¿Cómo se diferencia Jesús de otros líderes religiosos?



 

Pregunta: "¿Cómo se diferencia Jesús de otros líderes religiosos?"

Respuesta:
En cierto modo, hacer esta pregunta es parecido a preguntar cómo se diferencia el sol de otras estrellas en nuestro sistema solar. ¡El punto es que no hay otras estrellas en nuestro sistema solar!

El tema es que ningún otro "líder religioso" puede compararse a Jesucristo. Cualquier otro líder religioso, o está vivo o muerto. Jesucristo es el único que estuvo muerto (murió en nuestro lugar, por nuestros pecados, según 1 Corintios 15:1-8) y ahora está vivo. ¡De hecho, Él declara en Apocalipsis 1:17-18, que Él vive para siempre! Incluso, ningún otro líder religioso hace tal afirmación, una afirmación que puede ser verdadera o totalmente absurda.

Otra diferencia importante se encuentra en la naturaleza misma del cristianismo. La esencia del cristianismo es Cristo, crucificado, resucitado, ascendido al cielo y que regresará algún día. Sin Él y sin su resurrección, no hay cristianismo. Compare eso con las otras grandes religiones. El hinduismo, por ejemplo, puede permanecer o hundirse, completamente separado de cualquiera de los "grandes Swamis" que lo fundaron. El budismo es lo mismo. Incluso el Islam, se basa en los dichos y las enseñanzas de Mahoma, no sobre la afirmación de que Él resucitó de los muertos.

El Apóstol Pablo en 1 Corintios 15:13-19 dice que, ¡si Cristo no resucitó de los muertos, nuestra fe es vana y aún estamos en nuestros pecados! Las pretensiones del cristianismo se basan única y exclusivamente en la resurrección de Jesucristo. Es más, si Jesús no resucitó de entre los muertos, en el tiempo y en el espacio, entonces no hay verdad del cristianismo en absoluto. En todo el Nuevo Testamento, los apóstoles y evangelistas basan la verdad del evangelio en la resurrección.

Otro punto importante es el hecho fundamental de que Jesucristo afirmó ser el "Hijo de Dios" (un hebraísmo que significa "caracterizado por Dios"), así como el "hijo del hombre" (un hebraísmo que significa "caracterizado por el hombre"). En muchos pasajes, Jesús afirma la igualdad con el Padre (ver por ejemplo, Juan 10:29-33). A Él se le atribuyen toda la potestad y atributos de la Deidad. Sin embargo, Él también fue un hombre, nacido de una virgen (Mateo 1:18-25; Lucas 1:26-56). Habiendo vivido una vida sin pecado, Él fue crucificado para pagar por los pecados de todos los hombres: "Y Él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo" (1 Juan 2:2), y luego Él resucitó de los muertos tres días después. Él es ciento por ciento Dios y ciento por ciento hombre, el “theanthropos” [del griego para “Dios” (theos) y “hombre” (anthropos); sin embargo, Él es una persona.

La persona y obra de Cristo, plantea una pregunta inevitable: ¿Usted qué va a hacer con Jesús? Nosotros no podemos simplemente rechazarlo. No podemos ignorarlo. Él es la figura central en la historia de la humanidad, y si Él murió por los pecados de todo el mundo, entonces Él también murió por los suyos. El apóstol Pedro nos dice en Hechos 4:12, "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos". Si creemos en el Señor Jesucristo como nuestro Salvador del pecado, seremos salvos.


Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo se diferencia Jesús de otros líderes religiosos?