¿Qué es el jainismo?



 

Pregunta: "¿Qué es el jainismo?"

Respuesta:
El jainismo comenzó en el siglo VI a.C. como un movimiento de reforma dentro del Hinduismo. Se basa en las enseñanzas de su fundador, Majavirá. Creyendo que una vida de abnegación era la manera de alcanzar la "iluminación", Majavirá vagaba desnudo y mudo por la India durante 12 años, soportando privaciones y abusos. Después de esto, él tomó a discípulos, predicando su nueva creencia. Majavirá se opuso vehementemente a la idea de reconocer o adorar a un ser supremo. Aunque Majavirá negó que cualquier Dios o dioses existieran para ser adorados, él, como otros líderes religiosos, fue divinizado por sus seguidores más adelante. Fue nombrado Tirthankar el Numero 24, el último y más grande de los seres salvadores. Según las escrituras Jaina, Majavirá descendió del cielo, no cometió ningún pecado propio y a través de la meditación, se liberó de todos los deseos terrenales.

El jainismo es una religión de legalismo extremo, porque uno logra su propia salvación sólo por el camino del ascetismo (la abnegación rígida). No hay libertad en esta religión, sólo reglas, principalmente los Cinco Grandes Votos - la renuncia de: 1) matando a seres vivos, (2) mintiendo, (3) avaricia, (4) placer sexual, y (5) accesorios mundanos. Las mujeres deben evitarse completamente porque se piensa son la causa de todo tipo de maldad.

Como todas las religiones falsas, el jainismo es incompatible con el cristianismo bíblico. En primer lugar, la Biblia condena la adoración de cualquier otro dios aparte de Jehová, el Dios vivo y verdadero; "Yo soy Jehová tu Dios... No tendrás dioses ajenos delante de mí" (Éxodo 20:2,3). "Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí" (Isaías 45:5). Majavirá no era un dios, sino un hombre. Como todos los hombres, él nació, pecó, y murió. Él no alcanzó la perfección sin pecado. Sólo un hombre ha vivido perfectamente, el Señor Jesucristo que "fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado" (Hebreos 4:15).

En segundo lugar, la Biblia aclara que seguir leyes y enseñanzas, incluso las del Dios vivo y verdadero, nunca resultará de la justicia necesaria para la salvación; "el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe en Jesucristo" (Gálatas 2:16). La Biblia enseña que la salvación es por gracia mediante la fe en la sangre derramada de Jesucristo (Efesios 2:8-9), quien llevó nuestros pecados en la cruz para que nosotros pudiésemos tener su justicia; "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él" (2ª Corintios 5:21). Jesucristo alivia las cargas de las personas, mientras que el jainismo sólo las agrega.

Por último, dos de "los Grandes Votos" del jainismo contradicen directamente la palabra revelada por Dios. Mientras que evitar la codicia, la mentira y los accesorios mundanos es encomiable, evitar el placer sexual, llevado al extremo, sería el fin de la humanidad. Con el fin de asegurar la continuidad de las generaciones del hombre sobre la tierra, Dios nos dio el regalo del impulso sexual. Dentro de las limitaciones del matrimonio sagrado, el impulso sexual encuentra su cumplimiento completo, y asegura el futuro de nuestra especie (Génesis 1:28, 2:24, 9:1). Además, uno de los principios del jainismo es ájimsa, la prohibición de tomar la vida en cualquier forma. Esto contradice directamente tanto el Antiguo y Nuevo Testamento donde Dios le dio a la humanidad los animales para el alimento (Levítico 11 y Hechos 10).

Como todas las religiones falsas, el jainismo es otra mentira de Satanás, cuyo deseo es atraparnos en un sistema que centra nuestra atención sobre nosotros mismos, el giro hacia el interior de nuestras mentes y espíritus en un intento de hacernos dignos a través de la abnegación y el mantenimiento de las reglas. Jesucristo nos mandó a morir a nosotros mismos, a vivir para él y, a través de él, para los demás. El fracaso del jainismo a avanzar mucho más allá de ciertas zonas de la India habla sobre el hecho de que no satisface la necesidad universal humana. Esto es en contraste con Jesucristo, cuyo impacto es universal.


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el jainismo?