settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué dice la Biblia sobre el respeto a los padres?

Respuesta


El respeto es la acción de prestar especial atención a alguien o a algo, especialmente cuando esa atención va acompañada de un gran aprecio. La Biblia no nos ordena directamente que respetemos a nuestros padres; sin embargo, la idea de respeto aparece en el mandato de honrarlos y obedecerlos (Éxodo 20:12; Efesios 6:1).

Honrar es darles valor. Independientemente del carácter de las personas que nos trajeron al mundo, son nuestros padres y debemos honrarlos. Tienen valor por haber participado en nuestra creación. Podemos honrar sus funciones, aunque no siempre podamos honrar su comportamiento. Cuando unimos la idea de honor con la de respeto, tenemos una fórmula para poder tratar a nuestros padres. Debido al valor que tienen como nuestros padres, les damos una atención y un aprecio especiales.

En la infancia, el honor y el respeto se demuestran con la obediencia. A los niños se les ordena obedecer a su madre y a su padre (Efesios 6:1; Colosenses 3:20). Les guste o no la instrucción, los niños necesitan aprender a obedecer a sus padres con una actitud de respeto. Los padres que toleran un comportamiento irrespetuoso en sus hijos no hacen más que prepararlos para una vida adulta de rebeldía y falta de respeto. Es responsabilidad de los padres formar a sus hijos para que sean respetuosos. Los padres pueden modelar el comportamiento que quieren que sus hijos imiten mostrando respeto hacia sus propios padres y figuras de autoridad.

Los años de la adolescencia y de la juventud suelen sentar las bases de la futura relación con los padres. A pesar de las guerras frías y las escenas tempestuosas, los padres sabios se mantendrán firmes en exigir un comportamiento respetuoso a sus futuros adultos cargados de hormonas. Cuando todavía vivan en casa, deben obedecer las normas del hogar y mostrar respeto por los valores de sus padres, incluso si no están de acuerdo. Una habilidad que deben desarrollar los jóvenes adultos es la de escuchar los consejos. Escuchar es una forma de mostrar respeto. Proverbios 23:22 dice: "Oye a tu padre, a aquel que te engendró; y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies". Los padres pueden modelar esta habilidad escuchando también a un hijo que les habla con respeto.

Cuando los hijos han crecido y están fuera de casa, pueden mostrar honor y respeto manteniendo el contacto con sus padres siempre que sea posible. Los padres envejecen y sus necesidades aumentan. Los hijos adultos deben ser conscientes de esas necesidades y estar dispuestos a ayudar a satisfacerlas. Incluso un padre que no fue un buen padre merece respeto por el papel que desempeñó al traer un hijo al mundo. Dios utilizó a ese padre, con sus defectos y todo, para llevar a cabo Su buen plan. Mostramos respeto por la posición porque es bueno que lo hagamos. Negarse a demostrar respeto nos deja con amargura e ira (ver Hebreos 12:15). Aunque hablemos con valentía y confrontemos el mal comportamiento, podemos mantener una actitud de respeto.

Las personas piadosas muestran respeto a todas las demás personas, independientemente de su comportamiento o posición. Es posible que tengamos que distanciarnos de las personas peligrosas, pero podemos hacerlo con una actitud de humildad y bondad porque ellos también han sido creados a imagen de Dios (Santiago 3:9). Los padres y los abuelos son especialmente dignos de este respeto por el papel que desempeñaron en el plan de Dios para nosotros. Aunque no es necesario que obedezcamos a los padres cuando llegamos a la edad adulta, debemos tener en cuenta sus deseos y consejos como una forma de respetarlos. Mostrar respeto a los padres también es una forma de modelar para la siguiente generación la forma en que nos gustaría que nos trataran.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia sobre el respeto a los padres?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries