¿Cuáles fueron los eventos claves en la vida de Jesucristo? (parte 3)?"


Pregunta: "¿Cuáles fueron los eventos claves en la vida de Jesucristo? (parte 3)?"

Respuesta:
Última Cena: (Mateo 26:1-30; Marcos 14:12-26; Lucas 22:7-38; Juan 13:1-38) - Esta última reunión tan conmovedora con Sus discípulos, a quienes Él amaba, comienza con una lección de Jesús. Los discípulos habían estado discutiendo sobre quién de ellos era el mayor (Lucas 22:24), mostrando una perspectiva nada piadosa. Jesús se levantó discretamente y comenzó a lavar sus pies, una tarea que normalmente la realizaba la mayoría de los esclavos más bajos y serviles. Por medio de este sencillo acto, les recordó que Sus seguidores son aquellos que se sirven mutuamente, y no aquellos que esperan ser servidos. Continuó diciendo que, a menos que el Cordero de Dios limpie el pecado de una persona, esa persona nunca estará limpia: "Si no te lavare, no tendrás parte conmigo" (Juan 13:8). Durante la última cena, Jesús también identifica a Judas el traidor, quien lo traicionaría con las autoridades y provocaría Su arresto. Los discípulos se entristecieron cuando Jesús dijo que uno de ellos lo traicionaría y ellos se preguntaban quién podría ser. Todavía estaban confundidos cuando Jesús confirmó que era Judas, a quien Jesús le había ordenado que saliera e hiciera rápidamente lo que tenía que hacer. Después de la salida de Judas, Jesús instituyó el nuevo pacto en Su sangre y dio un nuevo mandamiento: aquellos que le siguen, deben amarse mutuamente y vivir por el poder del Espíritu Santo. Recordamos el nuevo pacto que Jesús dio cada vez que realizamos la ordenanza cristiana de la cena, celebrando el cuerpo de Cristo que fue molido por nosotros y Su sangre que también por nosotros fue derramada.

Arresto en Getsemaní: (Mateo 26:36-56; Marcos 14:32-50; Lucas 22:39-54; Juan 18:1-12) - Después de la última cena, Jesús llevó a los discípulos al huerto de Getsemaní, donde sucedieron varias cosas. Jesús se apartó de ellos con el fin de orar y, les pidió que también velaran y oraran. Pero varias veces cuando Jesús regresó los encontró dormidos, porque sus ojos estaban cargados de sueño a causa de la tristeza de perderlo. Mientras Jesús oraba, pidió al Padre que quitara la copa de la ira que estaba a punto de beber cuando Dios derramó sobre Él el castigo por los pecados del mundo. Pero, como en todas las cosas, Jesús se sujetó a la voluntad de Su padre y comenzó a prepararse para Su muerte, fortalecido por un ángel enviado para fortalecerlo en Sus últimas horas. Judas llegó con una multitud e identificó a Jesús con un beso; Jesús fue arrestado y llevado a Caifás para someterse al primero de una serie de juicios.

La crucifixión y la sepultura: (Mateo 27:27-66; Marcos 15:16-47; Lucas 23:26-56; Juan 19:17-42) - La muerte de Jesús en la cruz fue la culminación de Su ministerio en la tierra. La razón por la que Él nació como hombre fue para morir por los pecados del mundo, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna (Juan 3:16-18). Tras ser declarado inocente de todos los cargos que se le imputaban, Jesús fue entregado a los romanos para ser crucificado. Entre los acontecimientos que se registran ese día, están: Sus últimas siete palabras, las burlas y los insultos por parte de los soldados y la multitud, el echar suertes entre los soldados por sus vestidos, y tres horas de oscuridad. En el momento en que Jesús entregó Su espíritu, hubo un terremoto y, la enorme y gruesa cortina que separaba el lugar santísimo del resto del templo se rasgó de arriba a abajo, dando a entender que el acceso a Dios ahora estaba abierto a todos los que creen en Jesús. El cuerpo de Jesús se baja de la cruz, se coloca en una tumba prestada, y dejado allí hasta después del sábado.

Resurrección: (Mateo 28:1-10; Marcos 16:1-11; Lucas 24:1-12; Juan 20:1-10). La biblia no habla tanto de la resurrección como si se habla de la tumba vacía y las noticias de que Jesús había resucitado. También habla de Jesús apareciéndose a muchos. Sabemos que Jesús había resucitado de entre los muertos cuando las mujeres vinieron a la tumba donde Él había sido puesto para preparar Su cuerpo para la sepultura. Cada uno de los evangelios ofrece diferentes detalles sobre el relato. En resumen, la tumba estaba vacía, las mujeres estaban perplejas y los ángeles les anunciaron que Jesús había resucitado. Jesús se les apareció. Pedro y Juan también verificaron que la tumba estaba vacía, y Jesús también se apareció a Sus discípulos.

Apariciones posteriores a la resurrección de Cristo: (Mateo 28:1-20; Marcos 16:1-20; Lucas 24:1-53; Juan 20:1-21:25; Hechos 1:3; 1 Corintios 15:6) - Durante los cuarenta días entre la crucifixión y Su ascensión, Jesús apareció varias veces a 500 de Sus discípulos y a otros. Él apareció por primera vez a las mujeres que estaban cerca de la tumba que habían venido a preparar Su cuerpo para la sepultura; luego a María Magdalena, a quien declaró que Él todavía no había ascendido al Padre. Jesús se apareció de nuevo a dos hombres en el camino a Emaús y, mientras comía y hablaba con ellos, lo reconocieron. Los hombres regresaron a Jerusalén, encontraron a los discípulos y dieron testimonio de su encuentro con Jesús. Jesús entró estando las puertas bien cerradas y se apareció a los discípulos en Jerusalén, donde al "incrédulo Tomás" se le dieron pruebas y, nuevamente en Galilea, donde vieron otro milagro. Aunque ellos habían estado pescando toda la noche sin éxito, Jesús les dijo que echaran sus redes una vez más, y en ese momento sus redes se llenaron de peces. Jesús preparó alimento para ellos y les enseñó muchas verdades importantes. A Pedro le dijo que alimentara las ovejas del Señor y se le dijo la clase de muerte que iba a sufrir. En ese momento, ellos también recibieron la gran comisión.

Ascensión: (Marcos 16:19-20; Lucas 24:50-53; Hechos 1:9-12) – El episodio final de Jesús en la tierra fue Su ascensión al cielo, en presencia de los discípulos. Fue alzado y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos, pero dos ángeles vinieron a decirles que Él así vendrá como le han visto ir al cielo. Por ahora, Jesús está sentado a la derecha de Su padre en el cielo. El acto de estar sentado significa que Su obra ya ha culminado, así como lo afirmó antes de morir en la cruz, cuando dijo, "Consumado es". No hay nada más que hacer para asegurar la salvación de aquellos que creen en Él. Su vida en la tierra ya se terminó, el precio se pagó, la victoria ya se ganó, y la muerte ha sido derrotada. ¡Aleluya!

"Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales, si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir" (Juan 21:25).

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Cuáles fueron los eventos claves en la vida de Jesucristo? (parte 3)?"

Suscríbete a la pregunta de la semana