¿Tiene Satanás el poder para controlar el clima?



 

Pregunta: "¿Tiene Satanás el poder para controlar el clima?"

Respuesta:
El creciente número de desastres naturales y terribles tormentas, hace que muchas personas se pregunten quién controla el tiempo, ¿Dios o Satanás? Un análisis de las Escrituras revela que Satanás y sus ángeles demoníacos no tienen el control sobre los desastres naturales. Sin embargo, el diablo, nuestro "adversario", debe tomarse en serio; debemos reconocer su existencia y su poder limitado sobre el mundo secular. Satanás, quien es un ángel caído derrotado, es un super-humano, pero no es divino, que sólo tiene el poder que Dios en última instancia le permite tener (2 Tesalonicenses 2:6-11).

Si Satanás pudiera afectar el clima, sería sólo porque Dios le da el permiso, siendo limitado como en el caso de Job. Dios permitió que Satanás atormentara a Job a fin de probarlo, y esto incluyó "el fuego de Dios" (probablemente un rayo eléctrico) que "cayó del cielo, que quemó las ovejas y a los pastores, y los consumió " (Job 1:16). Esto fue seguido por un "gran viento" (posiblemente un tornado) que destruyó su casa y mató a sus hijos (vv. 18-19). Por lo tanto, si el fuego del cielo y el tornado fueron de alguna manera causados por Satanás, seguían estando bajo el control definitivo para los propósitos de Dios.

Es Dios y no Satanás, quien controla el clima (Éxodo 9:29; Salmo 135:6-7; Jeremías 10:13).
Dios controla los cielo y la lluvia (Salmo 77:16-19).
Dios controla el viento (Marcos 4:35-41; Jeremías 51:16).
Dios mantiene y sustenta el universo (Hebreos 1:3).
Dios tiene el poder sobre las nubes (Job 37:11-12, 16).
Dios tiene poder sobre los relámpagos (Salmo 18:14).
Dios tiene poder sobre toda la naturaleza (Job 26).

Dios está en control de todas las cosas, incluyendo el clima. A través de Su providencia, Dios provee y protege a Sus hijos, pero también ordena o le permite a Satanás, a los demonios y la humanidad a ejercer su voluntad limitada para cometer actos pecaminosos, maldades e iniquidad. Estos mismos seres son completamente responsables por cualquier y por todos los desastres provocados por el hombre y por las tragedias que causan. Sabemos que Dios ha ordenado lo que sea que llegue a pasar (Efesios 1:11; Romanos 11:36), y por lo tanto Su mano invisible está en nuestro dolor, aunque Dios no puede pecar o ser el autor del mal (Santiago 1:13-17).

No puede haber un sufrimiento en vano para el creyente, aunque el sufrimiento sea causado por el hombre o por un acontecimiento natural. Es posible que no siempre sepamos por qué ocurren los actos de maldad o los desastres naturales, pero podemos estar seguros que en todas nuestras pruebas y tribulaciones, Dios dispone todas las cosas para Su gloria y para nuestro bien eterno (Romanos 8:18-28).


Retornar a la página inicial de Español

¿Tiene Satanás el poder para controlar el clima?