GotQuestions.org > Español > Preguntas acerca de La Oración > Puede la fe cambiar el plan de Dios

¿Puede la fe cambiar el plan de Dios?


 
Pregunta: "¿Puede la fe cambiar el plan de Dios?"

Respuesta:
Una respuesta sencilla es que nada puede cambiar el plan perfecto y soberano de Dios. Sin embargo, Dios puede dar, y de hecho da, el don de la fe y obra a través de esa fe en las personas para llevar a cabo Su plan. Así que, desde nuestra perspectiva humana, pareciera que nuestro ejercicio de la fe cambia la forma en que Dios actúa.

Por ejemplo, en algunas ocasiones Jesús sanó a personas y dijo: "Tu fe te ha sanado" (Mateo 9:22; Lucas 17:19). En Marcos 6:1-6 y Mateo 13:53-58, Jesús está enseñando en Su ciudad natal, Nazaret, y los habitantes lo rechazan. Marcos dice: "Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos" (Marcos 6:5-6). Por tanto, la Biblia contiene ejemplos en los que Dios actúa (o no actúa) como respuesta directa a la fe (o a la falta de ella) de las personas. ¿Acaso la fe de una persona cambia el plan de Dios? Desde una perspectiva humana, parece que Jesús, Dios Hijo, hizo algo diferente de acuerdo al nivel de fe de otra persona. Sin embargo, desde la perspectiva de Dios, Él ya sabía a quién sanaría y a quién no. En ese sentido, el plan de Dios no cambió.

La dificultad con la pregunta de si la fe cambia el plan de Dios, tiene que ver con la pregunta general sobre la voluntad de Dios y la elección humana. Dios conoce todas las cosas y tiene un plan perfecto. Sin embargo, también ordena a las personas que hagan ciertas cosas, cumpliendo así Su plan a través de las personas. Además, Dios permitió que el pecado entrara en el mundo y aún permite el sufrimiento hoy en día. Estas cosas no son parte de la voluntad decretada de Dios, pero son parte de Su voluntad permisiva. El plan final de Dios para la humanidad, y el camino que debe tomar para cumplir ese plan, es mucho más grande y complejo de lo que podemos comprender. Hay lugar tanto para los mandatos de Dios para nosotros como para Su presciencia de cómo responderemos a Sus mandatos.

Jesús enseñó: "De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, ...sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho" (Mateo 21:21). La fe es extremadamente importante en nuestro caminar con Dios (Hebreos 11:6). Incluso una pequeña cantidad de fe puede lograr grandes cosas, no porque la fe sea un poder especial que poseemos, sino porque el objeto de nuestra fe, Dios mismo, es todopoderoso, y nos pide que confiemos en Él.

La fe también es importante en la salvación, pero incluso la fe que nos salva no cambia el plan de Dios. Dios nos eligió en Cristo antes de la fundación del mundo (Efesios 1:4), y recibimos la fe como un don (Efesios 2:8-9). Después de la salvación, seguimos caminando por fe (2 Corintios 5:7). Y ese caminar por fe sigue cumpliendo el plan de Dios: "Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas" (Efesios 2:10). De principio a fin, el plan de Dios se lleva a cabo, ya que Él usa a personas llenas de Espíritu y de fe para producir Su fruto en el mundo.

Hebreos 11 es conocido como el capítulo de la fe. Este pasaje ofrece numerosos ejemplos de personajes bíblicos que por la fe vivieron para Dios. El autor de Hebreos enfatiza sus ejemplos como modelos que debemos seguir. A pesar de sus muchas luchas y dificultades, estos individuos mostraron que Dios actuaba a través de su fe al punto de cambiar sus propias vidas y el curso de la historia. Hebreos 11:30 describe brevemente un acontecimiento en la vida de Josué: "Por la fe cayeron los muros de Jericó después de rodearlos siete días". ¿Pudo la fe de Josué cambiar el plan de Dios? ¿La marcha del ejército persuadió finalmente a Dios para que actuara en el séptimo día? ¿O Dios había planeado derribar los muros de Jericó desde el principio? La respuesta bíblica es que era la voluntad soberana de Dios conquistar Jericó, y que utilizó a un hombre fiel y a un pueblo obediente para cumplir Su propósito.

La fe no cambia el plan final de Dios, aunque es una parte esencial de la vida cristiana (2 Corintios 4:18). La fe implica cómo llegamos a conocer a Dios, cómo vivimos para Él y cómo compartimos Su mensaje con los demás.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Puede la fe cambiar el plan de Dios?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana