¿Cuál es el pacto abrahámico?



 

Pregunta: "¿Cuál es el pacto abrahámico?"

Respuesta:
Un pacto es un acuerdo entre dos partes. Hay dos tipos básicos de pactos: el condicional y el incondicional. Un pacto condicional o bilateral es un acuerdo obligatorio para ambas partes para su cumplimiento. Ambas partes se comprometen a cumplir ciertas condiciones. Si alguna de las partes no cumple con sus responsabilidades, el pacto se rompe y ninguna de las partes tiene que cumplir las expectativas del pacto. Un pacto incondicional o unilateral, es un acuerdo entre dos partes, pero solamente una de ellas tiene que hacer algo. No se requiere nada de la otra parte.

El pacto abrahámico es un pacto incondicional. Dios hizo promesas a Abraham que no requerían que Abraham hiciera algo. Génesis 15:18-21 describe una parte del pacto abrahámico, que específicamente trataba con las dimensiones de la tierra que Dios prometió a Abraham y a sus descendientes.

El pacto abrahámico se encuentra en Génesis 12:1-3. La ceremonia registrada en Génesis 15 indica el carácter incondicional del pacto. La única vez que ambas partes de un pacto tenían que pasar entre los animales divididos, fue cuando el cumplimiento del pacto dependía de que ambas partes mantuvieran los compromisos. Sobre el significado de que solo Dios se movía entre las mitades de los animales, es de observar que era un horno humeando y una antorcha de fuego que pasaba entre las mitades, que representaba a Dios y no a Abraham. Al parecer, tal acto debería ser compartido por ambas partes, pero en este caso la acción solitaria de Dios, sin duda debe explicarse por el hecho de que el pacto principalmente es una promesa hecha por Dios, quien se obliga a si mismo al pacto. Dios hizo que Abraham cayera en un sueño para que no pudiera pasar entre las dos mitades de los animales. El cumplimiento del pacto recayó únicamente en Dios.

Después, Dios le dio a Abraham el rito de la circuncisión como una señal específica del pacto Abrahámico (Génesis 17:9-14). Todos los varones de la descendencia de Abraham tenían que ser circuncidados y, por lo tanto, llevaban consigo una marca permanente en su carne, indicando que formaban parte de la bendición física de Dios en el mundo. Cualquier descendiente de Abraham que rechazaba la circuncisión, estaba declarando a sí mismo que no formaba parte del pacto de Dios; esto explica por qué Dios se enojó con Moisés cuando este no quiso circuncidar a su hijo en Éxodo 4:24-26.

Dios determinó convocar a un pueblo especial para sí mismo, y a través de ese pueblo especial Dios bendeciría a todas las naciones. El pacto abrahámico es fundamental para una buena comprensión del concepto del reino y es un elemento importante para la teología del antiguo testamento. El pacto abrahámico se describe en Génesis 12:1-3, y (1) es un pacto incondicional. No existen condiciones que se adjunten a la misma (no hay cláusulas de "si hacen esto o lo otro" que sugieran que el cumplimiento del pacto depende del hombre). (2) También es un pacto literal en el que se deben entender las promesas literalmente. La tierra que se promete, se debe entender en una definición normal de la palabra, no es una figura del cielo. (3) También es un pacto eterno. Las promesas que Dios hizo a Israel son eternas.

Hay tres características principales del pacto abrahámico:

1. La promesa de la tierra (Génesis 12:1). Dios llamó a Abraham de Ur de los Caldeos a una tierra que él le daría (Génesis 12:1). Esta promesa se reitera en Génesis 13:14-18; sus dimensiones son dadas en Génesis 15:18-21 (descartando cualquier noción de que esto se cumple en el cielo). El aspecto de la tierra en el pacto abrahámico se amplía en Deuteronomio 30:1-10, el cual es el pacto palestino.

2. La promesa de la descendencia (Génesis 12:2). Dios le prometió a Abraham que haría de él una gran nación. A Abraham cuya edad era de75 años de edad y no tenía hijos (Génesis 12:4), se le prometió muchos descendientes. Esta promesa se amplía en Génesis 17:6, donde Dios prometió que naciones y reyes saldrían del anciano patriarca. Esta promesa (que se expande en el pacto davídico de 2 Samuel 7:12-16) terminaría en el trono davídico con el reino del mesías gobernando sobre el pueblo hebreo.

3. La promesa de la bendición y la redención (Génesis 12:3). Dios prometió bendecir a Abraham y a las familias de la tierra a través de él. Esta promesa se amplía en el nuevo pacto (Jeremías 31:31-34; cf. Hebreos 8:6-13) y tiene que ver con la bendición espiritual y la redención de Israel. Jeremías 31:34 anticipa el perdón por los pecados. La naturaleza eterna e incondicional del pacto se ve en que el pacto fue reafirmado a Isaac (Génesis 21:12; 26:3-4). Las promesas dichas en tiempo futuro, tales como "te bendeciré", sugieren nuevamente el aspecto incondicional del pacto. Luego, el pacto se le confirmó a Jacob (Génesis 28:14-15). Es de destacar que Dios reafirmó estas promesas en medio de los pecados de los patriarcas, hecho que pone aún más de relieve el carácter incondicional del pacto abrahámico.

El método que Dios usa para cumplir el pacto abrahámico es literal, en la medida en que Dios parcialmente cumplió el pacto en la historia: Dios bendijo a Abraham al darle la tierra (Génesis 13:14-17) y, siglos más tarde, los hijos de Abraham tomaron el control de la tierra: "De esta manera dio Jehová a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres, y la poseyeron y habitaron en ella" (Josué 21:43). Dios bendijo espiritualmente a Abraham (Génesis 13:8, 18; 14:22-23; 21:22); Dios le dio una descendencia numerosa (Génesis 22:17; 49:3-28). Sin embargo, un elemento importante del pacto abrahámico aún requiere un cumplimiento futuro con la norma del reino del mesías:

(1) Israel como nación poseerá la totalidad de la tierra en el futuro. Numerosos pasajes del antiguo testamento anticipan la bendición futura de Israel y su posesión de la tierra como se le prometió a Abraham. Ezequiel vislumbra un día futuro cuando Israel sea restaurada a la tierra (Ezequiel 20:33-37, 40-42; 36:1-37:28).

(2) Israel como nación aceptará a Jesús como el mesías y será perdonada y restaurada (Romanos 11:25-27).

(3) En el futuro Israel se arrepentirá y recibirá el perdón de Dios (Zacarías 12:10-14). El pacto abrahámico encuentra su cumplimiento definitivo en relación con el retorno del mesías para rescatar y bendecir a su pueblo Israel. Es a través de la nación de Israel que Dios en Génesis 12:1-3 prometió bendecir a las naciones del mundo. La bendición final decretará el perdón de los pecados y el gobierno del reino glorioso del mesías en la tierra.


Retornar a la página inicial de Español

¿Cuál es el pacto abrahámico?