settings icon
share icon
Pregunta

¿Acaso el Eneagrama de la Personalidad contradice la Biblia?

Respuesta


Lo que se conoce como "Eneagrama de la Personalidad" o "Eneagrama Tradicional" es un complejo sistema de comprensión de los individuos que se autoproclama como el más dinámico y abierto de las diversas tipologías y que también se ofrece como una vía de liberación o de autorrealización.

El Eneagrama es un símbolo geométrico que contiene nueve puntos y nueve (o más) líneas que se cruzan (la palabra griega para "nueve" era ennea). El símbolo se remonta a Pitágoras y fue introducido en Occidente por George Gurdjieff en la década de 1900. En la década de 1960, Oscar Ichazo relacionó el símbolo con nueve tipos de personalidad diferentes. Ichazo enseñó un sistema de 108 eneagramas, pero los que se impusieron en Estados Unidos fueron los de las Pasiones, las Virtudes, las Fijaciones y las Ideas Santas. El objetivo de Ichazo era explicar la diferencia entre Esencia y personalidad (o ego). Él creía que cada persona es, en su Esencia, perfecta y en unidad dentro de sí misma, así como con el cosmos. Sin embargo, la Esencia se distorsiona en el ego. Ichazo veía el Eneagrama como una forma de examinar cómo se produce esa distorsión.

Hay una variedad de teorías modernas sobre el Eneagrama. El Eneagrama de la Personalidad actual proviene de la expansión de Claudio Naranjo del trabajo de Ichazo con expansiones posteriores hechas por Don Riso y Russ Hudson. La idea de los nueve tipos de personalidad se basa en el concepto de las nueve formas divinas (Platón y, posteriormente, Plotino), los siete pecados capitales y las tradiciones de la Cábala. Ichazo recibió la influencia de muchas tradiciones religiosas y filosóficas, como el judaísmo místico (Cábala), el cristianismo, el budismo, el islam, el taoísmo y la filosofía griega. Así, el Eneagrama de la Personalidad es una síntesis de muchas ideas diferentes.

Según el Instituto del Eneagrama, el Eneagrama puede ayudar a las personas a restablecer el equilibrio de su "estructura de personalidad" y a desarrollar cualidades espirituales y psicológicas más deseables. Los creyentes en el Eneagrama buscan desentrañar el misterio de su "verdadera identidad". Se ven a sí mismos como seres espirituales que han perdido el contacto con su verdadera naturaleza. Una vez que descubren su "verdadero yo" - por medio del Eneagrama - experimentan un despertar espiritual lleno de libertad y alegría.

Existe un peligro espiritual evidente asociado al Eneagrama de la Personalidad. Cuando se ve como una religión en sí misma o como un medio para lograr algún tipo de liberación espiritual, el Eneagrama obviamente contradice la Biblia. Tiene una forma de piedad, pero niega su poder" (2 Timoteo 3:5). El Instituto del Eneagrama está en lo cierto al afirmar que somos seres espirituales y que no estamos viviendo como se supone que debemos hacerlo. Sin embargo, la solución no es entrar en contacto con nuestra "verdadera naturaleza", sino clamar a Dios por la salvación. Somos pecadores que necesitan el perdón de Dios (Romanos 3:23; 6:23), que está disponible por Su gracia mediante la fe en Jesús (Efesios 2:8-9). Los que están muertos en el pecado (Efesios 2:1) no pueden lograr un despertar espiritual por sí mismos; deben recibir la vida de Cristo, independientemente de su tipo de personalidad. En Cristo nacemos de nuevo y somos nuevas criaturas (2 Corintios 5:17). Es a través de Su poder que actúa en nosotros que llegamos a ser justos (Filipenses 1:6; 2 Corintios 3:18). Nuestras vidas están destinadas a vivir para Su gloria.

Habiendo dicho esto, puede haber algún valor en el Eneagrama de la Personalidad - no en las filosofías místicas subyacentes, sino en la comprensión de las diferentes personalidades. La Biblia enseña que somos creados de forma única por Dios. El Nuevo Testamento habla de los dones espirituales otorgados para la edificación mutua del Cuerpo de Cristo. Entender quiénes somos puede ayudarnos a servir mejor a Dios. Y los perfiles de personalidad, en general, pueden ser una herramienta útil.

Como se dijo anteriormente, el Eneagrama de la Personalidad incluye nueve tipos de personalidad. Estos incluyen (1) El Reformador, (2) El Ayudante, (3) El Realizador, (4) El Individualista, (5) El Investigador, (6) El Leal, (7) El Entusiasta, (8) El Desafiador, y (9) El Pacificador. Cada tipo de personalidad tiene también al menos un "ala". Las alas son los números que se encuentran a ambos lados del tipo básico; por ejemplo, un tipo 2 (Ayudante) tendría un ala de tipo 1 o de tipo 3, que modifica la forma en que se expresa la personalidad dominante. Cada uno de estos tipos también tiene un rango de funcionalidad, con tres niveles considerados saludables, tres considerados medios y tres considerados no saludables.

Para aumentar la complejidad, cada tipo de personalidad del Eneagrama también se compara con otros dos tipos en términos de integración (seguridad o crecimiento) o desintegración (estrés). Cuando está sometido a estrés, un tipo determinado suele comportarse como lo haría alguien que se encuentra en un rango no saludable de un tipo diferente. Por ejemplo, según el Eneagrama, un tipo 2 bajo estrés actuará como un tipo 8 no saludable. Pero un tipo 2 que se mueve en la dirección del crecimiento actuará más como un tipo 4 saludable.

Los tipos de personalidad en el Eneagrama también se agrupan en "Centros". Cada Centro está formado por tres tipos que comparten fortalezas y debilidades comunes. Los nueve tipos se dividen en el Centro Instintivo, el Centro Emocional y el Centro de Pensamiento. Cada centro se caracteriza además por una emoción dominante: ira, vergüenza y miedo. Las distinciones trazadas pretenden demostrar una forma predominante de ser, no la única.

Como puede verse, el Eneagrama de la Personalidad permite una gran variación en la expresión de la personalidad. El sistema analiza tanto los aspectos positivos como los negativos de cada tipo de personalidad. Cuando el Eneagrama se convierte en un método de despertar espiritual o psíquico y distrae a las personas de la verdad de las Escrituras, es un error. No obstante, si se considera como una visión de las personalidades que Dios nos ha dado, el Eneagrama puede ser útil para comprender a la humanidad y, tal vez, para obtener una visión de la forma compleja y única en que Dios nos ha creado.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Acaso el Eneagrama de la Personalidad contradice la Biblia?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon YouTube icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries