¿Qué dice la biblia acerca de mezcla de familias cristianas?


Pregunta: "¿Qué dice la biblia acerca de mezcla de familias cristianas?"

Respuesta:
La mezcla de familias cristianas se está volviendo más y más común. Dios pone un valor muy alto en la familia y en el cuidado y apoyo mutuo. Los hombres deben manejar muy bien a sus familias y educar a sus hijos para que respeten (1 Timoteo 3:4). Una mujer debe enseñar a otras lo que es bueno, prudentes, sujetas a sus maridos y que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos (Tito 2:3-5). El cuidado de nuestros familiares, especialmente aquellos que viven en nuestra casa, es de suma importancia (1 Timoteo 5:8). Los hijos deben ser obedientes y honrar a sus padres, con tal que los padres no le pidan a los hijos que hagan algo en contra de la voluntad de Dios (Efesios 6:1-3). Cuando los hijos crecen, tienen la responsabilidad de compensar a sus padres teniendo cuidado de ellos en su vejez (1 Timoteo 5:4). Estos principios se aplican por igual a las familias, ya sea que estén mezcladas o no.

La única relación que tiene prioridad por encima el matrimonio, debería ser la que tenemos con Dios. Cuando Él es el centro de un matrimonio, se convertirá automáticamente en el centro de una familia. Dios unió a Adán y Eva siendo ellos el primer esposo y esposa. Dios formó a Eva de la costilla de Adán, lo que nos muestra que los hombres y las mujeres deben dejar a su padre y madre y unirse para siempre, inseparablemente (Génesis 2:24; Mateo 19:5). Cuanto más fuerte sea la unidad del matrimonio, más fuerte será toda la familia.

Cuando dos familias se juntan para conformar una familia mezclada o combinada, vienen de diferentes familias con diferentes normas, diferentes tradiciones y diferentes maneras de hacer las cosas. Es importante que los hijos reciban ayuda a través de los grandes cambios que experimentarán durante la transición a la vida de una nueva familia compuesta por dos familias. La cooperación, la paciencia y la comunicación será la clave. Los hijos deben sentirse aceptados y seguros en el amor tanto de los padres como de los padrastros. Las reglas de la disciplina se deben establecer y aplicar de manera justa para todos los hijos.

Cuando hay una familia adoptiva, a menudo hay una división de tiempo cuando el hijo o los hijos visitan el padre que no tiene la custodia. Hay que tratar de mantener una buena relación con los otros padres y, si es posible, deben tener la misma estrategia sobre la disciplina/las tareas y las reglas en ambas casas. Haga que la casa sea estructurada y predecible. Siempre debemos apoyarnos mutuamente; Jesús recurrió a Su "padrastro" José para que lo acompañara y apoyara. Jesús reconoció la necesidad de un sistema de apoyo (Mateo 26:38) y también la necesidad de un tiempo a solas para estar espiritualmente renovado. En una familia, debemos estar siempre alentando y estimulando. También debemos ser un buen ejemplo de la piedad y comportarnos con integridad y con instrucción de parte del Señor.

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la biblia acerca de mezcla de familias cristianas?

Suscríbete a la pregunta de la semana