¿Qué dice la biblia acerca de cómo manejar la rivalidad entre hermanos?



 

Pregunta: "¿Qué dice la biblia acerca de cómo manejar la rivalidad entre hermanos?"

Respuesta:
La rivalidad entre hermanos se remonta a casi el principio de los tiempos, empezando con los dos primeros hermanos mencionados en la escritura, Caín y Abel. Encontramos otras rivalidades entre hermanos en la biblia, incluyendo la de Ismael e Isaac, Esaú y Jacob, Lea y Raquel, José y sus hermanos, y Abimelec y sus hermanos. En cada caso, la rivalidad entre hermanos condujo a que uno o más hermanos adoptaran acciones imprudentes y pecaminosas.

Dios quiere que los hermanos vivan en armonía y que se amen entre ellos (Salmo 133:1). El amor fraternal se usa como un ejemplo de cómo los creyentes deben tratar a los demás (Hebreos 13:1; 1 Pedro 3:8). Sin embargo, sabemos que no siempre vivimos de la manera en que debemos vivir y la rivalidad entre hermanos siempre ha existido. Hermanos y hermanas discuten y pelean entre ellos, mienten y se engañan mutuamente y, en general, muchas veces se tratan muy mal.

El trabajo de los padres es educar a sus hijos para que se parezcan más a Jesús, por lo tanto debemos mirarle a Él para ver que lo que dijo era importante acerca de cómo nos comportamos y cómo tratamos a los demás.

Jesús dijo que los dos mandamientos más importantes eran amar a Dios y amar a nuestro prójimo (Mateo 22:36-40). Sabemos que con la palabra prójimo, Jesús se refería a aquellos que estaban cerca de nosotros, y nadie está más cerca que nuestros propios hermanos y hermanas. El hogar debe ser un lugar donde los niños aprenden a amarse. "El amor cubrirá todas las faltas" (Proverbios 10:12), y esto incluye las causas de la rivalidad entre hermanos.

La rivalidad entre hermanos puede provenir de los celos, el egoísmo y la parcialidad de los padres (reales o percibidas). La rivalidad que hubo entre Caín y Abel parece haber sido causada por los celos de Caín cuando el sacrificio de Abel fue aceptado (Génesis 4:3-5). La rivalidad criminal entre hermanos en la familia de Gedeón, fue causada por el deseo egoísta de Abimelec de gobernar como un rey (Jueces 9:1-6). La rivalidad entre hermanos en los hijos de Jacob, fue alimentada por el favoritismo de Jacob con José (Génesis 37:3-4).

Las causas de la rivalidad entre hermanos se puede superar con la amabilidad, el respeto y, por supuesto, el amor (1 Corintios 13:4-7). Los padres deben insistir para que sus hijos se traten con amabilidad, respeto y amor, y los padres deben demostrar lo mismo.

La escritura nos enseña cómo relacionarnos con los demás. Efesios 4:31-32 trata con varios comportamientos negativos que hay que evitar y algunos comportamientos positivos que se deben cultivar: "Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo". Asimismo, Filipenses 2:3-4 es de mucha ayuda: "Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros".

La historia de José y sus hermanos inicialmente incluye la rivalidad entre hermanos basada en los celos y el odio, y algunas cosas terribles le sucedieron a José. Pero la historia tiene un final feliz. De hecho, la historia de José termina siendo una de amor fraternal, de perdón y de la bondad y soberanía de Dios (ver Génesis 37-50). El trato que José tiene con sus hermanos en el último capítulo del Génesis, es un buen ejemplo de bondad, humildad y amor.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la biblia acerca de cómo manejar la rivalidad entre hermanos?