¿Cuál es el origen de la doctrina de la Trinidad?


Pregunta: "¿Cuál es el origen de la doctrina de la Trinidad?"

Respuesta:
La Trinidad es el único, definitivo, incomprensible y más asombroso misterio del cristianismo. Es la revelación de quién es en realidad nuestro Creador Todopoderoso, no sólo un dios, sino un Ser infinito que existe en la eternidad como tres personas iguales e infinitas, consustanciales pero distintas. El origen de la doctrina de la Trinidad es la Biblia, aunque la palabra Trinidad no se usa en la Biblia.

Al igual que todos los cristianos ortodoxos, la doctrina de la Trinidad sostiene que Dios es una esencia y tres Personas; Dios tiene una naturaleza, pero tres centros de conciencia; Dios es sólo un Qué, pero tres Quiénes. Algunos incrédulos equivocadamente llaman a esto una contradicción. Por el contrario, la doctrina de la Trinidad es un misterio que Dios ha revelado en Su Palabra. Una contradicción sería afirmar que Dios tiene una sola naturaleza y también tres naturalezas, o que es una sola persona y también tres personas.

Desde los inicios de la iglesia, los cristianos han entendido el misterio de la Trinidad, incluso antes de que empezaran a usar ese término.

Por ejemplo, los primeros cristianos sabían que el Hijo era el Creador (Juan 1:1-2), el "Yo Soy" del Antiguo Testamento (Éxodo 3:14; Juan 8:58), igual al Padre (Juan 14:9), y el Juez de toda la tierra (Génesis 18:25; Juan 5:22), quien debe ser adorado como solo le corresponde a Dios (Deuteronomio 6:13; Lucas 4:8; Mateo 14:33).

Los primeros cristianos sabían que el Espíritu Santo era una persona separada con Sus propios pensamientos y voluntad (Juan 16:13), que intercede por nosotros ante Dios (Romanos 8:27), demostrando que es una persona distinta de Dios Padre, ya que la intercesión requiere al menos dos partes (nadie intercede por sí mismo). Además, se puede perdonar a un humano por blasfemar contra Dios Hijo, pero no por blasfemar contra Dios Espíritu Santo (Mateo 12:32).

Los escritores del Nuevo Testamento mencionan numerosas veces a las tres Personas de la Trinidad (por ejemplo, Romanos 1:4; 15:30; 2 Corintios 13:14; Efesios 1:13-14; 1 Tesalonicenses 1:3-6). Los primeros creyentes sabían que el Padre y el Hijo enviaron a la tercera persona de la Trinidad, el Espíritu Santo, "otro consejero", para que viviera en nuestros corazones (Juan 14:16-17, 26; 16:7). Estos misterios fueron aceptados plenamente por la iglesia primitiva como la verdad revelada, pero sin la etiqueta de "la Santísima Trinidad".

El Antiguo Testamento dio indicios de la Trinidad, y ningún pasaje de la Escritura contradice la doctrina. Por ejemplo, en Génesis 1:26 Dios dice en plural, "Hagamos al hombre a nuestra imagen". Dios declara que estaba completamente solo cuando creó todo, expandiendo los cielos y extendiendo la tierra "por mí mismo" (Isaías 44:24). Sin embargo, Jesús fue el instrumento de la creación de Dios (Juan 1:1-3; Colosenses 1:16), en compañía del Espíritu Santo que se movía sobre las primeras aguas (Génesis 1:2). Sólo la doctrina de la Trinidad puede explicarlo todo.

La Torá insinuó la idea de la existencia de Dios en múltiples personas y predijo su venida en la carne. El Antiguo Testamento está lleno de referencias a un gobernante de un mundo venidero (Génesis 49:10) que nacería en Belén (Miqueas 5:2), que no sólo era el Hijo de Dios (Isaías 9:6), sino un Mesías que sería Dios en la carne (Isaías 7:14; Zacarías 2:8-11). Sin embargo, los judíos buscaban — y, bajo la ocupación romana, esperaban desesperadamente — a un Mesías triunfador y conquistador, y no un humilde y sufrido Siervo (Isaías 53). Israel no reconoció al Hijo de Dios debido a Su sencillez (Isaías 53:2; Mateo 13:54-58; Juan 10:33), y lo mataron (Zacarías 12:10; Hechos 2:36).

En los años posteriores a la muerte de Juan, el último apóstol, hubo muchos intentos de los teólogos cristianos de definir y explicar a Dios en la iglesia. Las explicaciones de la realidad espiritual para los seres terrenales siempre se quedarán cortas; las explicaciones de algunos profesores estaban poco acertadas, mientras que otros cayeron en la herejía. Entre los errores cometidos en los tiempos post-apostólicos se encontraban los siguientes: Jesús era completamente Dios y sólo aparentaba ser humano (Docetismo), Él fue creado en lugar de ser eterno (Adopcionismo, Arrianismo y otros), había tres dioses separados en la misma familia (Triteísmo), y un solo Dios que desempeñaba tres papeles diferentes en diferentes momentos (Modalismo, Monarquismo).

Ya que ninguna religión puede existir sin saber a quién o qué adoran sus seguidores, había una gran necesidad de definir a Dios de una manera en la que todos los seguidores del cristianismo estuvieran de acuerdo en considerarla una doctrina "oficial" u ortodoxa. Y, si Jesús no era Dios, todos los cristianos eran herejes por adorar a un ser creado.

Parece que el padre de la iglesia Tertuliano (160-225 d.C.) fue el primero en usar el término Trinidad en relación a Dios. Tertuliano utiliza el término en Contra Praxeus, escrito en el 213 para explicar y defender la Trinidad contra la enseñanza de su contemporáneo Praxeus, quien defendió la herejía monárquica. De ahí, podemos saltar más de un siglo de discusión eclesiástica, los cismas y el debate al Concilio de Nicea en 325, cuando la Trinidad finalmente fue confirmada como doctrina eclesiástica oficial.

Una observación final. La teología es el intento de los seres humanos imperfectos para comprender las palabras de la Biblia, así como la ciencia es el intento de los seres humanos imperfectos para comprender los hechos de la naturaleza. Todos los hechos de la naturaleza son verdaderos, al igual que todas las palabras originales de la Biblia. No obstante, los humanos son limitados y cometen muchos errores, así como la historia continuamente lo demuestra. Así que, cuando hay error o desacuerdo en la ciencia o la teología, ambas disciplinas tienen métodos de corrección. La historia de la iglesia primitiva revela que muchos cristianos sinceros "se equivocaron" a la hora de definir la naturaleza de Dios (una gran lección sobre la necesidad de la humildad). Pero, a través de un cuidadoso estudio de la Palabra de Dios, la iglesia finalmente pudo articular lo que la Biblia enseña claramente y lo que ellos sabían que era verdad — que Dios existe como una Trinidad eterna.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Cuál es el origen de la doctrina de la Trinidad?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana