¿Qué dice la Biblia acerca del ángel Gabriel?



 

Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca del ángel Gabriel?"

Respuesta:
El ángel Gabriel es un mensajero a quién se le encargó que entregara varios mensajes importantes en nombre de Dios. Gabriel se aparece a por lo menos tres personas en la Biblia: primero, al profeta Daniel (Daniel 8:16); luego, al sacerdote Zacarías para profetizar y anunciar el nacimiento milagroso de Juan el Bautista (Lucas 1:19), y finalmente se le aparece a la virgen María para decirle que concebiría y daría a luz un hijo (Lucas 1:26-38). El nombre Gabriel significa “Dios es grandioso”, y siendo el ángel de la anunciación, él es quién reveló que el Salvador se llamaría “Jesús” (Lucas 1:31).

La primera vez que vemos a Gabriel, es cuando se le aparece a Daniel después que el profeta tuvo una visión. La función de Gabriel es para explicar la visión a Daniel (Daniel 8:16) La apariencia a Daniel fue como la de un hombre (Daniel 8:15; 9:21). Cuando Gabriel visitó a Daniel la segunda vez, vino a él “volando con presteza como a la hora del sacrificio de la tarde” (Daniel 9:21). Al decir que Gabriel vino “volando”, podría indicar que tenía alas, sin embargo las alas no se mencionan. También es claro que la apariencia de Gabriel por el contrario fue atemorizante, ya que Daniel se postró sobre su rostro al estar delante de él (Daniel 8:17), y estuvo enfermo algunos días después de su experiencia con el ángel y con la visión (Daniel 8:27).

En Daniel capítulo 10 vemos otra interacción entre el profeta y "uno con la semejanza de hijo de hombre" (versículo 16); sin embargo, no se le da ningún nombre a este mensajero. El ángel dice que ha venido a ayudar a Daniel a entender su visión, por lo que es muy posible que este pasaje también se esté refiriendo al ángel Gabriel. Teniendo en cuenta el lenguaje usado en el pasaje, también es posible que en realidad hayan dos ángeles con Daniel, el que está hablando con él y otro que lo está fortaleciendo para que pueda responder (Daniel 10:16, 18). El ángel también se refiere a una batalla que ocurre en los lugares celestiales. Este ángel, que lógicamente podemos suponer que es el ángel Gabriel y el ángel Miguel, aparentemente estaban involucrados en la batalla con una serie de reyes y príncipes demoníacos, incluidos aquellos llamados el príncipe o reyes de Persia (versículo 13) y el príncipe de Grecia (versículo 20).

Gabriel dice que fue enviado desde el cielo como respuesta concreta a la oración de Daniel. Gabriel había salido para traer la respuesta tan pronto como Daniel empezó a orar (Daniel 10:12). Pero Gabriel encontró oposición en el camino: "Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días" (Daniel 10:13), y realmente le impidió que llegará a Daniel tan rápidamente como se suponía que lo podría haber hecho. Aquí tenemos un vistazo del mundo espiritual y las batallas que se están llevando a cabo entre bambalinas. Los santos ángeles como Gabriel están haciendo la voluntad de Dios, pero otros seres espirituales que sólo quieren la maldad en el mundo, se están oponiendo.

El mensaje que Gabriel le entregó al sacerdote Zacarías, el padre de Juan el Bautista, fue en el templo mientras Zacarías estaba ministrando al Señor. Gabriel se apareció a la derecha del altar del incienso (Lucas 1:11), un símbolo de oración, y le dijo a Zacarías que sus oraciones habían sido escuchadas (versículo 13). Elisabet, la esposa estéril de Zacarías, iba a concebir y dar a luz un hijo; este milagroso niño se llamaría Juan, y él cumpliría la profecía de la venida de Elías (versículo 17; cf. Malaquías 4:5). El anuncio de Gabriel fue recibido con incredulidad, así que Gabriel dejó mudo al incrédulo sacerdote hasta el día de la circuncisión del niño (Lucas 1:20, 59-64).

La aparición de Gabriel a María fue para anunciar el nacimiento virginal del Señor Jesucristo. La madre del Mesías tenía asegurada la gracia de Dios (Lucas 1:30), y se le dijo que su hijo iba a cumplir el pacto Davídico: "Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin" (versículos 32-33). En respuesta a la pregunta de María acerca de cómo iba a suceder ya que ella era virgen, el ángel Gabriel dijo que la concepción sería el resultado de la obra del Espíritu Santo en ella, y por lo tanto "el santo ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios" (versículo 35).

Gabriel fue recibido con temor en las tres apariciones, y tuvo que comenzar sus conversaciones con palabras de consuelo y ánimo para Daniel, Zacarías y María. Es posible que Gabriel también hubiera sido el ángel que se le apareció a José en Mateo 1:20, pero esto no es seguro, ya que en las Escrituras no se menciona el nombre del ángel. Lo que sí sabemos es que Gabriel es uno de los buenos y santos ángeles de Dios. Él tiene una posición favorable como un ángel que "está delante de Dios" (Lucas 1:19), y fue escogido para entregar mensajes importantes del amor y la gracia especial de Dios, a las personas elegidas para formar parte del plan de Dios.


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia acerca del ángel Gabriel?