settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué dice la Biblia sobre la paz interior?

Respuesta


El mundo le da prioridad a la paz interior, y ofrece un sinfín de posibilidades a quienes buscan "la paz del alma y de la mente". Normalmente, los gurús de la paz interior mencionan que uno mismo es la fuente de la paz. Se habla mucho de meditación, de encontrar una "luz interior" y de los chakras. La sabiduría del mundo dice que si necesitamos ayuda de fuera de nosotros, ésta vendrá en forma de "guía espiritual" o quizás de algunos cristales o hierbas. El problema de estos consejos, además del obvio respaldo a la brujería, es que ignoran por completo la fuente de la verdadera paz: el Señor Jesucristo.

La Biblia tiene mucho que decir sobre la paz. A Jesús se le llama el Príncipe de Paz (Isaías 9:6). Pablo se refiere al "Dios de toda paz" (Romanos 15:13, 33; Gálatas 6:16). Con frecuencia, el término paz se utiliza como saludo y bendición (ver Lucas 24:36). Así que, ¿qué es exactamente la paz, y cómo podemos tener "paz interior"?

Una palabra que frecuentemente se traduce como "paz" en la Biblia significa, en realidad, "ligar en su totalidad, cuando todas las partes esenciales están unidas". La paz interior, entonces, es una integridad de mente y espíritu, y un corazón totalmente en reposo. La paz interior poco tiene que ver con el entorno externo. Jesús dijo: "La paz os la dejo, mi paz os doy. No os la doy como la da el mundo. No se turbe vuestro corazón y no tengáis temor". También dijo a Sus seguidores: "En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo" (Juan 16:33). Así que la paz no es la ausencia de problemas; es la presencia de Dios.

La paz es un fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22). Cuando el "Dios de toda paz" viene a habitar dentro de un corazón creyente (1 Corintios 6:19), Él comienza a producir Sus propias características en esa vida. La paz interior nace del conocimiento de que las circunstancias son temporales y que Dios es soberano sobre todo (Isaías 46:9-11). La paz surge al ejercer la fe en el carácter de Dios y en Su Palabra. Podemos tener paz en medio de los desafíos cuando recordamos que "todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados" (Romanos 8:28). Podemos optar por la paz en lugar de dejarnos llevar por el miedo y la preocupación. La paz interior que resulta de una relación con Dios nos permite mantener las cosas en la perspectiva adecuada. Podemos aceptar situaciones difíciles en la tierra recordando que nuestra ciudadanía está en el cielo (Filipenses 3:20).

Se nos manda "vivir en paz" con los demás, en la medida en que dependa de nosotros (Romanos 12:18; 2 Corintios 13:11; Hebreos 12:14). Vivir en paz significa que interactuamos con los que nos rodean de acuerdo con nuestra propia integridad mental. Nuestras reacciones a las circunstancias pueden aportar paz a una situación que, de otro modo, sería caótica. Jesús dijo: "Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios" (Mateo 5:9). Y Santiago 3:18 dice: "Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz". El deseo de Dios es que los que le conocemos aprendamos a vivir en paz dentro de nosotros mismos primero. Así podremos irradiar esa paz a los demás, brindando calma y sabiduría a las situaciones tensas, y de este modo seremos luces en el mundo (Mateo 5:14; Filipenses 2:14-15).

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia sobre la paz interior?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries