¿Qué es el pacto mosaico?



 

Pregunta: "¿Qué es el pacto mosaico?"

Respuesta:
El pacto mosaico es un pacto condicional entre Dios y la nación de Israel en el monte Sinaí (Éxodo 19-24). A veces se le llama el pacto del Sinaí, pero generalmente se le conoce como el pacto mosaico, ya que Moisés fue al líder de Israel escogido por Dios en ese momento. El modelo del pacto es muy similar al de los otros pactos antiguos de ese tiempo, porque es entre un rey soberano (Dios) y su pueblo o sujetos (Israel). En el momento del pacto, Dios le recordó al pueblo de su obligación de ser obediente a su ley (Éxodo 19:5), y el pueblo aceptó el pacto cuando dijo, "Todo lo que Jehová ha dicho, haremos" (Éxodo 19:8). Este pacto serviría para separar a la nación de Israel de todas las demás naciones, convirtiéndose en el pueblo elegido de Dios y fue igualmente tan vinculante como el pacto incondicional que Dios hizo con Abraham, porque también es un pacto de sangre. El pacto mosaico es un pacto significativo tanto en la historia redentora de Dios, como en la historia de la nación de Israel a través de los cuales Dios de manera soberana escoge bendecir al mundo tanto con su palabra escrita como con la palabra viviente, que es Jesucristo.

El pacto mosaico se centró alrededor de la ley divina que Dios le da a Moisés en el monte Sinaí. Al entender los diferentes pactos en la biblia y su relación entre sí, es importante entender que el pacto mosaico difiere significativamente del pacto abrahámico, y luego de los pactos bíblicos porque es condicional en que las bendiciones que Dios promete, están directamente relacionadas con la obediencia de Israel a la ley mosaica. Si Israel es obediente, entonces Dios los bendecirá, pero si lo desobedecen, entonces Dios los castigará. Las bendiciones y las maldiciones que están asociadas con este pacto condicional, se encuentran en detalle en Deuteronomio 28. Los otros pactos que se encuentran en la biblia son pactos unilaterales de promesa, en donde Dios mismo se compromete a hacer lo que prometió, independientemente de lo que los destinatarios de las promesas puedan hacer. Por otro lado, el pacto mosaico es un acuerdo bilateral, que especifica las obligaciones de ambas partes en el pacto.

El pacto mosaico es especialmente significativo porque Dios promete hacer de Israel "un reino de sacerdotes, y gente santa" (Éxodo 19:6). Israel iba a ser la luz de Dios al mundo oscuro a su alrededor. Iban a ser separados y llamados nación a fin de que todo el mundo alrededor de ellos supiera que adoraban a Yahvé, el Dios que guarda los pactos. Es de gran importancia porque es aquí donde Israel recibió la ley mosaica que iba a ser una autoridad señalando el camino hacia la venida de Cristo (Gálatas 3:24-25). La ley Mosaica revelaría a los hombres su pecaminosidad y su necesidad de un salvador, y es la ley mosaica la cual Cristo mismo dijo que él no vino a abolir, sino a cumplir. Este es un punto importante porque algunas personas se confunden pensando que personas en el antiguo testamento se salvaron por guardar la ley, pero la biblia es clara al decir que la salvación siempre ha sido únicamente por fe, y la promesa de la salvación por la fe que Dios hizo a Abraham como parte del pacto abrahámico, aún está vigente (Gálatas 3:16-18).

Además, el sistema de sacrificios del pacto mosaico realmente no puede quitar los pecados (Hebreos 10:1-4); simplemente anunciaba que Cristo llevaría el pecado, el sumo sacerdote perfecto, quien también fue el perfecto sacrificio (Hebreos 9:11-28). Por lo tanto, el pacto mosaico en sí mismo, con todas sus leyes detalladas, no podía salvar a nadie. No es que no había algún problema con la ley, porque la ley es perfecta y fue dada por un Dios santo, sin embargo la ley no tenía poder para dar nueva vida a las personas, y ellos no eran capaces de obedecer la ley perfectamente (Gálatas 3:21).

El pacto mosaico también se conoce como el antiguo pacto (2 Corintios 3:14; Hebreos 8:6, 13) y fue reemplazado por el nuevo pacto en Cristo (Lucas 22:20; 1 Corintios 11:25; 2 Corintios 3:6; Hebreos 8:8, 13; 9:15; 12:24). El nuevo pacto en Cristo es mucho mejor que el antiguo pacto mosaico, porque cumple las promesas hechas en Jeremías 31:31-34, como se menciona en Hebreos 8.


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el pacto mosaico?