settings icon
share icon
Pregunta

¿Puede un niño que fue concebido fuera del matrimonio ser salvo?

Respuesta


En Deuteronomio 23:2, la Ley Mosaica dice: "El que es nacido de fornicación no entrará en la congregación del Señor; ni aún su décima generación entrará en la congregación del Señor." Lo que esto significa es que el niño nacido fuera del matrimonio era ilegítimo e indigno de la ciudadanía israelita por diez generaciones. Esto no significa, como algunos erróneamente piensan, que una persona ilegítima no pueda ser salva o ser grandemente utilizada por Dios. Su misericordia y gracia a través de Cristo son suficientes para todos.

En el Nuevo Testamento, Hebreos 12:8 menciona "Pero si estáis sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos." Esto nos está diciendo que a quien el Señor ama, disciplina, y que Él corrige a todo hijo suyo. Aquellos a los que Él no corrige y disciplina no son realmente sus hijos y, por lo tanto, no entrarán en el Reino de los Cielos. Debemos ser uno de los propios de Dios, nacidos de lo alto, para entrar al Cielo.

Así que podemos ver claramente que cualquiera que confíe en Jesucristo como su Salvador personal entrará en el Reino de los Cielos. Juan 3:16-18 lo dice todo, "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios."

Cuando Dios mira a sus hijos que han recibido ese don gratuito de salvación a través de la muerte, entierro y resurrección de Jesucristo, Él no ve nuestra nacionalidad, color, legitimidad o no legitimidad de nacimiento, sólo la justicia de Cristo en nosotros (2 Corintios 5:21; Filipenses 3:9). No somos salvos por lo que somos de nacimiento; más bien, somos salvos por lo que nos convertimos en el nuevo nacimiento. Nos convertimos en nuevas criaturas en Cristo. "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5:17). Cuando un niño nacido fuera del matrimonio nace de nuevo, él/ella se convierte en un hijo o hija del Dios vivo (Juan 1:12).

En el Salmo 139 David alaba a Dios diciendo: "Tú me formaste en el vientre de mi madre. Te alabaré porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma muy bien lo sabe. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos!".

Nuestro maravilloso Creador ama a todos los pequeños fetos, sin importar el estado de concepción, y ha proporcionado a través de su gracia, un hogar en el cielo para todos aquellos que recibirán ese don gratuito de la salvación. ¡Alabado sea el Señor!

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Puede un niño que fue concebido fuera del matrimonio ser salvo?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon YouTube icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries