settings icon
share icon
Pregunta

¿La Biblia dice algo que pueda aplicarse al pago de la pensión alimenticia para los hijos?

Respuesta


La Biblia deja claro que Dios aborrece el divorcio (Malaquías 2:16) y que, si es posible, un marido y una mujer deben buscar la reconciliación y el perdón antes de tomar la decisión de poner fin a su matrimonio (Lucas 11:4; Efesios 4:32). Sin embargo, Dios reconoce que el divorcio ocurrirá porque somos seres humanos pecadores (Mateo 19:8). La Biblia no menciona la práctica de pagar pensión alimenticia para los hijos, pero sí enfatiza la importancia de cuidar a la familia, especialmente a los hijos.

El libro de los Salmos habla de cómo los hijos deben ser valorados: "He aquí, herencia de Jehová son los hijos;cosa de estima el fruto del vientre" (Salmos 127:3, RV60). "Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen" (Salmos 103:13). Proverbios 13:22 dice que los buenos padres se aseguran de que su familia esté cuidada después de su muerte: "El justo deja herencia a los hijos de sus hijos". Jesús fue enfático en enseñar que los niños deben tener una alta prioridad en nuestras vidas (Mateo 19:13-15).

En lo que respecta a la provisión monetaria en forma de pensión alimenticia, podemos extraer algunos principios de 1 Timoteo 5, que trata sobre cómo la iglesia debe cuidar a las viudas y a los ancianos. “Pero si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo"(1 Timoteo 5:8). Aunque el "pago de pensión alimenticia" en el sentido moderno no es un mandato directo de la Biblia, proveer para la familia es claramente un imperativo piadoso y una práctica que honra a Dios.

Los cristianos también están llamados a obedecer las leyes de la tierra (Romanos 13:1-7). Si un juez de un tribunal aplica un acuerdo de divorcio en el que uno de los padres debe pagar la pensión alimenticia, incluyendo la manutención del cónyuge (pensión), al otro padre, entonces ese padre debe hacerlo obedeciendo la ley. Independientemente de las emociones, deudas reales o percibidas, u otras circunstancias personales, el padre al que se le ordena pagar la pensión alimenticia debe aceptar hacerlo por el beneficio de sus hijos. Colosenses 3:18-25 detalla cómo debería funcionar un hogar cristiano, y concluye con esto: “Pero el que hace algo malo, recibirá la recompensa de su mala acción; y no hay acepción de personas” (versículo 25). Si uno o ambos padres sienten que han sido dañados, deben permitir que Dios maneje la dispensación de justicia. La primera prioridad de un padre debe ser el cuidado de sus hijos, no la venganza o la satisfacción personal.

El divorcio nunca formó parte del plan original de Dios, pero las partes involucradas todavía pueden honrarlo cuidando a sus hijos después del divorcio a través de los pagos de pensión alimenticia, pasando tiempo de calidad con ellos y respetando al otro padre. Con Dios, los padres cristianos pueden perseverar a través de estas pruebas (Santiago 1:12). Los padres divorciados harían bien en orar regularmente por sus hijos, por la relación de sus hijos con el otro padre, y por su propia sanación personal (Filipenses 1:6; 2 Tesalonicenses 3:3; 3 Juan 1:4).

English



Retornar a la página inicial de Español

¿La Biblia dice algo que pueda aplicarse al pago de la pensión alimenticia para los hijos?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon YouTube icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries