settings icon
share icon
Pregunta

¿Debería todo el mundo tener una aljaba lleno de hijos (Salmos 127:5)?

Respuesta


Tener un "aljaba lleno" de hijos es un concepto bíblico que proviene de los Salmos 127:4-5: “Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos”.

Algunos cristianos han tomado la idea de tener un "aljaba lleno" de hijos fuera de su contexto original para respaldar una posición doctrinal que alienta a las parejas casadas a abstenerse de usar anticonceptivos y tener familias numerosas. El movimiento Quiverfull aplica el pasaje del salmo 127 de esta manera. Creyendo que están obedeciendo la palabra de Dios y salvaguardando el crecimiento de la iglesia, los seguidores de Quiverfull rechazan todas las formas de control de la natalidad y aceptan tantos hijos como el Señor elija darles.

Dado que es esencial estudiar la frase aljaba lleno dentro de su marco teológico, debemos considerar todo el pasaje para discernir su significado. El salmo 127 es un salmo de alabanza que ensalza las virtudes de la vida familiar establecida bajo Dios. En el versículo 3, el salmista declara que “herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre” (RVR1960). En tiempos antiguos, tener numerosos hijos en una familia se consideraba una bendición especial del Señor. Hasta ahora, el significado del pasaje es directo. Pero el texto subsiguiente requiere una mirada al contexto histórico:

“Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta” (Salmos 127:4-5).

Una aljaba es un contenedor similar a un tubo generalmente hecho de cuero, que se utiliza para guardar flechas. Los guerreros y cazadores llevaban sus aljabaes en la espalda o colgados del hombro. Un soldado con su aljaba lleno de flechas estaba bien preparado para la batalla. Así, el término aljaba lleno transmite la idea de protección y seguridad.

Los "hijos habidos en la juventud" son aquellos que nacen cuando sus padres aún son jóvenes. El pasaje sugiere que los padres que tienen muchos hijos cuando son jóvenes son bendecidos porque esos hijos crecerán a tiempo para apoyarlos en su vejez. Estos niños son "como saetas en mano del valiente".

Esta metáfora de los hijos como "saetas en mano del valiente" también es sacada de contexto por algunos cristianos hoy en día. Enseñan que los hijos, como las flechas, deben lanzarse al mundo. Pero el simbolismo se relaciona más con la seguridad dentro de la familia. Tener una aljaba lleno de hijos era un regalo de Dios porque protegería a la familia cuando los padres ya no pudieran hacerlo. Una aljaba lleno de hijos también podría defenderse contra aquellos que podrían aprovecharse de los padres ancianos.

La imagen que crea el salmista es la de un padre envejecido rodeado de un grupo de robustos hijos adultos que forman un fuerte escudo de protección para él y la familia en sus días de declive. Ese padre no corre peligro de ser superado o maltratado por sus enemigos, física, legal, económicamente o de cualquier otra manera. En la cultura del antiguo Israel, una casa llena de muchos hijos aportaba seguridad; cuanto más grande fuera la familia, menos vulnerable era.

En respuesta al mandato de Dios de "ser fecundos y multiplicarse" en Génesis 1:28, los israelitas del Antiguo Testamento daban alta importancia a la procreación. Su seguridad física, emocional y económica se expresaba a través de tener familias numerosas (Salmo 113:9). Si bien los hijos son efectivamente un regalo de Jehová, tener una aljaba lleno, o un gran número, hoy no necesariamente representa la misma seguridad y protección que en tiempos antiguos.

Muchas parejas casadas no pueden concebir y, por lo tanto, no pueden tener una aljaba lleno de hijos. Pero esto no significa que Dios no les haya bendecido. Si bien los hijos son una de las grandes bendiciones de Dios, Él da muchas otras cosas buenas además (Salmo 23; Santiago 1:17).

El Salmo 127:5 no puede considerarse como un mandamiento general para todos los creyentes abstenerse de usar anticonceptivos y buscar una aljaba lleno de hijos. Sí, Dios ha declarado que los hijos son un regalo y una bendición de Él. Y sí, engendrar descendencia es parte del mandato general del Señor para la raza humana. Pero en ninguna parte de la Escritura Dios exige a todas las parejas casadas que tengan hijos.

La traducción de La Voz proporciona una excelente interpretación de los Salmos 127:4–5, dando a los lectores modernos de la Biblia una mejor comprensión del contexto histórico: "Tus hijos nacidos en tu juventud son una protección, como flechas en la mano de un guerrero. Feliz es el hombre que tiene su aljaba lleno, porque le ayudarán y protegerán cuando sea viejo. No será humillado cuando sea acusado en la puerta, porque sus hijos se enfrentarán a sus enemigos.”. La bendición de una aljaba lleno de hijos es que un padre con muchos hijos es feliz y bendecido porque estos le protegerán más adelante en la vida. Pero no hay implicación de que todas las parejas casadas deberían tener una aljaba lleno de hijos hoy día.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Debería todo el mundo tener una aljaba lleno de hijos (Salmos 127:5)?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon YouTube icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries