¿Qué es semilla de fe? ¿Qué es una ofrenda de semilla de fe?


Pregunta: "¿Qué es semilla de fe? ¿Qué es una ofrenda de semilla de fe?"

Respuesta:
Los promotores del falso "evangelio de la prosperidad" y el movimiento de la Palabra de Fe, a menudo les gusta hablar de "siembra", "ofrendas de semilla de fe" y "retribuciones al ciento por uno". Una ofrenda de semilla de fe, es el dinero que se da en fe creyendo que Dios lo multiplicará y lo devolverá al dador. Entre más dinero usted de y entre más fe tenga, más dinero va a recibir a cambio. Los predicadores de la prosperidad usualmente solicitan ofrendas a sus ministerios prometiendo retribuciones del mismo modo, tales como: "Envíeme $10 y confíe en que Dios le devolverá $1,000". Ellos dan un brillo espiritual cada vez que invitan a que la gente ofrende, con afirmaciones tales como: "Dios quiere bendecirlo con un milagro" y "Jesús es más grande que su deuda". Además, malinterpretan versículos tales como Marcos 4:8, "Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno". Es bueno recordar que la "semilla" en este versículo se refiere a la palabra de Dios (Marcos 4:14) y no al dinero.

El difunto Oral Roberts fue muy influyente en la difusión del concepto de las ofrendas de semillas de fe y enseñó a la gente a que esperara un milagro cuando sembraran una "semilla" a partir de su "necesidad". Él escribió: "Para darse cuenta de su potencial, para superar los problemas de la vida, para ver que su vida sea fructífera, se multiplique y venga la abundancia (es decir, salud, prosperidad, renovación espiritual, en la familia o en sí mismo), debe decidir seguir la ley divina de la siembra y la cosecha. Plante la semilla de Su promesa en el suelo de su necesidad" (tomado de "Principios de la Semilla"). En la edición de julio de 1980 Vida Abundante, Roberts escribió, "Resuelva sus necesidades de dinero con semillas de dinero" (página 4).

Richard Roberts, hijo de Oral, dice en su página web, "¡Dele a Dios algo con que trabajar. No importa lo poco que usted crea que tiene, siémbrelo con alegría y fe, sabiendo en su corazón que está sembrando semillas para que pueda cosechar milagros. Luego, empiece a esperan toda clase de milagros!". En mayo de 2016, el boletín informativo de Roberts solicitó ofrendas de dinero con esta declaración: "Siembre una semilla especial de $100. . . . Si usted va a plantar esta semilla a partir de su necesidad y entra en un acuerdo santo conmigo, entonces JUNTOS, usted y yo, ESPERAREMOS UN PODEROSO MILAGRO DE DIOS" (tomado de su sitio web, con énfasis en el original).

Según Oral Roberts, la manera de aprovechar la ley de la siembra y la cosecha es triple: 1) vea a Dios como su fuente, 2) primero debe dar para que pueda recibir, y 3) espere un milagro. Como "texto de prueba" para el segundo paso, a los maestros de la semilla de fe les gusta usar Lucas 6:38, "Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir". El mal uso de este versículo comienza con su aplicación a la ganancia material; Jesús estaba hablando principalmente del perdón en Lucas 6:37 y no del dinero. Igualmente, existe una diferencia entre "Dar y" y "Dar para que". Los maestros de la semilla de fe, promueven una motivación egoísta para dar, dicen: “de para que pueda tener”, y así lo manifiestan. La biblia enseña que debemos dar en aras del beneficio de los demás y para glorificar al Señor, no con el fin de enriquecernos.

A los maestros de la ofrenda de la semilla de fe, también les gusta Mateo 17:20: "Porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible". Por supuesto, este versículo no dice nada acerca de recibir dinero o de hacer ofrendas de semillas de fe.

Otro pasaje mal utilizado por los maestros de la semilla de fe es Marcos 10:29-30, "De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras". Los maestros de la semilla de fe se enganchan en la promesa de "cien veces más", pero sólo la aplican a las "casas" y "tierras", es decir, la riqueza material. Ellos ignoran el resto de la lista. ¿Tenemos que suponer que Jesús prometió a Sus seguidores un centenar de madres literalmente, o que deberíamos esperar una centena de familiares de sangre, mas de los que tenemos ahora? O, ¿estaba Jesús hablando de un aumento en la familia espiritual? Ya que los padres y madres, hermanos y hermanas son espirituales, entonces quizás las casas y las tierras también son espirituales.

Los promotores de la doctrina de la ofrenda de la semilla de fe, ignoran varios detalles importantes en las escrituras. Consideremos por ejemplo 2 Corintios 9:10-12, "Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios. Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios". Este pasaje dice que Dios da la semilla para la siembra; es decir, Él proporciona los recursos para que nosotros demos generosamente. Y, cuando damos, Dios proporcionará más recursos para que continuemos dando. Tenga en cuenta, sin embargo, que la cosecha no es obtener ganancias monetarias sino "los frutos de vuestra justicia". También son acciones de gracias a Dios que abundan pero que no rebosan en nuestras cuentas bancarias. La semilla sembrada en este pasaje no da como resultado los milagros o la riqueza personal.

Los promotores de las ofrendas de la semilla de fe también ignoran el hecho de que los apóstoles no eran hombres ricos. Los apóstoles ciertamente dieron a los demás: "Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré…" (2 Corintios 12:15). Sobre la base de la doctrina de las ofrendas de la semilla de fe, Pablo debió haber sido un hombre rico. Sin embargo, "hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija. Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos" (1 Corintios 4:11-12). Los apóstoles fueron materialmente pobres, aun así ellos estaban espiritualmente bendecidos por el Señor.

Dios ama al dador alegre (2 Corintios 9:7), pero no debemos suponer que Su favor se mostrará en los rendimientos financieros. Tampoco debemos apropiarnos de las promesas que se le dieron a Israel en el antiguo testamento como si fueran para nosotros mismos. Nuestro motivo para dar no debería ser el de obtener dinero a cambio. Nuestra meta debe ser la piedad con contentamiento (véase 1 Timoteo 6:6-10). Debemos orar, "Señor, ayúdame a aprender a estar contento con lo que tengo, incluso si tengo hambre o si estoy en necesidad" (ver Filipenses 4:11-13).

La enseñanza de la semilla de fe equivale a poco más que una manera de enriquecimiento rápido que se aprovecha de las personas desesperadas y heridas que están entre el pueblo de Dios. Pedro advirtió a la iglesia sobre tales artimañas: "y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas.…" (2 Pedro 2:3).

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es semilla de fe? ¿Qué es una ofrenda de semilla de fe?

Suscríbete a la pregunta de la semana