¿Qué pasó con las tribus perdidas de Israel?


Pregunta: "¿Qué pasó con las tribus perdidas de Israel?"

Respuesta:
Cuando las personas se refieren a las "tribus perdidas de Israel", usualmente tienen en mente las diez tribus del reino del norte que cayeron en manos de Asiria alrededor del año 722 a.C. Estas tribus son Rubén, Simeón, Leví, Dan, Neftalí, Gad, Aser, Isacar, Zabulón, y José (cuya tribu fue dividida en las tribus de Efraín y Manasés). La mayoría de los habitantes del reino del norte fueron deportados a la antigua Asiria (2 Reyes 17:6). Muchos de los judíos que habían permanecido en la tierra, se casaron con gente de Cuta, de Ava, de Hamat, y de Sefarvaim, que habían sido enviados por el rey asirio para que habitaran Samaria (2 Reyes 17:24; Esdras 4:2-11). Así, la historia continúa, las diez tribus del norte de Israel estaban "perdidas" para la historia y exterminados o integrados a otros grupos de personas. Esta narrativa, sin embargo, se basa en inferencias e hipótesis y no en una enseñanza bíblica clara.

Hay muchos misterios, leyendas y tradiciones en cuanto a lo ocurrido con las diez tribus "perdidas" de Israel. Una leyenda dice que las diez tribus emigraron a Europa (dicen que el río Danubio obtuvo su nombre de la tribu de Dan). Otra leyenda dice que las tribus migraron por todo el camino hasta Inglaterra y que todos los anglosajones hoy en día son en realidad judíos (esta es una enseñanza del Israelismo Británico herético). Una cantidad sorprendente de grupos de todo el mundo, afirman tener descendientes de las tribus "perdidas": hay personas en la India, Nigeria, Etiopía, Pakistán, Afganistán y América del Norte que afirman esa ascendencia. Otras teorías comparan los japoneses o los indios americanos con las diez tribus "perdidas" de Israel.

La verdad es que las "tribus perdidas de Israel" en realidad nunca estuvieron perdidas. Muchos de los judíos que permanecieron en la tierra después de la conquista Asiria, se reunieron nuevamente con Judá en el sur (2 Crónicas 34:6-9). Asiria fue conquistada posteriormente por Babilonia, que llegó a invadir el reino del sur de Israel, deportando las dos tribus restantes: Judá y Benjamín (2 Reyes 25:21). El remanente de las tribus del norte habría sido parte de las deportaciones babilónicas. Setenta años después, cuando el rey Ciro permitió que los israelitas volvieran a Israel (Esdras 1), muchas de ellas (de las doce tribus) volvieron a Israel para reconstruir su nación.

La idea de que diez tribus de Israel estaban "perdidas", es falsa. Dios sabe dónde están todas las doce tribus, y como la misma biblia lo demuestra, todos están representadas. Al final de los tiempos, Dios llamará testigos de cada una de las doce tribus (Apocalipsis 7:4-8). Entonces, es obvio que Dios ha estado manteniendo un registro de quién pertenece a cada tribu.

En los evangelios, la profetisa Ana (Lucas 2:36) era de la tribu de Aser (supuestamente una de las diez tribus perdidas). Anna no estaba perdida en absoluto. Tanto Zacarías como Elisabet y, por lo tanto, Juan el Bautista, son de la tribu de Leví (Lucas 1:5). Jesús promete a los discípulos que se sentarán "en tronos juzgando a las doce tribus de Israel" (Lucas 22:30). Pablo, que sabe que es de la tribu de Benjamín (Romanos 11:1), habla de la "promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche" (Hechos 26:7); fíjese el tiempo presente. Santiago dirige su epístola "a las doce tribus que están en la dispersión" (Santiago 1:1). En resumen, hay amplia evidencia en las escrituras de que las doce tribus de Israel están todavía en existencia y estarán en el reino mesiánico. Ninguna de ellas está perdida.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Qué pasó con las tribus perdidas de Israel?

Suscríbete a la pregunta de la semana