¿Qué es la teología natural?



 

Pregunta: "¿Qué es la teología natural?"

Respuesta:
La teología natural es el estudio de Dios, basado en la observación de la naturaleza, a diferencia de la teología revelada o "sobrenatural", que se basa en una revelación especial. Ya que la observación de la naturaleza es una búsqueda intelectual, la teología natural implica la filosofía humana y el razonamiento como un medio de conocer a Dios.

Al examinar la estructura y la función del florecimiento de la flor boca de dragón, lógicamente podría concluir que el Dios que creó la flor boca de dragón, es poderoso y sabio; eso es teología natural. Al examinar el contexto y el significado de Juan 3:16, yo podría concluir con toda razón que Dios es amoroso y generoso, eso es teología revelada.

La división de la teología en "natural" y "revelada", tuvo sus raíces en los escritos del teólogo católico Tomás de Aquino (1224-1274 d.C). En un intento de aplicar la lógica aristotélica a la fe cristiana, Tomás de Aquino hizo hincapié en la capacidad del hombre para comprender ciertas verdades acerca de Dios únicamente desde la naturaleza. Sin embargo, Aquino sostuvo que la razón humana aún era secundaria a la revelación de Dios, como la iglesia nos enseña. Aquino fue cuidadoso para distinguir lo que se podría aprender mediante la "razón natural" de los principios doctrinales, llamando a las verdades extraídas de la naturaleza "preámbulos a los artículos [de la fe]" (Summa Theologica, Primera Parte, Pregunta 2, Artículo 2). Es decir, la razón puede conducir a la fe, pero no puede reemplazarla.

Posteriormente, los teólogos tomaron la idea de Aquino y la ampliaron. Otros escritores que enfatizaron la teología natural fueron Samuel Clarke, William Paley e Immanuel Kant. A lo largo de los años, se minimizaron los milagros a medida que el cristianismo se redujo más y más a una filosofía "racional".

Los deístas, se apoyaron únicamente en la teología natural para su conocimiento de Dios, a la exclusión total de la revelación especial. Para el deísta, a Dios no se puede conocer excepto a través de la naturaleza y no se necesita la biblia. Esta es la razón por la cual Thomas Jefferson, un deísta, literalmente cortó todos los relatos de los milagros de su biblia, él solo quería una teología natural.

Los poetas románticos, en general, eran proponentes de la teología natural. Aunque destacaron la emoción del hombre por encima de su intelecto, constantemente estaban exaltando la virtud y la trascendencia de la naturaleza. Una clara exposición de la teología natural es el famoso poema "El arco iris" de William Wordsworth que termina con estas líneas: "Y yo podría desear que mis días estén vinculados entre sí por piedad natural". Wordsworth de manera expresa desea una piedad "natural" (frente a una piedad "sobrenatural"). Su espiritualidad está fundamentada en el mundo natural; el gozo que él siente viendo un arco iris, es la verdadera adoración a Dios. Aquellos que hoy dicen, "Me siento más cerca de Dios cuando camino por el bosque que cuando voy a la iglesia", están expresando el sello de Wordsworth sobre la teología natural.

Un excesivo énfasis en la teología natural, incluso ha incorporado el panteísmo. Algunos han ido más allá de la idea de que la naturaleza es una expresión de Dios, al concepto de que la naturaleza es una extensión de Dios. Desde entonces, la lógica sigue, somos parte de la naturaleza, entonces todos tenemos una pequeña parte de Dios, y por lo tanto podemos conocerlo.

En tiempos más modernos, "la teología natural" también se refiere al intento de resumir el conocimiento humano de cada área de la ciencia, la religión, la historia y las artes. La nueva teología natural persigue una "realidad integral y trascendental ", en que la humanidad existe, pero donde el enfoque es la humanidad y no Dios; por consiguiente, es en realidad otra forma de humanismo.

Aquí hay algunos puntos bíblicos sobre la teología natural:

1) La biblia enseña que se puede obtener un entendimiento básico de Dios en el mundo natural; concretamente, podemos ver "su eterno poder y naturaleza divina" (Romanos 1:20). Esto es lo que llamamos "revelación general" (ver también Salmo 19:1-3).

2) El contexto de Romanos 1 indica que ese entendimiento básico de la existencia y el poder de Dios, no es suficiente para llevar a una persona a la salvación. De hecho, el conocimiento inherente de Dios que los paganos tienen (a través de la naturaleza), ha sido distorsionado, conduciéndolos a juicio y no a la salvación.

3) la teología natural puede hacer que alguien teorice que Dios es invisible, omnipotente y sabio, sin embargo, todas estas son características abstractas de un "ser supremo" desconocido. La teología natural no puede enseñar el amor, la misericordia o el juicio de Dios, y es inútil para llevar a cualquier persona a la fe salvadora en Jesucristo. "¿Y cómo oirán sin haber quién les predique?" (Romanos 10:14).

4) la caída del hombre ha afectado toda la persona, incluyendo el intelecto. Una dependencia de la teología natural supone que la razón humana no ha sido contaminada por el pecado original, sin embargo, la escritura habla de la "mente depravada" (Romanos 1:28), "la mentalidad pecaminosa" (Romanos 8:7), la "mente corrupta" (1 Timoteo 6:5), la mente "embotada" (2 Corintios 3:14), la mente "cegada" (2 Corintios 4:4), y la necesidad de que la mente sea renovada (Romanos 12:2).

La teología natural es útil en la medida en que Dios ha creado el mundo y el mundo aún apunta a él como creador. Sin embargo, dado el estado caído de nuestro intelecto, no podemos interpretar correctamente, incluso sin la revelación especial de Dios. Necesitamos la intervención bondadosa de Dios para encontrar nuestro camino de regreso a él. Lo que necesitamos más que nada es la fe en la biblia y en Jesucristo (2 Pedro 1:19).


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es la teología natural?