¿Existe tal cosa como la verdad absoluta / la verdad universal?


Pregunta: "¿Existe tal cosa como la verdad absoluta / la verdad universal?"

Respuesta:
Para poder entender la verdad absoluta o verdad universal, comencemos por definir lo que es la verdad. La verdad es definida en el diccionario como “conformidad con los hechos o realidades; una declaración probada de ser o aceptada como verdadera”. Algunas personas hoy en día dirían que no existe una realidad verdadera, sólo percepciones y opiniones. Por otra parte, otros argumentarían que debe haber alguna realidad o verdad absoluta.

Un punto de vista dice que no existen absolutos que definan la realidad. Aquellos que sostienen esta opinión, creen que todo es relativo, y por lo tanto no existe la realidad verdadera. Por esa razón, finalmente no hay absolutos morales ni una autoridad que decida si una acción es positiva o negativa, buena o mala. Este punto de vista nos conduce a la “ética situacional”, la creencia de que lo que es bueno o malo, es relativo a la situación. No hay bien o mal; por lo tanto, lo que se siente o parece correcto en ese momento y en esa situación es correcto. Por supuesto, la ética situacional conduce a una mentalidad y estilo de vida subjetivo de hacer “lo que se sienta bien”, que tiene un efecto devastador en sociedades e individuos. Esto es postmodernismo, creando una sociedad que considera todos los valores, creencias, estilos de vida y afirmaciones de la verdad como igualmente válidos.

El otro punto de vista cree que sí existen las realidades absolutas o criterios que definen lo que es verdad y lo que no es. Por lo tanto, las acciones pueden ser determinadas como correctas o equivocadas por la forma como miden esos criterios absolutos. ¿Puedes imaginarte el caos que habría si no existieran los absolutos ni la realidad? Toma, por ejemplo, la ley de la gravedad. Si ésta no fuera un absoluto, no podríamos estar seguros de que podríamos estar de pie o sentados en un solo lugar hasta que decidiéramos movernos. O si 2 + 2 ya no fuera siempre cuatro, los efectos sobre la civilización serían desastrosos. Las leyes de la ciencia y la física serían irrelevantes, y el comercio sería imposible. Qué desorden habría. Afortunadamente sí existe la verdad absoluta y ésta puede ser encontrada y entendida.

La sola idea de alguien que haga la declaración de que no hay una verdad absoluta es totalmente ilógica. Aún así, en la actualidad, mucha gente está siguiendo este relativismo cultural que en su esencia niega cualquier tipo de verdad absoluta. Una buena pregunta que se puede hacer a tales personas que dicen que “no hay una verdad absoluta” es; “¿Estás absolutamente seguro de eso?”. Si dicen "sí", han hecho una declaración absoluta, que en sí misma implica la existencia de absolutos. Están diciendo que el hecho mismo de que no existe una verdad absoluta es la única verdad absoluta.

Además del problema de la propia contradicción, existen muchos problemas lógicos que uno debe vencer para aceptar o creer que no hay verdades absolutas / verdades universales. Uno es que todos los humanos tienen un conocimiento limitado y mentes finitas y, por lo tanto, no pueden lógicamente hacer declaraciones negativas absolutas. Una persona no puede decir lógicamente: "No hay Dios" (aunque muchos lo hagan), porque, para hacer tal declaración, necesitaría tener un conocimiento absoluto de todo el universo de principio a fin. Como eso es imposible, lo más que se puede decir lógicamente es: "Con el conocimiento limitado que tengo, no creo que haya un Dios".

Otro problema con la negación de la verdad absoluta / verdad universal, es el hecho de que no se vive conforme a lo que sabemos que es la verdad en nuestras propias conciencias, en nuestras propias experiencias, y lo que vemos en el “mundo real”. Si no hay tal cosa como la verdad absoluta, entonces finalmente no hay nada correcto o incorrecto acerca de nada. Lo que puede ser “bueno para ti” no significa que sea “bueno para mí”. Mientras que superficialmente este tipo de relativismo parece ser muy atractivo, lo que significa es que cada uno establece sus propias reglas para vivir y hacer lo que piense que es correcto. Esto causaría problemas en cuanto a que el sentido de lo correcto para una persona, chocaría con el de otra. Por ejemplo, ¿qué sucedería si para mi “está bien” el ignorar la luz de los semáforos, aún cuando esté en rojo? De esta manera, pongo en riesgo la vida de otros. O, yo podría pensar que está bien robarte y tú puedes pensar que no está bien. Claramente, nuestros estándares de lo correcto y lo incorrecto están en conflicto. Si no hay una verdad absoluta, un estándar de lo que está bien y lo que está mal de lo que todos somos responsables, entonces nunca podremos estar seguros de nada. La gente sería libre de hacer lo que quisiera: asesinar, violar, robar, mentir, engañar, etc., y nadie podría decir que esas cosas estarían mal. No podría haber gobierno, ni leyes, ni justicia, porque ni siquiera se podría decir que la mayoría de la gente tiene el derecho de hacer y hacer cumplir las normas sobre la minoría. Un mundo sin absolutos sería el mundo más horrible que se pueda imaginar.

Desde un punto de vista espiritual, este tipo de relativismo resulta en una confusión religiosa, porque no podría haber una religión verdadera, ni ninguna manera de tener una correcta relación con Dios. Todas las religiones por lo tanto serían falsas, porque todas ellas declaran enseñar o creer en algún tipo de vida después de la vida. Esto es por lo que no es raro en la actualidad que la gente crea que dos religiones diametralmente opuestas puedan ser igualmente “verdaderas” aún cuando ambas declaren tener el único camino al cielo o enseñar dos “verdades” totalmente opuestas. La gente que no cree en la verdad absoluta, ignora estas declaraciones y adopta un universalismo más tolerante que enseña que todas las religiones son iguales y que todas ellas conducirán al cielo. Esto es también por lo que la gente que adopta este punto de vista mundano se opone vehementemente a los cristianos evangélicos quienes creen en lo que dice la biblia donde Jesús se declara ser “…el camino, y la verdad, y la vida” y que Él es la máxima manifestación de la verdad y el único camino por el que uno puede llegar al cielo (Juan 14:6).

La tolerancia se ha convertido en la única virtud esencial de la sociedad postmoderna, la única absoluta, y, por lo tanto, la intolerancia es el único mal. Cualquier creencia dogmática -especialmente la creencia en la verdad absoluta, es vista como intolerancia, el último pecado. Aquellos que niegan la verdad absoluta a menudo dirán que está bien creer lo que quieres, siempre y cuando no trates de imponer tus creencias a los demás. Pero este punto de vista en sí mismo es una creencia sobre lo que está bien y lo que está mal, y aquellos que tienen esta visión definitivamente tratan de imponerla a otros. Establecen un estándar de comportamiento que insisten en que otros sigan, violando así lo que afirman defender: otra posición de auto-contradicción. Aquellos que sostienen tal creencia simplemente no quieren ser responsables de sus acciones. Si hay verdad absoluta, entonces hay normas absolutas de lo que está bien y lo que está mal, y debemos rendir cuentas de acuerdo con esas normas. Esta responsabilidad es lo que la gente realmente está rechazando cuando rechazan la verdad absoluta.

La negación de la verdad absoluta / verdad universal y el relativismo cultural que viene de ello, es simplemente el resultado lógico de una sociedad que ha adoptado la teoría de la evolución como la explicación de la vida. Si la evolución es verdad, entonces la vida no tiene significado alguno, no tenemos un propósito, y no puede haber ningún absoluto del bien o del mal. El hombre es entonces libre de vivir la vida como le plazca y no es responsable ante nadie por sus acciones. Y, sin embargo, no importa cuánto quiera negar el hombre pecador la existencia de Dios y Su verdad absoluta, ellos estarán algún día delante de Él para ser enjuiciados. La biblia dice, “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios” (Romanos 1:18-22).

¿Hay alguna evidencia de la existencia de la verdad absoluta? Si. La primera evidencia para la existencia de la verdad absoluta es apreciada en nuestra conciencia. Nuestra conciencia nos dice que el mundo debería ser de “cierta manera”, que algunas cosas están “bien” y algunas otras “mal”. Nos ayuda a entender que hay algo malo con el sufrimiento, el hambre, y la maldad. Nos hace apreciar que el amor, la generosidad, la compasión y la paz son cosas positivas por las que debemos luchar. Esto es universalmente verdad en todas las culturas en todas las épocas. La biblia describe el papel de la conciencia humana en Romanos 2:14-16. “Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio”.

La segunda evidencia para la existencia de la verdad absoluta es apreciada en la ciencia. La ciencia es simplemente la búsqueda del conocimiento. Es el estudio de lo que conocemos y la demanda de conocer más. Por lo tanto, todo estudio científico por necesidad debe estar fundamentado sobre la creencia de que hay realidades objetivas que existen en el mundo y, estas realidades se pueden descubrir y probar. Sin los absolutos, ¿qué sería del estudio científico? ¿Cómo puede uno saber que los descubrimientos que hicieron eran reales? De hecho, las mismas leyes de la ciencia están fundadas en la existencia de la verdad absoluta.

La tercera evidencia para la existencia de la verdad absoluta / verdad universal, es la existencia de la religión. Todas las religiones del mundo son un intento de dar significado y definición a la vida. Ellas nacieron del hecho de que el ser humano desea algo más que la simple existencia. A través de la religión, la gente está buscando a Dios, la esperanza para el futuro, el perdón de pecados, la paz en medio de nuestras luchas, y las respuestas a nuestros más profundos cuestionamientos. La religión es evidencia real de que el ser humano es más que simplemente una especie animal altamente evolucionada. Es la evidencia de un propósito más alto y el hecho de que verdaderamente hay un Creador con un propósito personal y determinado, quien implantó en el hombre el deseo de conocerlo. Y si de verdad hay un Creador, entonces Él se convierte en la representación de la verdad absoluta, y es Su autoridad la que establece esta verdad.

Afortunadamente, sí, hay tal Creador y Él nos ha revelado Su verdad a través de Su misma Palabra, la biblia. Si queremos conocer la verdad absoluta / verdad universal, la única manera de hacerlo es a través de una relación personal con Aquel que clamó ser la “Verdad”, Jesucristo. “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). El hecho de que la verdad absoluta existe, nos guía a la verdad de que hay un Dios soberano quien creó los cielos y la tierra y quien se ha revelado a Sí mismo a nosotros, para que podamos conocerle personalmente a través de Su Hijo Jesucristo. Esa es la Verdad absoluta.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Existe tal cosa como la verdad absoluta / la verdad universal?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana