¿Qué es el cristianismo Paulino?


Pregunta: "¿Qué es el cristianismo Paulino?"

Respuesta:
El cristianismo Paulino es un término que se aplica a lo que algunos perciben como la enseñanza religiosa única a los escritos de Pablo y distinta del evangelio de Jesús. Es decir, Jesús enseñó una cosa, y Pablo enseñó algo completamente diferente. Aquellos que creen en el cristianismo Paulino independiente, creen que el cristianismo de hoy tiene poco que ver con las enseñanzas de Jesús; más bien, es el producto de la corrupción de esas enseñanzas de Pablo.

Creemos que el nuevo testamento es un todo unificado: los evangelios nos presentan la vida y obra de Jesús el Mesías; las epístolas explican el significado y el alcance de la obra de Jesús y su aplicación a la vida diaria. Por ejemplo, Mateo 28 narra el hecho de la resurrección de Jesús, y 1 Corintios 15 explica el significado de Su resurrección. Marcos 15:38, habla cuando el velo del templo se rasgó en dos en el momento en que Jesús murió; Hebreos 10:11-23 revela la importancia de ese evento. El mismo Espíritu que inspiró los evangelios, también inspiró las epístolas para darnos un mayor entendimiento del plan de salvación de Dios.

Sin embargo, quienes teorizan sobre un cristianismo Paulino "independiente", narran una historia diferente:

Jesús, un gran maestro, considerado a sí mismo como el Mesías esperado por los judíos. Él creía que Dios iba a derrocar a Roma y traería Su reino a la tierra. En preparación para esto, Jesús enseñó un mensaje de amor incondicional, tolerancia y la aceptación de todas las personas sin prejuicios. Por desgracia, la misión de Jesús de inaugurar una nueva época terrenal fracasó cuando los romanos lo crucificaron.

Los seguidores de Jesús, creyendo que Dios había resucitado a su rabino de entre los muertos, continuaron reuniéndose en Jerusalén bajo el liderazgo de Santiago, el hermano de Jesús. Su intención era esperar el reino que estaba por venir y continuar observando el sello de Jesús del judaísmo ilustrado. Pero llegó Saulo de Tarso, quién falsificó una conversión con el fin de infiltrarse en la iglesia. Pedro, Santiago y otros que habían conocido a Jesús, sospechaban de Saulo, porque nunca había conocido a Jesús.

Entonces Saulo, quién comenzó llamándose "Pablo", tuvo una idea genial. Él, hábilmente combinó las ideas hebreas tradicionales con las ideas de la filosofía griega pagana, creando una nueva religión que podría apelar tanto a judíos como a gentiles. Él comenzó a predicar que Jesús era en realidad Dios, que la muerte de Jesús estaba relacionada con el sistema judío de sacrificio, que uno podría salvarse simplemente por creer, y que la ley mosaica era obsoleta. La actividad misionera celosa de Pablo y los escritos persuasivos, llevaron su nuevo "evangelio" alrededor de todo el imperio romano. La iglesia en Jerusalén, incluyendo a Pedro y Santiago, no reconoció a Pablo y lo consideró un hereje y líder de una secta.

Después de la destrucción de Jerusalén en el año 70, la iglesia judía perdió autoridad, pero la iglesia gentil fundada por Pablo, aumentó su influencia. Uno de los fervientes seguidores de Pablo escribió el libro de los Hechos, el cual le dio a Pablo un estatus legendario con su brillante descripción de él como el héroe de la iglesia. Más tarde, cuatro escritores desconocidos recopilaron trozos de información acerca de Jesús y escribieron libros que llamaron "Mateo", "Marcos", "Lucas," y "Juan"-, aunque la teología de Pablo, ya dominante en la iglesia, contaminó la perspectiva de los escritores. Por lo tanto, la religión de Pablo se impuso a la religión de Jesús.

En resumen, Pablo era un charlatán, un embaucador evangélico que logró torcer el mensaje de amor de Jesús, en algo que Jesús mismo nunca reconocería. Fue Pablo y no Jesús, quién originó el "Cristianismo" de hoy.

Comúnmente, quienes sostienen la teoría mencionada anteriormente, también creen lo siguiente:

1) Jesús no era divino. Él nunca dijo que era Dios, y Él nunca tuvo la intención de comenzar una nueva religión.

2) La biblia no es un libro inspirado y está plagado de contradicciones. Nada de la biblia, excepto posiblemente el libro de Santiago, fue escrito por alguien que conocía a Jesús. Hay fragmentos de las enseñanzas de Jesús en los evangelios, pero es difícil discernir lo que Él realmente dijo.

3) Pablo nunca fue un fariseo y no era muy educado. Su "conversión" fue una experiencia alucinógena personal o un total fraude. Sus pretensiones de ser apóstol fueron intentos de seguir su propia autoridad en la iglesia.

4) Las "invenciones" teológicas Paulinas incluyen: a) la deidad de Jesús; b) la salvación por gracia mediante la fe; y c) la salvación a través de la sangre de Jesús; d) la naturaleza sin pecado de Jesús; e) el concepto de pecado original; y f) el Espíritu Santo. Ninguna de estas "nuevas doctrinas" fueron aceptadas por los verdaderos seguidores de Jesús.

5) Los evangelios gnósticos están más cerca de la verdad acerca de Jesús, que los cuatro evangelios tradicionales de la Biblia.

El concepto del "cristianismo Paulino" representa un ataque directo contra la biblia como la palabra de Dios. Los adeptos de la teoría del "cristianismo Paulino", están malinterpretando realmente las enseñanzas de Jesús. Eligen creer en Sus palabras sobre el amor, pero niegan Sus enseñanzas sobre el juicio (como en Mateo 24). Insisten en un Jesús humano, negando Su divinidad, aunque Jesús enseñó claramente Su igualdad con Dios en pasajes tales como Juan 10:30. Ellos quieren a un Jesus "amoroso" sin tener que aceptarle como Señor y Salvador.

Cada vez que un escéptico encuentra una doctrina "desagradable" en la biblia, es probable que diga: "Ese pasaje se ha alterado", o "Pablo escribió esto, y sabemos que él era un mentiroso". Donde los evangelios enseñan una doctrina "Paulina", tales como la expiación de Jesus por el pecado en Juan 1:29, el escéptico la rechaza y la considera como una doctrina "insertada por los devotos de Pablo". En realidad, la única base del escéptico para ese enfoque selectivo de las escrituras, es un prejuicio personal contra la idea de la expiación de Jesús.

Curiosamente, las credenciales de Pablo como apóstol fueron atacadas, incluso en su propia vida, por aquellos que deseaban llevar a la iglesia al legalismo y a otras ideologías errantes. Pablo se defiende a sí mismo de los ataques engañosos de los falsos maestros, en 1 Corintios 9; 2 Corintios 12; y Gálatas 1.

El apostolado de Pablo se confirmó por los milagros que hizo (Romanos 15:19), la formación que recibió (Gálatas 1:15-20), y el testimonio de los demás apóstoles. Pedro, lejos de ser enemigo de Pablo, escribió lo siguiente acerca de él: "como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito, casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición" (2 Pedro 3:15-16).

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el cristianismo Paulino?

Suscríbete a la pregunta de la semana