settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué hay de malo en ver pornografía, si no siento lujuria por la persona?

Respuesta


En primer lugar, es importante reconocer que la lujuria es pecado (Mateo 5:28; 1 Juan 2:16). Sin embargo, también es fundamental ser sinceros con nosotros mismos. La pornografía y el erotismo están destinados a incitar la lujuria en el corazón. La única razón por la que existe la pornografía es porque muchas personas sucumben a los pensamientos lujuriosos. Es imposible ver pornografía y no luchar con la lujuria - el deseo de tener algo o hacer algo que se opone a la voluntad de Dios. Incluso si uno no está deseando a la persona en particular en la fotografía o película, él o ella está albergando deseos que entran en conflicto con la santidad de Dios. Ver porno será siempre un pecado.

Somos responsables de guardar nuestros corazones contra la lujuria (Proverbios 4:23). Esto es importante porque el resultado de bajar la guardia puede ser fatal: "sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte" (Santiago 1:14-15).

Tratar de limitar la definición de la lujuria o buscarle cinco patas al gato en relación con el objeto de la lujuria, es una manera de hacer que el pecado parezca más aceptable. Debemos recordar el engaño del pecado (Hebreos 3:13). La carne dice: "Quiero esto", y Dios dice: "No, no es bueno para ti". Es entonces cuando Satanás interviene y dice: "Tal vez podamos llegar a un acuerdo".

Si deseamos algo que Dios ha prohibido, estamos codiciando. Jesús dijo que la lujuria en el corazón es tan pecaminosa a los ojos de Dios como el acto real de adulterio (Mateo 5:27-28). Dios ha bendecido la unión sexual de un esposo y una esposa (Cantar de los Cantares 5:1), y ha hecho severas advertencias contra el sexo fuera del matrimonio (por ejemplo, Hebreos 13:4). Nadie tiene derecho a mirar la desnudez de otra persona - o a mirar lascivamente a una persona vestida - a menos que esté casado con ella.

Es difícil vivir en pureza en un mundo impuro, y todos nosotros luchamos con este tema. Necesitamos la armadura de Dios para luchar en esta batalla (Efesios 6:10-18). Debemos seguir el ejemplo de José, quien, al enfrentarse a la tentación, huyó (Génesis 39:12; cf. 2 Timoteo 2:22). Debemos comprometernos con la pureza como lo hizo Job: "Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?" (Job 31:1). "Sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne" (Romanos 13:14).

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Qué hay de malo en ver pornografía, si no siento lujuria por la persona?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries