settings icon
share icon
Pregunta

¿Tienen todos un vacío destinado para Dios?

 
Respuesta


El concepto de la frase “el vacío destinado para Dios” afirma que cada persona tiene un vacío en su alma/espíritu/vida que sólo Dios puede llenar. El “vacío destinado para Dios”, es un anhelo innato del corazón humano por algo fuera de sí mismo, algo trascendente, algo “más”. Eclesiastés 3:11 se refiere a Dios poniendo “la eternidad” en nuestros corazones. Dios hizo a la humanidad para Su propósito eterno, y sólo Dios puede cumplir nuestro deseo para la eternidad. Todas las religiones están basadas en ese deseo de “conectarse” con Dios. Este deseo sólo puede ser cumplido por Dios, y por lo tanto puede ser comparado con un "vacío destinado para Dios".

El problema, sin embargo, es que la humanidad ignora este vacío o intenta llenarlo con otras cosas que no sean Dios. Jeremías 17:9 describe la condición del corazón: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”. Salomón reitera el mismo concepto, “…que el corazón de los hijos de los hombres está lleno de mal, y de insensatez en su corazón durante su vida...” (Eclesiastés 9:3). El Nuevo Testamento coincide: “Por cuanto la mente carnal es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede” (Romanos 8:7). Romanos 1:18-22 describe a la humanidad ignorando lo que puede ser conocido acerca de Dios, incluyendo presumiblemente el "vacío destinado para Dios", y en su lugar, adorando cualquier cosa y todo lo que no sea Dios.

Tristemente, muchos pasan sus vidas buscando algo aparte de Dios, que pueda llenar el sentido de sus vidas –negocios, familia, deportes, etc. Pero en la búsqueda de estas cosas que no son eternas, ellos permanecen vacíos preguntándose el por qué sus vidas nunca parecen ser satisfactorias. No hay duda de que mucha gente busca cosas aparte de Dios y que logran alcanzar cierta medida de “felicidad” por un tiempo. Pero cuando consideramos a Salomón, quien tuvo todas las riquezas, éxitos, reconocimientos, y poder en el mundo—en pocas palabras, todo lo que los hombres buscan en esta vida– vemos que ninguna de ellas satisfizo su anhelo por la eternidad. Él declaró que todo era “vanidad,” es decir, que él buscó todas estas cosas en vano, porque ninguna lo satisfizo. Al final, él concluyó: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios y guarda Sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” (Eclesiastés 12:13).

Así como una estaca cuadrada no puede entrar en un agujero redondo, tampoco el "vacío destinado para Dios" dentro de cada uno de nosotros se puede llenar por alguien o algo que no sea Dios. Sólo a través de una relación personal con Dios a través de la fe en Jesucristo se puede llenar el "vacío destinado para Dios" y cumplir el deseo de la eternidad.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Tienen todos un vacío destinado para Dios?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries