y los malos deseos.

Gálatas 5:19-21 revela las graves consecuencias de la desobediencia en este asunto: "Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación...y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios".

¿Pero qué pasa con el sexting entre una pareja casada? Técnicamente, el sexting entre un esposo y su esposa no sería un pecado, ya que una vida sexual satisfactoria es un regalo que Dios da a las parejas casadas. Sin embargo, no es recomendable. Nunca sabemos quién puede leer nuestros mensajes o ver nuestras fotos. Es posible que alguien vea por casualidad fotos de tu cónyuge desnudo/a y, como consecuencia, provoque lujuria en esa persona. ¿Suena improbable? Santiago 1:14-15 dice: "Cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte".

Dadas las recientes revelaciones sobre la vigilancia gubernamental del uso de los teléfonos móviles y de internet, así como la capacidad de los hackers para interceptar las comunicaciones personales, debemos ser cuidadosos en el uso de los teléfonos y de los dispositivos con conexión a internet. Incluso si no estamos haciendo sexting, seguimos enfrentándonos a los problemas de robo de identidad y privacidad de datos.

Lo mejor es seguir el consejo de 1 Corintios 10:31: "Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios".

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Es el sexting un pecado?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries