¿Qué podemos aprender de la vida de Bernabé?


Pregunta: "¿Qué podemos aprender de la vida de Bernabé?"

Respuesta:
En el libro de Hechos, encontramos que un Levita de Chipre llamado José (Hechos 4:36), a quien los apóstoles llamaron Bernabé. Ese sobrenombre, que significa "hijo de consolación" (Hechos 4:36-37) o "hijo de exhortación", se lo pusieron probablemente por causa de su inclinación a servir a los demás (Hechos 4:36-37, 9:27) y su disposición para hacer todo lo que los líderes de la iglesia necesitaran (Hechos 11:25-31). Él fue considerado un "varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe". A través de su ministerio, "una gran multitud fue agregada al Señor" (Hechos 11:24). Pablo usa a Bernabé como un ejemplo de alguien que tiene una perspectiva correcta sobre el dinero y los bienes. Cuando vendió su heredad, trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles (Hechos 4:36-37).

En la medida que la iglesia primitiva crecía, a pesar de la persecución de Herodes, Bernabé fue llamado por el Espíritu Santo para ir con Pablo en un viaje misionero (Hechos 13:1-3). Juan Marcos, el sobrino de Bernabé, fue el ayudante tanto de Pablo como de Bernabé (Hechos 13:5; Colosenses 4:10). Durante ese primer viaje misionero, por un motivo no especificado, Juan Marcos los abandonó y no completó el viaje (Hechos 13:13). Sin embargo, Bernabé continuó con Pablo y estaba con él cuando el ministerio de Pablo se redireccionó para alcanzar a los gentiles con el evangelio (Hechos 13:42-52).

Después de ese primer viaje, Pablo y Bernabé comenzaron a planificar su próximo viaje. Bernabé quería llevar a su sobrino, pero Pablo se negó y se formó una ruptura entre ellos, al punto que se separaron (Hechos 15:36-41). Bernabé, fiel a su apodo, tomó a Juan Marcos y pasó tiempo discipulándolo. Evidentemente, ese ministerio fue tan efectivo que, años más tarde, Pablo pidió específicamente que le llevaran a Juan Marcos, puesto que ya había madurado hasta el punto de ser útil para Pablo en su ministerio (2 Timoteo 4:11).

La única mención negativa de Bernabé en las escrituras, es en referencia a un incidente en el que la hipocresía de Pedro influenció sobre unos judíos (incluyendo a Bernabé) para rechazar a algunos gentiles cuando comían (Gálatas 2:13).

Al igual que Bernabé, como cristianos estamos llamados a alentar a otros, especialmente a aquellos que están débiles en la fe o que están luchando. Hechos 11:23 describe a Bernabé como un hombre que se alegraba de ver a los demás exhibiendo la gracia de Dios en sus vidas, exhortando y alentándolos a permanecer fieles. De la misma manera, debemos buscar oportunidades para alabar a aquellos que le dan gloria y honor a Dios a través de sus vidas que reflejan su fe. Además, Bernabé es un ejemplo de un espíritu generoso cuando se trata de dar generosamente a la obra del Señor.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Qué podemos aprender de la vida de Bernabé?

Suscríbete a la pregunta de la semana