settings icon
share icon
Pregunta

¿Acaso Satanás tiene que pedir permiso a Dios antes de poder atacarnos?

Respuesta


No hay prueba bíblica de que Satanás siempre necesite el permiso específico de Dios para actuar contra los cristianos cada vez que quiera atacarlos. Sabemos que Satanás necesita permiso en algunas ocasiones. Job 1 muestra que Satanás no pudo afligir a Job sin el permiso de Dios. Sin embargo, considera el argumento de Satanás ante Dios: ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra" (Job 1:10). Satanás está obviamente familiarizado con quién es Job y es consciente de la protección y bendición especial de Job por parte de Dios. ¿Cómo podría Satanás haber sabido de la protección de Job, a menos que él y/o sus secuaces demoníacos no hubieran intentado hacer su voluntad en contra de Job? Lo que Satanás está pidiendo realmente es que Dios quite la protección de Job; por supuesto, al pedir que se remueva la protección, Satanás está esencialmente buscando permiso para atacar a Job. ¿Tiene Satanás que pedir ese permiso cada vez que nos ataca? La Biblia no lo dice.

Otro pasaje importante es el de Lucas 22:31-32. Jesús dice: "Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos". Claramente en este caso, Satanás había pedido permiso a Dios para probar a Pedro y a los otros discípulos. Jesús le dice a Pedro que ha orado específicamente por él para que la fe de Pedro no falte y para que Pedro pueda fortalecer a los otros discípulos cuando la prueba termine. Esto implica que Pedro y el resto serían zarandeados de la manera que Satanás pretendía. Así que Dios permitió el hostigamiento de Sus discípulos, dentro de los límites, aunque tenía un propósito más grande en mente: fortalecerlos a todos.

En Job 38:11 Dios dice que Él limita las olas del mar: "Y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante, y ahí parará el orgullo de tus olas?". De la misma manera, parece que hay límites y reglas que Satanás debe cumplir. Puede ir muy lejos, pero no más allá. Mientras el diablo "como león rugiente, anda alrededor" (1 Pedro 5:8), ¿debe detenerse y pedir permiso a Dios para cada paso? ¿O sólo necesita pedir permiso especial cuando se encuentra con un obstáculo ante su odio? No hay ninguna prueba bíblica real en ninguno de los dos casos. Job y Pedro fueron cercados por el Señor-Satanás no podía llegar a ellos sin que el Señor les quitara primero una medida de Su protección. Sabemos que Dios se preocupa por todos Sus hijos, así que es lógico suponer que Dios tiene una medida de protección alrededor de cada uno de nosotros. Y sabemos que, a la larga, Dios controla todo en el universo, incluyendo a Satán. "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados" (Romanos 8:28).

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Acaso Satanás tiene que pedir permiso a Dios antes de poder atacarnos?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries