settings icon
share icon
Pregunta

¿Es ilimitada la expiación de Cristo?

Respuesta


La Biblia tiene mucho que decir sobre la expiación de Cristo. La pregunta es si Su sacrificio proporcionó una expiación limitada o ilimitada. La palabra expiación significa "satisfacción o reparación de un daño o perjuicio; enmienda". La doctrina de la expiación ilimitada afirma que Cristo murió por todas las personas, ya sea que crean o no en Él. Cuando se usa para la obra consumada de Jesús en la cruz, la expiación está relacionada con la reconciliación de Dios y la humanidad, que se logra a través del sufrimiento y la muerte de Cristo. Pablo resalta la obra expiatoria de Jesús cuando dice, "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida" (Romanos 5:8-10).

La forma en que se llevó a cabo esta reconciliación o reparación de los errores y lo que implicaba el acto, ha sido objeto de debate por los teólogos durante siglos. Hay por lo menos nueve posiciones diferentes sobre la expiación de Cristo, que incluyen tanto el hecho de que la expiación sea un mero ejemplo positivo para nosotros (la teoría del Ejemplo Moral), como el hecho de que sea un acto judicial sustitutivo (la teoría de la Sustitución Penal).

Pero quizás el debate más polémico sobre la expiación de Jesús se centra en lo que se denomina expiación "limitada" o "definitiva". Un movimiento teológico (compuesto principalmente por aquellos que sostienen el arminianismo y el wesleyanismo) cree que Cristo murió en la cruz por todos los que alguna vez han vivido. El otro grupo teológico, formado por pensadores reformados, que a menudo se llaman "calvinistas" por el reformador Juan Calvino, dice que Jesús sólo murió por aquellos que el Padre eligió desde la fundación del mundo para ser salvos. A este grupo de individuos redimidos se les suele llamar los "elegidos" o los "escogidos" de Dios. ¿Cuál es la posición correcta? ¿Jesús murió por todos en el mundo o sólo por un grupo selecto de individuos?

¿Todos van a ser salvos?
Al examinar este tema, la primera pregunta que hay que hacer es esta: ¿se salvarán todos por la obra expiatoria de Cristo? Aquellos que mantienen una posición llamada universalismo dicen "sí". Los universalistas argumentan que, debido a que Cristo murió por todos y todos los pecados de la humanidad fueron puestos/castigados en Cristo, todos pasarán la eternidad con Dios.

Las Escrituras, sin embargo, se oponen a tal enseñanza (que se remonta a un maestro llamado Laelius Socinus en el siglo XVI). La Biblia deja muy claro que mucha gente se perderá, con sólo unos pocos versículos que resaltan este hecho:

• "Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua" (Daniel 12:2)

• "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan" (Mateo 7:13-14)

• "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad'" (Mateo 7:22-23)

• "E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna" (Mateo 25:46)

• "Los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder" (2 Tesalonicenses 1:9)

• "Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20:15)

Como no todos se salvarán, hay un hecho ineludible que hay que entender: la expiación de Cristo es limitada. Si no lo es, entonces el universalismo debe ser verdadero, y sin embargo la Escritura enseña claramente que no todos se van a salvar. Así que, a menos que uno sea un universalista y pueda derrotar la evidencia bíblica anterior, uno debe aferrarse a alguna forma de expiación limitada.

Entonces, ¿cómo es la expiación limitada?
La siguiente pregunta importante que debemos examinar es la siguiente: si la expiación es limitada (y lo es), ¿cómo es limitada? La famosa declaración de Jesús en Juan 3:16 proporciona la respuesta: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna". En este pasaje se encuentra la condición necesaria que limita la expiación: "todo aquel que cree" (literalmente en griego: "todos los creyentes"). En otras palabras, la expiación se limita a los que creen y sólo a los que creen.

¿Quién limita la expiación?
Los dos campos teológicos mencionados anteriormente no discutirán este punto — la expiación de Cristo se limita a los que creen. El desacuerdo se produce en la siguiente pregunta que se plantea: ¿quién limita la expiación, Dios o el hombre? Los calvinistas/pensadores reformados sostienen que Dios limita la expiación al elegir a aquellos a quienes salvará, y por lo tanto Dios solamente puso sobre Cristo los pecados de aquellos que había elegido para la salvación. La posición arminiana/wesleyana afirma que Dios no limita la reparación de Cristo, sino que es la humanidad la que limita la expiación eligiendo libremente aceptar o rechazar la oferta que Dios le hace para la salvación.

Una forma común de los teólogos armenios/wesleyanos para establecer su posición es que la expiación es ilimitada en su invitación, pero limitada en su aplicación. Dios ofrece la invitación a todos; sin embargo, sólo a aquellos que responden con fe al mensaje del evangelio se les aplica la obra de la expiación a su condición espiritual.

Para apoyar la posición de que es la humanidad, y no Dios, la que limita la expiación, el arminiano/wesleyano enumera una serie de versículos de las Escrituras, entre los que se incluyen los siguientes:

• "Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo" (1 Juan 2:2, énfasis añadido)

• "El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29, énfasis añadido)

• "Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo" (Juan 6:51, énfasis añadido)

• "Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo" (Juan 12:32, énfasis añadido)

• "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo" (1 Timoteo 2:5–6, énfasis añadido)

• "Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos" (Hebreos 2:9, énfasis añadido)

• "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina" (2 Pedro 2:1, énfasis añadido)

Además de las referencias bíblicas anteriores, el teólogo arminiano/wesleyano también proporciona una serie de argumentos lógicos para sustentar este caso. El más común es que, si Dios es todopoderoso, ¿cómo podría Cristo no morir por todos? ¿No ama Dios a todas y cada una de las personas (cf. Juan 3:16)? Ellos ven una expiación limitada por Dios como una negación de la omnibenevolencia de Dios.

Además, el arminiano/wesleyano cree que una expiación limitada por Dios es devastadora para el mensaje del evangelio. ¿Cómo puede un evangelista predicar que "Cristo murió por ti" si Cristo no murió por todos? Dicen que hay una completa falta de confianza al afirmar a una persona que Cristo murió por ella ya que el evangelista no tiene una idea real (dada una expiación limitada por Dios) si ese es realmente el caso.

Expiación ilimitada — la conclusión
A menos que uno sea un universalista y crea que al final todos se salvarán, un cristiano debe aferrarse a alguna forma de expiación limitada. El punto clave de desacuerdo es sobre quién limita esa expiación... ¿Dios o el hombre? Aquellos que desean mantener una expiación limitada por Dios deben responder a los argumentos bíblicos presentados por aquellos que mantienen una expiación limitada por el hombre y también explicar cómo se puede describir a Dios en las Escrituras diciendo que es totalmente amoroso y sin embargo no hacer que Su Hijo muera por todos.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Es ilimitada la expiación de Cristo?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries