settings icon
share icon
Pregunta

¿Debería un cristiano considerar la adopción temporal?

Respuesta


Sí, absolutamente y sin ninguna duda, los cristianos deberían considerar la adopción temporal de manera orada. No es que todos estén en posición de acoger a niños en adopción temporal, y no es la voluntad de Dios que todos sean padres adoptivos temporales, pero los cristianos al menos deberían estar abiertos a la posibilidad.

El sistema de adopción temporal es gestionado por el gobierno y existe para proporcionar un servicio a las familias que están pasando por dificultades. A veces, los niños deben ser trasladados fuera de sus hogares para proporcionarles más seguridad, estabilidad y oportunidad. El papel de un padre adoptivo temporal es proporcionar un ambiente seguro y cariñoso para los niños cuyas familias necesitan ayuda, hasta que llegue el momento en que los niños puedan reunirse con sus familias. Los padres adoptivos temporales colaboran con los padres biológicos e intermediarios (por ejemplo, trabajadores sociales), para ofrecer tutoría y otro tipo de apoyo y trabajar para volver a unir a la familia.

Durante un año calendario reciente, se estima que 269,690 niños entraron en el sistema de adopción temporal en los EE. UU. (fuente: la división del Children’s Bureau del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.). Actualmente hay más de 400,000 niños en adopción temporal, un número que ha ido aumentando en los últimos años. Así que la necesidad es grande. Los niños y las familias en crisis necesitan personas capacitadas y compasivas que puedan ayudar a curar las heridas emocionales y físicas que esos niños han experimentado.

Los cristianos deberían considerar la adopción temporal porque estamos llamados a ser sal y luz del mundo (Mateo 5:13-14). Los padres adoptivos temporales marcan la diferencia. Acoger a un niño en adopción temporal puede no cambiar el mundo, pero cambiará el mundo para ese niño.

Los cristianos deberían considerar la adopción temporal porque ser un padre adoptivo temporal es una magnífica forma de demostrar el amor de Cristo. Jesús tuvo compasión de las multitudes “aborregadas y desamparadas” (Mateo 9:36); Él recibió a los niños para bendecirlos (Marcos 10:16); Él nos enseñó a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Marcos 12:31). Ser padre adoptivo temporal nos lleva más allá de las discusiones teóricas de amor al lugar donde estamos mostrando un amor audaz y práctico.

Los cristianos deberían considerar la adopción temporal por los mandatos de Dios de cuidar a los huérfanos y necesitados. "Defended al débil y al huérfano" (Salmo 82:3; cf. Isaías 1:17). La mayoría de los niños en adopción temporal no están literalmente sin padre, pero todos están experimentando una separación de sus familias de nacimiento, y necesitan defensa y cuidado. Proteger a los niños vulnerables muestra el corazón de Dios.

Una familia cristiana parecería ser una opción natural para la adopción temporal, por estas razones:

➣ la adopción temporal muestra el amor de Cristo

➣ la adopción temporal apoya y preserva a las familias

➣ la adopción temporal puede ser un campo de misión dentro de su propio hogar

➣ la adopción temporal es pro-vida

➣ la adopción temporal ayuda a curar la rotura del mundo

➣ la adopción temporal es propicia para una sociedad más cuerda y estable

Muchas de las objeciones para convertirse en padre adoptivo temporal tienen que ver con sentimientos personales de inadecuación o una falta percibida de recursos. Contrarrestando esas objeciones están las numerosas agencias que proporcionan capacitación, recursos, y apoyo continuo para las familias de adopción temporal. Y en realidad, lo que es más importante en un hogar de adopción temporal es el amor por los niños y un ambiente estable.

La adopción temporal no es para todos, pero cada cristiano puede participar en ayudar a los niños y las familias que lo necesitan. Podemos orar por los niños que están siendo retirados de sus hogares, por sus familias de nacimiento, por sus familias de acogida y por sus trabajadores sociales. Si no podemos acoger a un niño nosotros mismos, todavía podemos ofrecer ayuda y apoyo a las familias de acogida: proporcionar guardería o comidas para las familias de acogida, cubrir las tasas deportivas para un niño de acogida en un equipo de fútbol o béisbol, llevar a un niño de acogida a clases de piano o ballet, mentorear a un niño de acogida, o iniciar un ministerio de adopción temporal en la iglesia.

La necesidad de la adopción temporal es grande, y tenemos un gran Dios que desea usar a Su gente de maneras grandiosas para marcar una diferencia en este mundo.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Debería un cristiano considerar la adopción temporal?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon YouTube icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries