¿En cuanto al perdón, ¿hay alguna diferencia entre el pecado voluntario y el pecado por ignorancia?



 

Pregunta: "¿En cuanto al perdón, ¿hay alguna diferencia entre el pecado voluntario y el pecado por ignorancia?"

Respuesta:
A pesar de que Dios hace una distinción entre aquellos que pecan en ignorancia y aquellos que pecan voluntariamente (Números 15:27-31), el arrepentimiento siempre es necesario para recibir el perdón (Marcos 1:15; Hechos 2:38; Hechos 26:18). El arrepentimiento es, literalmente, un cambio de actitud acerca de Dios y que va juntamente con la fe salvadora en Cristo (Hechos 3:19; 20:21; 26:20). Sin esto, no puede haber perdón. Jesús dijo, "Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente" (Lucas 13:3; cfr. 17:3-4; 2 Pedro 3:9).

Pecar voluntariamente es ser orgulloso y soberbio en el desafío hacia Dios (Salmo 19:13; Hebreos 10:26). Los pecados intencionales tarde o temprano traen el juicio de Dios, aunque los pecados por ignorancia tampoco son excusables: "Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza" (Efesios 4:17-19; también ver Hechos 3:17-19; Hechos 17:30-31). El perdón está disponible para todos, pero lo dejamos en la gracia soberana de Dios que hace que el transgresor verdaderamente se arrepienta para ser perdonado (Efesios 2:4).

Aquellos que por ignorancia rechazan a Jesús y su evangelio, en arrepentimiento deben aceptarlo a fin de recibir el perdón de sus pecados. Jesús dejó esto muy claro: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6). No importa si alguien se extravía debido a la ignorancia o por rebelión voluntaria, aun así, esa persona sigue extraviada.

No obstante las personas no son tan ignorantes como dicen. Nadie puede ser totalmente ignorante de Dios, y nadie tiene una excusa para vivir en desobediencia. El apóstol Pablo dijo, "Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa" (Romanos 1:18-20).

Aunque a veces podemos pecar por ignorancia, siempre podemos estar seguros del perdón de Dios. El apóstol Pablo es un ejemplo clásico de esta verdad: "Habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad" (1 Timoteo 1:13). Sin embargo, para aquellos que voluntaria y habitualmente pecan, Pedro establece claramente que "si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado" (2 Pedro 2:20-21).

Juan nos da claridad sobre el tema del perdón: "Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad" (1 Juan 1:8-9).


Retornar a la página inicial de Español

¿En cuanto al perdón, ¿hay alguna diferencia entre el pecado voluntario y el pecado por ignorancia?