settings icon
share icon
Pregunta

¿Por qué se consideraba impuro al marido y a la mujer después de haber tenido relaciones sexuales?

Respuesta


Levítico 15:18 dice: "Y cuando un hombre yaciere con una mujer y tuviere emisión de semen, ambos se lavarán con agua, y serán inmundos hasta la noche". Este mandamiento debe estar hablando de las relaciones sexuales entre una pareja casada, ya que en otras partes la Ley prohíbe el adulterio y la fornicación. Por lo tanto, cada vez que un esposo y una esposa tuvieran relaciones sexuales, serían considerados impuros por el resto del día. Si el sexo conyugal no es pecaminoso, parece extraño que haga impura a una pareja casada.

Ser impuro según la Ley no era sinónimo de ser pecador. La Ley del Antiguo Testamento habla de dos tipos de impureza: la moral y la ceremonial. La impureza moral era causada por actos inmorales como los enumerados en Levítico 20:10-21, con castigos que iban desde la falta de hijos hasta la muerte. La "impureza" causada por el sexo marital era de tipo ceremonial y no acarreaba ningún castigo.

Una persona impura tenía que evitar tocar las cosas sagradas y seguir las instrucciones de la Ley para volver a un estado de limpieza. La impureza impedía a la persona acercarse al santuario (Números 5:3). Una persona impura no podía comer alimentos consagrados ni siquiera traerlos como diezmo (Levítico 7:20-21; Deuteronomio 26:14). Si una persona era impura durante el tiempo de la Pascua, tenía que esperar un mes antes de celebrar la fiesta (Números 9:6-13).

Además de las relaciones sexuales maritales, había otras causas de impureza ceremonial. Una emisión nocturna de semen hacía que un hombre fuera ceremonialmente impuro ese día, y tenía que pasar el día fuera del campamento (Deuteronomio 23:10-11). Además, las mujeres eran ceremonialmente impuras cuando menstruaban (Levítico 15:19-23) y después de dar a luz (Levítico 12:1-8). En el matrimonio, dos se convierten en uno (Génesis 2:24; Mateo 19:4-6) y comparten la impureza ceremonial en la unión sexual (Levítico 15:18). Pero no hay nada pecaminoso o inmoral en el sexo conyugal, el cual fue ideado y decretado por Dios para los humanos, incluso antes de que el pecado entrara en la raza humana (Génesis 1:28).

Podemos suponer que Dios tuvo numerosas razones para establecer estas reglas que rigen la impureza, desde la higiene física para los individuos y las comunidades hasta ayudar a las parejas a apreciar lo especial que es el don del sexo por parte de Dios. Por el contrario, algunas sociedades antiguas habían caído en un estado escandalosamente sucio y salvaje, viviendo más como animales salvajes movidos por todo tipo de impulsos que como la más alta creación de Dios, hecha a Su imagen (Génesis 1:26-27).

Pero el fin último de todo lo que hay en la Ley es espiritual. En el caso de las leyes que rigen la impureza, el propósito era mostrar al pueblo de Israel que Dios es santo y la humanidad no. El hecho de que las relaciones sexuales normales hicieran que una pareja casada se volviera ceremonialmente impura, muestra que somos impuros ante Dios, incluso cuando no estamos cometiendo abiertamente un pecado. Somos personas caídas que viven en un mundo caído, e incluso las actividades cotidianas de la vida nos ensucian. Necesitamos limpiarnos antes de poder acercarnos al Dios Santo.

Dios dijo a Israel: "Habéis, pues, de serme santos, porque yo el Señor soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos" (Levítico 20:26). La falta de santidad de Israel se mantuvo en primer plano en la Ley. "¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones" (Gálatas 3:19). Lo que Israel necesitaba -y lo que todos nosotros necesitamos- es la fe de Abraham, porque "los que son de fe, éstos son hijos de Abraham" (versículo 7), es decir, los que confían en las promesas de Dios son receptores de la bendición de Dios.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Por qué se consideraba impuro al marido y a la mujer después de haber tenido relaciones sexuales?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries