¿Cuáles son las diversas teorías de la expiación?


Pregunta: "¿Cuáles son las diversas teorías de la expiación?"

Respuesta:
A través de la historia de la iglesia, diferentes puntos de vista o teorías de la expiación, algunos verdaderos y algunos falsos, han sido propuestos en diferentes tiempos por diferentes individuos o denominaciones. Una de las razones de las diferentes opiniones es que tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento revelan muchas verdades acerca de la expiación de Cristo, haciendo difícil, si no imposible, encontrar una sola “teoría” que abarque o explique plenamente la riqueza de esta doctrina. En cambio, lo que descubrimos al estudiar las Escrituras es un cuadro rico y multifacético de la expiación al presentar la Biblia muchas verdades interrelacionadas concerniente la redención que Cristo ha logrado. Otro factor que contribuye a las diferentes teorías de la expiación, es que mucho de lo que podamos aprender acerca de la expiación necesita ser entendido desde la experiencia y la perspectiva del pueblo de Dios bajo el sistema de sacrificios del Antiguo Pacto.

La expiación de Cristo, su propósito y lo que logró, es un tema tan rico que se han escrito volúmenes acerca de ella. Este artículo proveerá simplemente una perspectiva breve de muchas de las teorías que han sido propuestas en un tiempo u otro. Al considerar los diferentes puntos de vista de la expiación, no deberíamos perder de la vista el hecho de que cualquier perspectiva que no reconozca la pecaminosidad del hombre o la naturaleza sustitutiva de la expiación, es deficiente en el mejor de los casos, y herético en el peor.

La Paga de Un Rescate a Satanás: Este punto de vista considera la expiación de Cristo como un rescate pagado a Satanás para comprar la liberación del hombre de su esclavitud a Satanás. Se basa en la creencia de que la condición espiritual del hombre está cautiva a Satanás, y que el significado de la muerte de Cristo era para asegurar la victoria de Dios sobre Satanás. Esta teoría tiene poco, si es que hay algo, de apoyo bíblico y ha tenido pocos partidarios a través de la historia de la iglesia. Es antibíblico en el sentido de que ve a Satanás, en vez de Dios, como aquel que exigió que un pago fuese hecho por el pecado y así ignora completamente las demandas de la justicia de Dios como las que vemos a través de toda la Escritura. También tiene un concepto de Satanás más alto de lo que debería y lo ve como uno con más poder de lo que realmente posee. No hay apoyo bíblico para la idea de que los pecadores debieran algo a Satanás, pero a través de toda la Escritura vemos que Dios es Aquel que exige un pago para el pecado.

La Teoría de la Recapitulación: Este punto de vista considera la expiación de Cristo como algo que invierte el camino de la humanidad de la desobediencia a la obediencia. Cree que la vida de Cristo recapituló todas las etapas de la vida humana y, al hacerlo, invirtió el camino de la desobediencia iniciado por Adán. Este punto de vista no puede ser apoyado bíblicamente.

La Teoría Dramática: Este punto de vista considera que la expiación de Cristo asegura la victoria en un conflicto divino entre el bien y el mal y gana la liberación del hombre de su esclavitud a Satanás. El significado de la muerte de Cristo era asegurar la victoria de Dios sobre Satanás y proveer una manera para redimir al mundo de la esclavitud del mal.

La Teoría Mística: Este punto de vista considera la expiación de Cristo como un triunfo sobre Su propia naturaleza pecaminosa a través del poder del Espíritu Santo. Los que sostienen este punto de vista creen que el conocimiento de esto influirá místicamente al hombre y despertará su “conciencia de dios”. También creen que la condición espiritual del hombre no es el resultado del pecado sino simplemente una falta de “conciencia de dios”. Claramente, esto no es bíblico. Para creer esto, uno tiene que creer que Cristo tuvo una naturaleza pecaminosa, mientras que la Escritura es clara en cuanto a que Jesús era el Dios-hombre perfecto, sin pecado en cada aspecto de Su naturaleza (Hebreos 4:15).

La Teoría de la Influencia Moral: Este punto de vista considera la expiación de Cristo una demostración del amor de Dios, la cual hace que el corazón del hombre se suavice y se arrepienta. Los que aceptan esta teoría, creen que el hombre está espiritualmente enfermo y necesitado de ayuda, y que el hombre es inducido a aceptar el perdón de Dios al ver el amor de Dios para con el hombre. Creen que el propósito y el significado de la muerte de Cristo era para demostrar el amor de Dios para con el hombre. Aunque es cierto que la expiación de Cristo es el ejemplo supremo del amor de Dios, esta teoría no es bíblica porque niega la verdadera condición espiritual del hombre – muerto en transgresiones y pecados (Efesios 2:1) - y niega que Dios realmente exija un pago por el pecado. Esta perspectiva de la expiación de Cristo deja a la humanidad sin un verdadero sacrificio o pago por el pecado.

La Teoría del Ejemplo: Este punto de vista ve la expiación de Cristo como un simple ejemplo de fe y obediencia para inspirar al hombre a ser obediente a Dios. Los que aceptan este punto de vista, creen que el hombre está vivo espiritualmente y que la vida de Cristo y la expiación eran simplemente un ejemplo de la verdadera fe y obediencia y deben servir como una inspiración al hombre para llevar una vida similar de fe y obediencia. Ésta y la teoría de la influencia moral, son similares en que ambas niegan que la justicia de Dios realmente exija un pago por el pecado y que la muerte de Cristo en la cruz fue ese pago. La diferencia principal entre la teoría de la influencia moral y la teoría del ejemplo, es que la teoría de la influencia moral dice que la muerte de Cristo nos enseña cuánto nos ama Dios, y la teoría del ejemplo dice que la muerte de Cristo nos enseña cómo vivir. Por supuesto, es absolutamente verdad, Cristo es un ejemplo que deberíamos seguir, aun en Su muerte, pero la teoría del ejemplo falla en su reconocimiento de la verdadera condición espiritual del hombre y que la justicia de Dios exige un pago por el pecado, algo que el hombre no es capaz de pagar.

La Teoría Comercial: Esta teoría ve la expiación de Cristo como algo que trae infinito honor a Dios. Esto resultó en Dios dando a Cristo una recompensa, la cual Él Mismo no necesitó, y que Cristo pasó esta recompensa al hombre. Los que sostienen esta posición creen que la condición espiritual del hombre es la de deshonrar a Dios y, por lo tanto, la muerte de Cristo, la cual trajo infinito honor a Dios, puede ser aplicada a los pecadores para salvación. Esta teoría, como muchas de las otras, niega el verdadero estado espiritual de pecadores no regenerados y su necesidad de una naturaleza completamente nueva, disponible sólo en Cristo (2 Corintios 5:17).

La Teoría Gubernamental: Este punto de vista considera la expiación de Cristo una demostración de la gran estima de Dios para Su ley y Su actitud hacia el pecado. Es a través de la muerte de Cristo que Dios tiene una razón para perdonar los pecados de aquellos que se arrepienten y que aceptan la muerte sustitutiva de Cristo. Los que mantienen esta posición, creen que la condición espiritual del hombre es la de alguien que ha violado la ley moral de Dios y que el significado de la muerte de Cristo era para ser un sustituto para la pena del pecado. Debido a que Cristo pagó la pena del pecado, es posible que Dios perdone legalmente a aquellos que aceptan a Cristo como su sustituto. Este punto de vista falla por no enseñar que Cristo realmente pagó la pena de los pecados actuales de cualquier persona, pero sin embargo que Su sufrimiento simplemente mostró a la humanidad que las leyes de Dios fueron quebrantadas y que alguna pena fue pagada.

La Teoría de La Sustitución Penal: Este punto de vista considera la expiación de Cristo un sacrificio vicario y sustitutivo que satisfizo las demandas de la justicia de Dios sobre el pecado. Al hacerlo, Cristo pagó la pena del pecado del hombre, trayendo perdón, imputando justicia y reconciliando al hombre con Dios. Los que toman esta posición, creen que todo aspecto del hombre, su mente, voluntad y emociones, han sido corrompidas por el pecado y que el hombre es totalmente depravado y espiritualmente muerto. Este punto de vista sostiene que la muerte de Cristo pagó la pena por el pecado y que a través de la fe, el hombre puede aceptar la sustitución de Cristo como pago del pecado. Esta teoría de la expiación se alinea con más precisión a la Escritura en su concepto del pecado, la naturaleza del hombre, y los resultados de la muerte de Cristo en la cruz.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Cuáles son las diversas teorías de la expiación?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna



recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana