settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué son los pecados capitales?

Respuesta


El catolicismo romano enseña que los pecados capitales son la raíz y la fuente de todos los demás pecados. El primer antecedente de esta doctrina fue escrito en el siglo IV por un monje llamado Evagrio Póntico, quien originalmente enumeró ocho "malos pensamientos": gula, lujuria o fornicación, avaricia, abatimiento o tristeza, ira, decaimiento o desgano, vanagloria y orgullo. Luego, esa agrupación de ocho fue reducida a siete ítems por el Papa Gregorio Magno en el siglo VI. Gregorio incluyó la vanagloria en el orgullo y el decaimiento en la tristeza, y añadió la envidia, creando así formalmente una lista que incluía sólo siete "pecados capitales" o "pecados mortales". En la actualidad, la lista de pecados capitales es la siguiente: orgullo, avaricia, lujuria, envidia, gula, ira y pereza.

Los pecados capitales derivan su nombre del latín caput, que significa "cabeza". Posteriormente, Tomás de Aquino no los llamaría "pecados", sino "vicios". Aquino declaró que un vicio capital es aquello que tiene un fin deseable, de modo que, en su deseo de conseguirlo, una persona comete muchos pecados. Todos los pecados pueden remontarse a un vicio particular como fuente raíz. Para ilustrar, si un hombre siente lujuria por la mujer de su prójimo, ese vicio puede llevarle a cometer adulterio, a mentir a muchas personas, a descuidar o abandonar a su familia, y quizás incluso a herir físicamente a las personas. Los múltiples pecados del hombre son impulsados por el pecado capital inicial de la lujuria.

Es cierto que el orgullo, la avaricia, la lujuria, la envidia, la gula, la ira y la pereza son pecados, y es cierto que esos malos deseos en el corazón pueden conducir a otros pecados (véase Mateo 15:19). Pero sería un error pensar que los siete pecados capitales, o los siete pecados mortales, son peores a los ojos de Dios que cualquier otro pecado. Todos los pecados a los ojos de Dios son iguales; es decir, todos "no dan en el blanco". Robar no es peor que el orgullo, y la avaricia no es peor que la mentira; no hay pecados pequeños o grandes, porque todo pecado es igualmente ofensivo para nuestro santo y puro Dios. Dios no puede y no permitirá ningún pecado en Su santa presencia, ni siquiera uno (Habacuc 1:13).

Los pecados capitales, o pecados mortales, no se nombran como un grupo en la Biblia; sin embargo, el Señor sí menciona algunas cosas que odia e incluso hace una lista de ellas: "Seis cosas aborrece el Señor, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos" (Proverbios 6:16-19). Todo pecado lleva a la muerte (Romanos 6:23). Gloria a Dios porque, mediante la sangre de Jesucristo, todos nuestros pecados son perdonables, incluso los "pecados capitales".

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Qué son los pecados capitales?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries