¿Debería un cristiano tomar vacaciones?


Pregunta: "¿Debería un cristiano tomar vacaciones?"

Respuesta:
La biblia no menciona nada específico acerca de las vacaciones. Sin embargo, las escrituras tratan los conceptos del descanso y la administración, los cuales son aplicables para pensar si los cristianos deberían o no tomar vacaciones.

Las vacaciones son un tiempo de descanso, y Dios nos dio el ejemplo en Génesis 2:2-3 cuando reposó de lo que había creado. En Éxodo 20:8-11 Dios le dice a su pueblo que ellos debían descansar de su trabajo en el séptimo día; tomar vacaciones cada semana, por así decirlo. El mandamiento del día de reposo se repite en todo el antiguo testamento. En el nuevo testamento, vemos que Jesús cumple a cabalidad el significado del día de reposo. Los cristianos ya no están bajo la ley del día de reposo, sin embargo, el concepto de descanso sigue siendo importante. Jesús dijo que el día de reposo fue hecho por causa del hombre, dando a entender que Dios lo dio como un regalo para nosotros (Marcos 2:27). En lugar de ser la carga que había llegado a convertirse en los días de Jesús, el día de reposo tenía por objeto ser un día de recuperación. Cuando descansamos, declaramos que dependemos de Dios, ejercitamos nuestra fe en Su provisión, y somos renovados.

Jesús no tomó vacaciones en Su ministerio, sin embargo, Él tuvo momentos de descanso y también se aseguró que Sus discípulos hicieran lo mismo. En un momento en que eran "muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer", Jesús dice a Sus discípulos, "venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco" (Marcos 6:31). Claramente, si Jesús buscaba tiempo a solas, también es bueno tener descansos necesarios.

Se necesita el balance a la hora de planificar las vacaciones. El descanso es un regalo; más que eso, es una necesidad humana. No podemos sobrevivir aparte del ritmo de trabajo y de descanso, como se puede ver en nuestra diaria necesidad del sueño. Al mismo tiempo, el descanso no es el propósito de la vida. También debemos trabajar. Efesios 5:15-17 dice, "Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor". Moisés ora, "Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría" (Salmo 90:12), y Jesús dice, "Me es necesario hacer las obras del que me envió.…" (Juan 9:4). Claramente, el objetivo de nuestra vida no es estar de vacaciones. Pero necesitamos tiempo alejados de nuestras rutinas diarias, para recibir un refrigerio de parte de Dios. Dios no nos diseñó para que trabajáramos o ministráramos 24/7, 365 días al año.

La administración es otro asunto para considerar respecto a las vacaciones. Debemos ser buenos administradores de nuestro tiempo y nuestras finanzas. Es importante invertir nuestros recursos en cosas que tienen un verdadero valor. Unas buenas vacaciones traerán refrigerio a nuestras almas y nos ayudarán a seguir en nuestros trabajos para el Señor. Las vacaciones también son un recordatorio de que dependemos de Dios y no de nosotros mismos para nuestro sustento.

La administración financiera es un tema importante con respecto a las vacaciones. Es bueno considerar las finanzas cuidadosamente cuando pensamos en las vacaciones. ¿El costo de las vacaciones está dentro de nuestras posibilidades financieras? ¿Es el gasto de las vacaciones proporcional a la importancia de las mismas? ¿Estamos siendo responsables en otras áreas de las finanzas (pagar nuestras facturas, el aporte a la iglesia, ayudar a otros, etc.)? Esto no sugiere que las vacaciones deben ser baratas. No hay nada malo en gastar dinero, incluso mucho dinero en una experiencia. El resultado en términos de relaciones, renovación, o de gozo, bien valen la pena. Lo importante es presentar nuestras decisiones financieras a Dios y administrar muy bien nuestros recursos.

Las vacaciones no sólo estás permitida para los cristianos, sino que también son necesarias. En cuanto a qué es lo que unas vacaciones exactamente implican, eso es un asunto de conciencia, recursos y practicidad. Unas vacaciones pueden ser simples o sofisticadas, pero como dice Colosenses 3:17, "Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de Él".

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Debería un cristiano tomar vacaciones?

Suscríbete a la pregunta de la semana