¿Qué es el día de la expiación (Yom Kippur)?


Pregunta: "¿Qué es el día de la expiación (Yom Kippur)?"

Respuesta:
El día de expiación (Levítico 23:27-28), también conocido como Yom Kippur, fue el día santo más solemne de todas las fiestas y festivales israelitas, que ocurrían una vez al año en el décimo día de Tishrei, el séptimo mes del calendario hebreo. Ese día, el sumo sacerdote tenía que llevar a cabo rituales para expiar los pecados del pueblo. Descrito en Levítico 16:1-34, el ritual de la expiación comenzó con Aaron, o los futuros sumos sacerdotes de Israel, que entraban al lugar santísimo. Dios destacaba la solemnidad de la jornada diciéndole a Moisés que advirtiera a Aarón para no entrar en el lugar santísimo cada vez que sentía hacerlo, sino solamente en este día especial una vez al año, para que no muriera (v. 2). Esta era una ceremonia que no había que tomarse a la ligera, y el pueblo tenía que entender que la expiación por el pecado debía hacerse a la manera de Dios.

Antes de entrar en el tabernáculo, Aarón tenía que lavar su cuerpo y colocarse una ropa especial (v. 4), luego, sacrificar un becerro como ofrenda por el pecado para él y su familia (v. 6, 11). La sangre del becerro había que esparcirla en el arca del pacto. Después, Aarón debía traer dos machos cabríos, uno para ser sacrificado "a causa de las impurezas de los hijos de Israel, de sus rebeliones y de todos sus pecados" (v. 16), y su sangre era rociada en el arca del pacto. El otro macho cabrío fue utilizado como chivo expiatorio. Aarón ponía sus manos sobre su cabeza y confesaba sobre él la rebelión y la maldad de los hijos de Israel, y lo soltaba en el desierto por mano de un hombre destinado para esto (v. 21). El macho cabrío llevaba sobre sí todos los pecados del pueblo, que eran perdonados por otro año (v. 30).

El significado simbólico del ritual, especialmente para los cristianos, se ve primero en el lavado y la limpieza del sumo sacerdote, el hombre que liberaba el macho cabrío, y el hombre que llevaba los animales sacrificados fuera del campamento para quemarlos (v. 4, 24, 26, 28). Las ceremonias del lavamiento de los israelitas a menudo eran requeridas en todo el antiguo testamento y simbolizaban la necesidad que la humanidad tiene de ser limpia del pecado. Pero no fue hasta que Jesús vino a hacer el sacrificio "una vez y para siempre" que la necesidad de ceremonias de purificación cesó (Hebreos 7:27). La sangre de los toros y de los machos cabríos sólo podía expiar los pecados si el ritual se realizaba continuamente, año tras año, mientras que el sacrificio de Cristo fue suficiente para todos los pecados de todos los que llegaran a creer en Él. Cuando se hizo Su sacrificio, Él declaró, "consumado es" (Juan 19:30). Luego, Él se sentó a la diestra de Dios, y ya no se necesita ningún otro sacrificio (Hebreos 10:1-12).

La suficiencia y la totalidad del sacrificio de Cristo también se ve en los dos machos cabríos. La sangre del primer macho cabrío se rociaba sobre el arca, en un ritual que apaciguaba la ira de Dios por otro año. El segundo macho cabrío llevaba los pecados del pueblo al desierto donde eran olvidados y ya no se aferraban al pueblo. El pecado se apaciguaba y se expiaba a la manera de Dios (sólo por el sacrificio de Cristo en la cruz). La propiciación es el acto de aplacar la ira de Dios, mientras que la expiación es el acto de reparar el daño por el pecado y quitarlo del pecador. Ambas cosas se alcanzan eternamente por Cristo. Cuando Él mismo se sacrificó en la cruz, aplacó la ira de Dios contra el pecado, tomando esa ira sobre sí mismo: "Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira" (Romanos 5:9). La eliminación del pecado por el segundo macho cabrío era una viva parábola de la promesa de que Dios removería nuestras transgresiones de nosotros cuanto está lejos el oriente del occidente (Salmos 103:12) y que Él ya no los recordaría más (Hebreos 8:12; 10:17). Aun hoy los judíos celebran el día anual de la expiación, que cae en diferentes días cada año, en septiembre y octubre, tradicionalmente guardando este día santo con un período de 25 horas de ayuno y de intensa oración, a menudo, pasando la mayor parte del día en los servicios de la sinagoga.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el día de la expiación (Yom Kippur)?

Suscríbete a la pregunta de la semana