settings icon
share icon
Pregunta

¿Por qué son tan importantes las palabras de aliento según la Biblia?

Respuesta


"Antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado", nos dice Hebreos 3:13. Primera de Tesalonicenses 5:11 dice: "Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis". En toda la Biblia vemos instrucciones para animarnos los unos a los otros y versículos cuyo objetivo es animarnos. ¿Por qué la Biblia hace tanto énfasis en alentarnos? Principalmente porque es necesario para nuestro caminar en la fe.

Jesús dijo a Sus seguidores: "En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo" (Juan 16:33). Jesús no se privó de hablar a Sus discípulos de los problemas que tendrían que afrontar. De hecho, les dijo que el mundo los odiaría (Juan 15:18-21; ver también Mateo 10:22-23 y 2 Corintios 2:15-16). No obstante, el sombrío pronóstico de Jesús se vio matizado por la alegría; después de Su predicción de problemas, añadió unas palabras de aliento: Él ha vencido al mundo. Jesús es más grande que cualquier problema que enfrentemos.

Sin palabras de ánimo, las dificultades pierden su sentido y disminuye nuestra voluntad de seguir adelante. El profeta Elías luchó contra el desánimo (1 Reyes 19:3-10), y nosotros también. Es importante recordar que: "no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra ...los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes" (Efesios 6:12). Esta verdad hace que el estímulo sea aún más importante. No es sólo que nos enfrentemos a los problemas del mundo, sino que estamos en el punto de mira de una batalla espiritual. Cuando somos estimulados en Cristo, tenemos la fortaleza para ponernos nuestra armadura espiritual y permanecer firmes (ver Efesios 6:10-18).

Incluso en aquellos lugares en los que los cristianos no experimentan persecución u odio abiertamente, todos sabemos que la vida puede ser difícil. El desánimo es una experiencia humana muy frecuente. A veces, admitir que hay un significado en las cosas aparentemente intrascendentes que hacemos parece casi imposible. Es probable que queramos rendirnos. Sin embargo, el que nos llama es fiel, y nos da el poder de ser fieles también (1 Corintios 1:9).

A un hombre de la iglesia primitiva que se llamaba José se le dio el apodo de "Bernabé", que significa "Hijo de Consolación" (Hechos 4:36). ¡Qué bendición fue Bernabé para los creyentes de su época! Gracias al estímulo de Bernabé, la iglesia de Jerusalén aceptó por primera vez al apóstol Pablo (Hechos 9:27). Gracias al estímulo de Bernabé, a Marcos se le dio una segunda oportunidad después de un rotundo fracaso (Hechos 13:13; 15:39).

El ánimo hace más fácil vivir en un mundo caído de manera piadosa. El ánimo hace más fácil amar como Jesús amó (ver Juan 13:34-35). El ánimo da esperanza (Romanos 15:4). El ánimo nos ayuda en tiempos de disciplina y prueba (Hebreos 12:5). El ánimo alimenta la paciencia y la bondad (ver 1 Corintios 13:4-7 y Gálatas 5:22-26). El ánimo facilita el sacrificio de nuestros propios deseos para el avance del reino de Dios. En pocas palabras, el estímulo hace más fácil vivir la vida cristiana.

Sin el estímulo, la vida rápidamente se tornará inútil y agobiante. Sin ánimo, nos podemos sentir abrumados por los verdaderos sufrimientos de nuestra vida. Sin ánimo, sentimos que no somos amados. Sin ánimo, empezamos a pensar que Dios es un mentiroso o que no se preocupa por nuestro bienestar. Por eso, la Biblia nos dice que nos animemos unos a otros, que nos recordemos la verdad de que Dios nos ama, de que Dios nos equipa, de que somos un tesoro, de que nuestras luchas valen la pena.

El estímulo que nos ofrece la Biblia nos da la voluntad de seguir adelante. Es un vistazo al panorama general. Puede evitar el agotamiento. Puede evitar que creamos mentiras ("el engaño del pecado"). El ánimo nos ayuda a experimentar la vida abundante (ver Juan 10:10).

Proverbios 16:24 dice: "Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma y medicina para los huesos". La Palabra de Dios está llena de palabras de aliento. En efecto, son palabras agradables.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Por qué son tan importantes las palabras de aliento según la Biblia?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries