¿Qué significa que Jesús es nuestro mediador?



 

Pregunta: "¿Qué significa que Jesús es nuestro mediador?"

Respuesta:
Un mediador es una persona que intercede, es decir, uno que actúa como intermediario para trabajar con las partes enfrentadas a fin de lograr una conciliación. Un mediador intenta influir en un desacuerdo entre las dos partes, con el objetivo de resolver un conflicto. Sólo hay un mediador entre la humanidad y Dios, y ese es Jesucristo. En este artículo, veremos por qué Dios tiene una disputa con nosotros, por qué Jesús es nuestro mediador, y por qué estamos condenados si tratamos de representarnos a nosotros mismos delante de Dios.

Dios tiene una disputa con nosotros a causa del pecado. El pecado se describe en la Biblia como la transgresión de la ley de Dios (1 Juan 3:4) y la rebelión en contra de Dios (Deuteronomio 9:7; Josué 1:18). Dios odia el pecado, y el pecado está entre todos nosotros y Él. "No hay justo, ni aun uno" (Romanos 3:10). Todos los seres humanos son pecadores a causa del pecado que hemos heredado de Adán, así como el pecado que cometemos diariamente. El único pago justo por este pecado, es la muerte (Romanos 6:23), no sólo la muerte física, sino la muerte eterna (Apocalipsis 20:11-15). El justo castigo por el pecado es una eternidad en el infierno.

Nada de lo que podamos hacer por nuestra propia cuenta sería suficiente para mediar entre nosotros y Dios. Por más buenas obras o porque guardemos la ley, no nos hace lo suficientemente justos para estar delante de un Dios santo (Isaías 64:6; Romanos 3:20; Gálatas 2:16). Sin un mediador, estamos destinados a pasar la eternidad en el infierno, ya que es imposible salvarnos a nosotros mismos de nuestro pecado. ¡A pesar de todo, hay esperanza! "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2:5). Jesús representa a aquellos que han depositado su confianza en Él, ante el trono de la gracia de Dios. Él intercede por nosotros, más que un abogado intercede por su cliente, diciéndole al juez, "Su señoría, mi cliente es inocente de todos los cargos que se le imputan." Eso es verdad también para nosotros. Algún día nos encontraremos cara a cara con Dios, pero lo haremos siendo pecadores completamente perdonados a causa de la muerte de Jesús por nosotros. ¡El "abogado defensor" llevó el castigo por nosotros!

Vemos una prueba más de esta consoladora verdad en Hebreos 9:15: "Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna". Es por causa del gran mediador que podemos estar ante Dios, revestidos de la justicia de Cristo mismo. En la cruz Jesús intercambió nuestro pecado por su justicia (2 Corintios 5:21). Su mediación es la única forma de salvación.


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué significa que Jesús es nuestro mediador?