¿Cuáles son las setenta semanas y los setenta sietes de Daniel?



 

Pregunta: "¿Cuáles son las setenta semanas y los setenta sietes de Daniel?"

Respuesta:
La profecía de las "setenta semanas" o "setenta sietes", es una de las profecías mesiánicas más importantes y detalladas del antiguo testamento. Se encuentra en Daniel 9. El capítulo comienza con Daniel quien está orando por Israel, reconociendo los pecados de la nación contra Dios y pidiendo su misericordia. Mientras Daniel oraba, el ángel Gabriel se le apareció y le dio una visión sobre el futuro de Israel.

Las divisiones de las 70 semanas
En el versículo 24, Gabriel dice: "Un período de setenta conjuntos de siete se ha decretado para tu pueblo y tu ciudad santa (NTV)". Casi todos los comentaristas coinciden en que los setenta "sietes" deben entenderse como setenta "semanas" de años; en otras palabras, un período de 490 años. Estos versículos proporcionan una especie de "reloj", que da una idea de cuando vendrá el mesías y algunos de los eventos que acompañarán su aparición.

La profecía procede a dividir los 490 años en tres unidades más pequeñas: una de 49 años, una de 434 años, y una de siete años. La última "semana" de siete años, se subdivide por la mitad. El versículo 25 dice: "¡Ahora escucha y entiende! Pasarán siete conjuntos de siete más sesenta y dos conjuntos de siete desde el momento en que se dé la orden de reconstruir Jerusalén hasta que venga un gobernante, el Ungido (NTV)". Siete "sietes" es 49 años, sesenta y dos "sietes" son otros 434 años: 49 años + 434 años = 483 años.

El propósito de las setenta semanas
La profecía contiene una declaración acerca del propósito séxtuple de Dios, de que se cumplan estos eventos. El versículo 24 dice que este propósito es 1) "para terminar la prevaricación", 2) "para poner fin al pecado", 3) "para expiar la iniquidad", 4) "para traer la justicia perdurable", 5) "para sellar la visión y la profecía", y 6) "para ungir al santo de los santos".

Observe que estos resultados se refieren a la erradicación total del pecado y al establecimiento de la justicia. La profecía de las 70 semanas resume lo que sucede antes de que Jesús establezca su reino milenario. Cabe destacar el tercer propósito de resultados: "para expiar la iniquidad". Jesús realizó la expiación para el pecado por su muerte en la cruz (Romanos 3:25; Hebreos 2:17).

El cumplimiento de las 70 semanas
Gabriel dice que el reloj profético comenzaría en el momento en que se expidiera el decreto para reconstruir Jerusalén. Serían 483 años a partir de la fecha de dicho decreto hasta el tiempo del mesías. Sabemos por la historia que la orden de "restaurar y reconstruir a Jerusalén", fue dada por el rey Artajerjes de Persia c. 445 a.C (ver Nehemías 2:1-8).

La primera unidad de 49 años (siete "sietes"), cubre el tiempo que se necesitó para la reconstrucción de Jerusalén, "se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos" (Daniel 9:25). Esta reconstrucción se describe en el libro de Nehemías.

Utilizando las costumbres judías de un año de 360 días, los 483 años después del año 445 a.C., nos coloca en el año 30 d.C, que coincidirá con la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén (Mateo 21:1-9). La profecía en Daniel 9, especifica que tras la finalización de los 483 años, "se quitará la vida al mesías" (versículo 26). Esto se cumplió cuando Jesús fue crucificado.

Daniel 9:26 continúa con una predicción que después de que al mesías se le quitara la vida, "el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario". Esto se cumplió con la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. "El príncipe que ha de venir", es una referencia al anticristo, que según parece, tendrá alguna conexión con Roma, ya que fueron los romanos los que destruyeron Jerusalén.

La última semana de las 70 semanas
De los 70 "sietes", 69 ya se han cumplido en la historia. Esto deja todavía un "siete" por cumplirse. La mayoría de los eruditos creen que ahora estamos viviendo en una enorme brecha entre la semana 69 y la semana 70. El reloj profético se ha pausado, por así decirlo. El último "siete" de Daniel es lo que generalmente llamamos el período de la tribulación.

La profecía de Daniel revela algunas de las acciones del anticristo, "el príncipe que ha de venir". El versículo 27 dice, "El gobernante firmará un tratado con el pueblo por un período de un conjunto de siete (NTV)". Sin embargo, "a la mitad de ese tiempo… él establecerá una abominación que causa desolación" en el templo. Jesús nos advirtió de este evento en Mateo 24:15. Después de que el anticristo rompe el pacto con Israel, empezará un tiempo de "gran tribulación" (Mateo 24:21).

Daniel también predice que el anticristo enfrentará un juicio. Él sólo gobierna "hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador" (Daniel 9:27). Dios sólo permitirá que el mal llegue hasta aquí, y el juicio que el anticristo enfrente ya ha sido planeado.

Conclusión
La profecía de las 70 semanas es compleja e increíblemente detallada, y mucho se ha escrito sobre ella. Por supuesto, existen diversas interpretaciones, pero lo que hemos presentado aquí es el punto de vista dispensacional, premilenial. Una cosa es cierta: Dios tiene un calendario, y él está manteniendo todo según lo programado. Él conoce el fin desde el principio (Isaías 46:10), y debemos estar siempre esperando el retorno triunfal de nuestro señor (Apocalipsis 22:7).


Retornar a la página inicial de Español

¿Cuáles son las setenta semanas y los setenta sietes de Daniel?