¿Si el pueblo judío no ofrece sacrificios de animales, ¿cómo creen que pueden recibir el perdón de Dios?


Pregunta: "¿Si el pueblo judío no ofrece sacrificios de animales, ¿cómo creen que pueden recibir el perdón de Dios?"

Respuesta:
La costumbre judía del sacrificio de animales en la práctica finalizó en el año 70 d.C., el año en que los romanos destruyeron el templo en Jerusalén. Con la destrucción de templo, ya no hay lugar para que se ofrezcan los sacrificios de conformidad con la ley mosaica (ver Deuteronomio 12:13-14). Varias veces en el antiguo testamento, se deja claro que los sacrificios eran necesarios para hacer expiación por el pecado (por ejemplo, Éxodo 29:36; Levítico 4:31; 9:7; 14:19; 15:15; Números 15:25). El derramamiento de sangre era lo que consagraba las cosas y las personas al Señor (Levítico 16:19; véase Hebreos 9:22).

Sin sacrificio de sangre hoy en día, los judíos no tienen ninguna manera lícita para expiar su pecado. La pascua aún se observa, pero sin el sacrificio. El Yom Kipur (Día de la Expiación) está todavía en el calendario, pero nunca hay una ofrenda por el pecado. Las estipulaciones de la ley mosaica no han cambiado, aunque el pueblo judío no puede hacer lo correcto con Dios, es decir, no puede encontrar el perdón sin el sacrificio de un animal.

Los judíos modernos creen que el perdón de pecados se obtiene por medio del arrepentimiento, la oración y las buenas obras. Ellos usan versos como Oseas 6:6 para quitar valor a la necesidad de los sacrificios: "Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos". Aun así, es difícil pasar por alto pasajes tales como Levítico 17:11, "Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona".

La realidad es que no hay perdón sin derramamiento de sangre (Hebreos 9:22). Los sacrificios de los animales en el antiguo pacto, han sido reemplazados por el sacrificio de Jesús, el Mesías, por los pecados una vez y para siempre. Como Jesús estableció el nuevo pacto, Él "es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto" (Hebreos 9:15).

A menos de una generación del sacrificio de Cristo, el templo judío fue destruido; ya no existía más la necesidad de sacrificios de animales, porque Cristo había cumplido los justos requerimientos de la ley (Mateo 5:17). Los sacrificios animales eran simplemente un tipo del sacrificio perfecto, el cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1:29). El sacrificio de Cristo pagó la deuda del pecado por toda la humanidad, tanto para judíos como para gentiles (Romanos 1:16; Hebreos 9:12-15).

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Si el pueblo judío no ofrece sacrificios de animales, ¿cómo creen que pueden recibir el perdón de Dios?

Suscríbete a la pregunta de la semana