¿Qué clase de oraciones debemos hacer por los no creyentes?



 

 

Pregunta: "¿Qué clase de oraciones debemos hacer por los no creyentes?"

Respuesta:
Podemos aprender a orar por los no creyentes, siguiendo el ejemplo de las oraciones que Jesús oró. Juan 17 es la oración más larga que se registra de Jesús y nos muestra cómo él oraba. El versículo 3 dice, "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado". Él oró para que la gente llegara a conocer a Dios el padre. Y la forma para poder llegar a conocer a Dios es a través de Cristo su hijo (Juan 14:6; 3:15-18). Si este fue el deseo de Jesús, sabemos que estamos en lo correcto cuando oramos de manera similar. Cualquier oración que está de acuerdo con Dios es una oración eficaz (1 Juan 5:14; Santiago 5:16).

Segunda Pedro 3:9 también nos da un vistazo con respecto al corazón de Dios hacia los incrédulos. Dice, "El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento". No es el deseo de Dios que alguien pase la eternidad lejos de su presencia (Romanos 6:23). Cuando oramos por arrepentimiento en la vida de los incrédulos, estamos de acuerdo con Dios. También podemos orar por oportunidades para ser las manos y los pies de Jesús para que la gente pueda llegar a conocer su bondad (Gálatas 6:10; Colosenses 4:5; Efesios 5:15-16). Podemos orar por denuedo, como lo hicieron los apóstoles, para aprovechar esas oportunidades cuando Dios las ponga a disposición (Hechos 4:13, 29; Efesios 6:19).

También podemos orar para que Dios que orqueste cualquier circunstancia que sea necesaria para convertir los corazones obstinados hacia el arrepentimiento. Salmo 119:67 dice, "Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; mas ahora guardo tu palabra". A menudo dolorosas circunstancias son necesarias para llegar a Cristo. Cuando oramos por los seres queridos que no conocen a Jesús, es tentador pedirle a Dios que los proteja y bendiga. Sin embargo, a veces es necesario orar al contrario si eso es lo que se necesita para romper el control que la idolatría tiene en sus vidas. La comodidad, el materialismo, la sensualidad y la adicción son falsos dioses que mantienen a los incrédulos en la esclavitud. Orar por la voluntad de Dios requerirá que le pidamos que quite su protección y comodidad de ellos para que lleguen al lugar donde deben buscar a Dios. Lo más importante para nuestros seres queridos inconversos, es que busquen a Dios y lo encuentren.

A Dios le agrada cuando oramos por otros (1 Timoteo 2:1-4). Es una manera de mostrar el amor por otras personas (1 Juan 4:7). Incluso cuando no estamos seguros de cómo orar, podemos consolarnos con la promesa de Romanos 8:26. Dios sabe que nosotros no siempre sabemos por qué orar. Él nos ha enviado el Espíritu Santo para que interceda por nosotros, para que los deseos de nuestros corazones sean transportados a la sala del trono del cielo.


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué clase de oraciones debemos hacer por los no creyentes?