¿Quiénes fueron los espíritus encarcelados?



 

Pregunta: "¿Quiénes fueron los espíritus encarcelados?"

Respuesta:
Los "espíritus encarcelados" se mencionan en el contexto de lo que Jesús hizo en el tiempo transcurrido desde Su muerte y Su resurrección. 1 Pedro 3:18-20 dice: "Siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca". Observe que el cuerpo de Jesús estaba muerto y en espera de la resurrección, pero estaba espiritualmente vivo durante el tiempo en que visitó a los espíritus encarcelados. Como antecedente, lea nuestro artículo sobre "¿Dónde estaba Jesús los tres días desde el momento de Su muerte hasta Su resurrección?"

Sabemos cuatro cosas sobre los espíritus que se mencionan en 1 Pedro 3:19. Son intangibles, están encarcelados, su pecado se cometió antes del diluvio, y Jesús visitó el lugar de su cautiverio para anunciarles algo. El tema de algunas especulaciones a través de los años, ha sido el saber exactamente quiénes son estos espíritus.

En primer lugar, veamos la palabra espíritus. Es una traducción de la palabra griega pneumasin, una forma de la palabra pneuma, que significa "aire, soplo, viento". Se usa en el Nuevo Testamento para referirse a los ángeles (Hebreos 1:14), a los demonios (Marcos 1:23), al espíritu de Jesús (Mateo 27:50), al Espíritu Santo (Juan 14:17), y a la parte espiritual del hombre (1 Corintios 2:11). Mientras la Biblia deja claro que los seres humanos tienen espíritus (Hebreos 4:12), la Biblia nunca se refiere a los seres humanos simplemente como "espíritus". Por el contrario, nunca se dice que Dios el Espíritu Santo, los ángeles y los demonios, tengan espíritus; ellos son espíritus. De modo que el significado estándar de la palabra espíritus en la frase espíritus encarcelados sostiene de que los espíritus sean algo distinto de los seres humanos.

Los espíritus encarcelados no pueden ser los ángeles buenos, porque ellos no han pecado y no están encarcelados. Y si los espíritus encarcelados no son los espíritus de los seres humanos que han fallecido, eso nos deja con una opción: los espíritus encarcelados son demonios. Ahora, está claro que no todos los demonios están encarcelados. El Nuevo Testamento da muchos ejemplos de actividad demoníaca en la tierra. Así que los espíritus encarcelados deben ser un selecto grupo de demonios que, a diferencia del resto de sus aliados demoníacos, se mantienen en cautiverio.

¿Cuál podría ser la razón para que algunos, pero no todos los demonios estén encarcelados? Judas 1:6 nos da una pista importante: "Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día". Hay algunos ángeles caídos que cometieron algún tipo de crimen atroz; Judas 1:6 no da detalles, pero el pecado de los demonios estaba relacionado con la manera en que ellos "no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada". Apocalipsis 9:1-12, 14-15 y 2 Pedro 2:4 hablan también de un grupo de ángeles muy perversos que en el momento se encuentran atados.

El pecado que los espíritus encarcelados cometieron, pudo haber sido el de Génesis 6:1-4, que registra que los "hijos de Dios" tomaron para si las "hijas de los hombres" y produjeron una raza de gigantes, que fueron los nefilim. Si los "hijos de Dios" eran ángeles caídos, entonces el pecado de Génesis 6 involucró ángeles que dejaron el lugar donde pertenecían en un acto de desobediencia antes del diluvio, y eso corresponde a lo que el apóstol menciona en 1 Pedro 3:19. Parece probable que los demonios que cohabitaron con mujeres fueron encarcelados por Dios para evitar que repitieran ese pecado y para disuadir a otros demonios de intentar lo mismo.

Según 1 Pedro 3:19, Jesús "predicó" a estos espíritus encarcelados. La palabra traducida "proclamó" o "predicó", significa "declarar públicamente" o "anunciar". Pedro dice que Jesús fue al infierno y proclamó Su victoria a los ángeles allí encarcelados. Ellos habían perdido y Jesús había ganado. La cruz triunfa sobre toda maldad (véase Colosenses 2:15).


Retornar a la página inicial de Español

¿Quiénes fueron los espíritus encarcelados?