¿Qué dice la biblia acerca de la venganza?


Pregunta: "¿Qué dice la biblia acerca de la venganza?"

Respuesta:
La biblia tiene mucho que decir acerca de la venganza. Tanto en el hebreo como en el griego, las palabras que se traducen para "venganza", "revancha", y "desquite", tienen como su significado principal la idea de castigo. Esto es vital para entender por qué Dios se reserva para Sí mismo el derecho a vengarse.

El versículo clave acerca de esta verdad se encuentra en el antiguo testamento y se mencionó dos veces en el nuevo testamento. Dios dijo, "Mía es la venganza y la retribución; a su tiempo su pie resbalará, porque el día de su aflicción está cercano, y lo que les está preparado se apresura" (Deuteronomio 32:35; Romanos 12:19; Hebreos 10:30). En Deuteronomio, Dios habla de los israelitas obstinados, rebeldes e idólatras que lo rechazaron y provocaron Su ira con su maldad. Prometió a Sí mismo vengarse de ellos en Su tiempo y según Sus propias motivaciones puras y perfectas. Los dos pasajes del nuevo testamento se refieren al comportamiento del cristiano, quien no deben usurpar la autoridad de Dios. Más bien, debemos permitirle que juzgue rectamente y derrame Su castigo divino contra sus enemigos a Su antojo.

A diferencia de nosotros, Dios nunca toma venganza por motivos impuros. Su venganza es con el propósito de castigar a quienes lo han ofendido y rechazado. Sin embargo, podemos orar a Dios para que se vengue en perfección y santidad contra Sus enemigos y que se vengue de aquellos que son oprimidos por el mal. En el Salmo 94:1, el salmista ora a Dios para vengar a los justos, no por un sentido de venganza descontrolada, sino como el resultado de un justo castigo del juez eterno cuyos juicios son perfectos. Incluso, cuando los inocentes sufren y los impíos parecen prosperar, solo Dios es el que castiga. "El Señor es Dios celoso y vengador; el Señor es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos" (Nahum 1:2).

Hay sólo dos momentos en la biblia cuando Dios le da permiso a los hombres para vengarse en Su nombre. En primer lugar, después que los madianitas cometieron hechos horribles y violentos contra los israelitas, la copa de la ira de Dios contra los madianitas se llenó, y le ordenó a Moisés que condujera al pueblo a una guerra santa contra ellos. "El Señor es Dios celoso y vengador; el Señor es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos". (Números 31:1-2). Aquí, de nuevo, Moisés no actuó por iniciativa propia; él simplemente fue un instrumento para llevar a cabo el plan perfecto de Dios bajo Su guía e instrucción. Segundo, los cristianos deben estar sujetos a los gobernadores que Dios ha puesto sobre nosotros, porque son Sus instrumentos para "castigo de los malhechores" (1 Pedro 2:13-14). Como en el caso de Moisés, estos gobernantes no deben actuar por su propia cuenta, sino que están para llevar a cabo la voluntad de Dios para el castigo de los impíos.

Es tentador tratar de asumir el papel de Dios y castigar a quienes creemos que lo merecen. Pero como somos criaturas pecaminosas, es imposible para nosotros el vengarnos con motivos puros. Esta es la razón por la que la ley mosaica tiene el mandamiento de "No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo el Señor" (Levítico. 19:18). Incluso David, un "hombre conforme al corazón de Dios" (1 Samuel 13:14), se negó a tomar venganza sobre Saúl, aunque David era el inocente que había sido agraviado. David se sujetó a la orden que Dios le dio de renunciar a la venganza y confiar en Él: "Juzgue el Señor entre tú y yo, y véngueme de ti el Señor; pero mi mano no será contra ti" (1 Samuel 24:12).

Como cristianos, tenemos que seguir el mandato del Señor Jesús "Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen" (Mateo 5:44), dejando la venganza a Dios.

English


Retornar a la página inicial de Español

"¿Qué dice la biblia acerca de la venganza?

Suscríbete a la pregunta de la semana