¿Cuáles fueron los diferentes sacrificios en el antiguo testamento?


Pregunta: "¿Cuáles fueron los diferentes sacrificios en el antiguo testamento?"

Respuesta:
Hay cinco tipos principales de sacrificios u ofrendas en el antiguo testamento. El holocausto (Levítico 1; 6:8-13; 8:18-21; 16:24), la ofrenda de cereal (Levítico 2; 6:14-23), la ofrenda de paz (Levítico 3; 7:11-34), la ofrenda por el pecado (Levítico 4; 5:1-13; 6:24-30; 8:14-17; 16:3-22), y la ofrenda expiatoria (Levítico 5:14-19; 6:1-7; 7:1-6). Cada uno de estos sacrificios requería ciertos elementos, ya fuera un animal o un fruto del campo, y tenía un propósito específico. La mayoría eran divididos en dos o tres porciones, una parte para Dios, la porción de los levitas o sacerdotes, y, si había una tercera porción, esta la conservaba la persona que ofrecía el sacrificio. Los sacrificios en un sentido más amplio, se pueden clasificar como ofrendas voluntarias u obligatorias.

Los sacrificios voluntarios

Había tres ofrendas voluntarias. La primera era el holocausto, un acto voluntario de adoración para expresar la devoción o el compromiso con Dios. También se usaba como una expiación por el pecado involuntario. Los elementos del holocausto eran: un toro, una paloma, o un carnero perfecto. La carne, los huesos y los órganos del animal tenían que ser totalmente quemados, y esta era la porción de Dios. La piel del animal era para los levitas, que luego podrían venderla para ganar dinero para ellos mismos.

La segunda ofrenda voluntaria era la ofrenda de cereal, en la que el fruto del campo se ofrecía en forma de torta o pan horneado hecho de cereales, harina, aceite y sal. La ofrenda de cereal fue uno de los sacrificios que iba acompañado de una libación de un cuarto de hin (alrededor de un cuarto de galón) de vino, que se vertía en el fuego del altar (Números 15:4-5). El propósito de la ofrenda de cereal era para expresar agradecimiento en reconocimiento a la provisión de Dios e inmerecida benevolencia hacia la persona que realizaba el sacrificio. A los sacerdotes se les daba una parte de esta ofrenda, pero tenían que comérsela dentro del atrio del tabernáculo.

La tercera ofrenda voluntaria era la ofrenda de paz, que consistía de un animal sin defecto de la manada del adorador, y/o diferentes granos o panes. Este fue un sacrificio de acción de gracias y comunión, seguido por una comida compartida. Al sumo sacerdote se le daba el pecho del animal; al sacerdote se le daba el muslo derecho. A estas partes de la oferta se les llamaba "ofrenda mecida" y la "ofrenda elevada", porque se mecían o se levantaban sobre el altar durante la ceremonia. La grasa, los riñones y la grosura del hígado se daban a Dios (se quemaban), y el resto del animal era para que los participantes comieran, simbolizando la provisión de Dios. La ofrenda de votos, de acción de gracias y la ofrenda voluntaria mencionadas en el antiguo testamento, eran todas ofrendas de paz.

Sacrificios Obligatorios

Hubo dos sacrificios obligatorios en la ley del antiguo testamento. El primero era la ofrenda por el pecado. El propósito de la ofrenda por el pecado era para expiar el pecado y limpiar de toda contaminación. Había cinco posibles elementos de un sacrificio por el pecado: el sacrificio de un becerro, un macho cabrío, una cabra hembra, una tórtola/palomino, o 1/10 de efa de flor de harina. El tipo de animal dependía de la identidad y la situación financiera del que ofrecía el sacrificio. Una cabra hembra era la ofrenda por el pecado para la persona del común, la flor de harina era el sacrificio de los más pobres, un becerro se ofrecía por el sumo sacerdote y la congregación en general, y así sucesivamente. Cada uno de estos sacrificios tenían instrucciones precisas de qué hacer con la sangre del animal durante la ceremonia. Las porciones grasosas, la grosura del hígado y los riñones se le daban a Dios (se quemaban); el resto del animal se quemaba completamente sobre el altar y las cenizas se lanzaban fuera del campamento (en expiación por el sumo sacerdote y la congregación), o se comían dentro del atrio del tabernáculo.

El otro sacrificio obligatorio fue la ofrenda por el pecado, y este sacrificio era exclusivamente un carnero. La ofrenda por el pecado se daba como expiación por pecados no intencionales que exigía la retribución a la parte ofendida, y también como una limpieza de pecados que contaminan o de malestares físicos. De nuevo, la grosura, los riñones y la grosura del hígado, se ofrecían a Dios, y el resto del carnero tenía que comerse dentro del atrio del tabernáculo.

Los sacrificios en el antiguo testamento apuntaban hacia el perfecto y definitivo sacrificio de Cristo. Como con el resto de la ley, los sacrificios eran "sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo" (Colosenses 2:17). Hoy los cristianos reconocen la muerte expiatoria de Cristo en la cruz como el único sacrificio necesario por el pecado, ofrecido una vez y para siempre (Hebreos 10:1-18). Su muerte abrió el "lugar santísimo" para nosotros (Hebreos 10:19-22), a fin de que podamos entrar libremente en la presencia de Dios y ofrecer nuestro "sacrificio de alabanza" (Hebreos 13:15; cf. 9:11-28; 4:14-5:10).

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Cuáles fueron los diferentes sacrificios en el antiguo testamento?

Suscríbete a la pregunta de la semana