settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué puedo hacer cuando no siento amor por Dios?

Respuesta


Primero, una pregunta importante: ¿has nacido de nuevo? ¿Has confiado en el Señor Jesucristo para tu salvación? Si es así, la enemistad entre tú y tu Creador ha desaparecido, y has entrado en una relación segura y amorosa con Dios. Si no tienes fe en Cristo, entonces no tienes relación con Dios (Juan 14:6).

Los sentimientos van y vienen, y puede que no siempre "sientas" amor por Dios. Los corazones tienden a enfriarse, e incluso los cristianos más ardientes pueden luchar por mantener su amor y servicio a Dios. La iglesia de Éfeso tuvo que ser reprendida por Cristo: "Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor" (Apocalipsis 2:4). Sin embargo, la falta de sentimientos de amor no significa que la relación haya terminado. Dios no cambia; Su amor es constante.

Aunque suene trillado, ¡no te rindas! Debes saber que Dios te ama y desea que tengas una vida abundante y en paz dentro de los parámetros de Su voluntad. Dios es un Padre amoroso y compasivo que te mira con gran amor. Segunda de Corintios 1:3 describe a Dios como "Padre de misericordias y Dios de toda consolación". Él te ama y desea ayudarte en este momento difícil en el que te sientes desconectado de Él.

Nuestra relación con Dios se basa en el amor. Él nos amó y envió a Su Hijo (Juan 3:16), y nuestra respuesta a Su amor es amarlo igualmente (1 Juan 4:19) y servirlo. No un servicio por obligación, sino por amor verdadero a Él y a lo que Él es. La voluntad de Dios no es que demos de nosotros mismos "no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre" (2 Corintios 9:7). Entonces, ¿cómo te conviertes en ese "dador alegre" que da su corazón libremente a Dios?

Analiza tu camino hasta ahora

¿Deben los cristianos sentirse felices con Dios en todo momento? No. Todos tenemos valles y desiertos en nuestro caminar y sentimos todo tipo de emociones en varios momentos de nuestras vidas, al igual que en otras relaciones. Para reavivar tu afecto por Dios, empieza por el principio. Reflexiona sobre dónde y cómo comenzó tu camino con Él. ¿Cuándo fuiste salvo? ¿Por qué fuiste salvo? ¿Qué sentiste cuando empezaste a descubrir quién era Dios? ¿Cómo se ha dado a conocer Jesús en tu vida diaria desde entonces? ¿Qué cosas en tu vida te ha ayudado Dios a superar? Considera las victorias pasadas (1 Samuel 7:12) y los momentos en que sentiste un profundo deseo y anhelo de Dios en tu vida.

Ora

Pasa un tiempo de calidad con Dios. Conócelo más. Conocerlo es amarlo. Pídele a Dios que aumente tu deseo por Él. Pídele que te llene de Su Espíritu y que reavive tu amor por Su carácter. Continúa sometiéndote al Espíritu Santo y confiesa a Dios que no puedes superar estas luchas por ti mismo, ya que ninguno de nosotros puede hacerlo. Cuando pedimos Su ayuda, ¡Él siempre nos escucha! El Salmo 18:6 dice: "En mi angustia invoqué al Señor, y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos".

Lee la Escritura

Durante los momentos en que no sientes nada hacia Dios, es útil leer Su Palabra para recordar lo que Él siente por ti. Profundiza en las Escrituras tanto como sea posible mientras luchas contra estos sentimientos de desinterés. La Palabra de Dios es realmente "Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino" (Salmo 119:105). Intenta leer un salmo al día. El libro de los Salmos es muy alentador y tiene muchas oraciones con las que podrías identificarte realmente, dada tu situación actual. Es en la Palabra donde Dios se revela a sí mismo y revela Su voluntad para ti.

Busca consejería cristiana

Esto es especialmente importante si estás enojado o molesto con Dios por alguna razón. Es difícil amar a alguien cuando estás enojado con él. Si hay un problema de ira, ¿desde cuándo te sientes así? ¿Puedes relacionar tus sentimientos con una situación concreta? ¿Hay algo que te ayude a aliviar tus sentimientos o a cambiar temporalmente tu percepción? La consejería bíblica puede ayudarte a resolver problemas específicos. A través del proceso de sanidad, guiado por un pastor u otro consejero, deberías ser capaz de liberarte de la ira y el dolor, y tu percepción de Dios debería cambiar para bien.

Encuentra un mentor cristiano

Seguro que hay alguien que conoces que ama al Señor y cuya alegría cristiana es evidente. Pídele a esta persona que se reúna contigo regularmente. Pasen tiempo juntos, estudien la Biblia juntos, oren juntos. Haz preguntas sobre el camino espiritual de tu mentor y sobre cómo puedes amar más al Señor. Este amigo puede animarte en tu camino.

Conéctate a tu iglesia local

La intención de Dios es que la vida cristiana se viva de forma corporativa. Por eso llama a la iglesia el "cuerpo" de Cristo (Romanos 12:5). Hay muchas oportunidades de servir al Señor a través de tu iglesia y también hay muchas personas que pueden exhortarte, apoyarte y animarte.

¡Dios continuará amándote profundamente! "para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios" (Efesios 3:17-19).

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Qué puedo hacer cuando no siento amor por Dios?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries