¿Qué es el don espiritual de la interpretación de lenguas?



 

Pregunta: "¿Qué es el don espiritual de la interpretación de lenguas?"

Respuesta:
Junto con el don de hablar en lenguas, hay otro don espiritual mencionado en 1 Corintios 12:10, el don de la interpretación de lenguas. El don de la interpretación de lenguas es la habilidad para traducir de un idioma extranjero al idioma de los oyentes. El don de la interpretación de lenguas es un don separado, pero pareciera haber sido usado juntamente con el don de hablar en lenguas.

El don de lenguas fue la habilidad sobrenatural en que una persona habló en un idioma extranjero que nunca había aprendido. Vemos el uso de este don en Hechos 2:4-12, cuando los judíos en Jerusalén escucharon el evangelio siendo predicado en una gran variedad de idiomas. Entonces, una persona con el don de la interpretación de lenguas, podría entender lo que una persona que hablaba en lenguas estaba diciendo, aunque no supiera el idioma que se estaba usando. Esta falta de conocimiento previo de un idioma, es lo que diferencia el don espiritual del don natural, de poder entender y hablar una variedad de idiomas. El que interpretaba las lenguas escuchaba a la persona que hablaba en otras lenguas y luego comunicaba el mensaje a cualquiera que estuviera presente y que no pudiera entender el idioma. El objetivo era que todos pudieran entender y beneficiarse de la verdad que se había hablado. De acuerdo al apóstol Pablo, y de acuerdo a las lenguas descritas en el libro de los Hechos, el don de las lenguas fue para comunicar el mensaje de Dios, directamente a otra persona en su idioma nativo. Claro, si las personas presentes no podían entender el idioma hablado, las lenguas eran inútiles, y eso fue lo que hizo necesario que hubiera una persona que interpretara las lenguas o que las tradujera. El propósito era la edificación de la iglesia (1 Corintios 14:5,12).

Uno de los problemas en la iglesia de Corinto era que los que hablaban en lenguas, lo estaban haciendo en el servicio, ejercitando el don de las lenguas sin que hubiera un intérprete y sin nadie presente que hablara ese idioma. El resultado era que la persona que hablaba en lenguas estaba llamando la atención, pero sus palabras carecían de sentido, ya que nadie podía entender. Pablo fuertemente advirtió que todo el uso de las lenguas en la iglesia, debía ser interpretada: “Pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida” (1 Corintios 14:19). No había beneficio para otros miembros de la iglesia en escuchar algo que no podían entender. Ejercitar el don de lenguas en la iglesia, simplemente por demostrar a los demás que alguien tenía el don, era un acto de presunción y no aportaba nada. Pablo le dijo a los corintios que si dos o tres que hablaban en lengua extraña querían hablar en una reunión, entonces era necesario que hubiera alguien que la interpretara. De hecho, “y si no hay interprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios” (1 Corintios 14:28)

La naturaleza temporal del don de lenguas, implica que el don de la interpretación de las mismas también fue de naturaleza temporal. Si el don de hablar en lenguas estuviera activo hoy en día en la iglesia, se debería hacer de acuerdo a las Escrituras. Sería un idioma real y entendible (1 Corintios 14:10). Sería para el propósito de comunicar la Palabra de Dios a una persona que hablara otro idioma (Hechos 2:6-12), y se haría “decentemente y con orden” (1 Corintios 14:40), “pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos” (1 Corintios 14:33).


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el don espiritual de la interpretación de lenguas?