¿Qué significa que vivimos en un mundo caído?


Pregunta: "¿Qué significa que vivimos en un mundo caído?"

Respuesta:
La palabra caído se usa en la biblia para describir a alguien o algo espiritualmente y moralmente deteriorado. Se describe a Israel como "caído" (Amós 5:2), a los ángeles (Isaías 14:12; Apocalipsis 12:4) y la gloria del hombre (1 Pedro 1:24). Cada uno de estos han caído lejos de las alturas de la buena voluntad de Dios para ellos, han caído en el pecado y, por lo tanto, han caído bajo la justa ira de Dios. Aquellos que están en un estado caído, sufren las degradantes y letales consecuencias espirituales, morales y sociales de la pecaminosidad.

Varios pasajes de la biblia hablan de este tipo de caída: 1 Corintios 10:12 advierte a los seguidores de Cristo, "Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga". Caer en el pecado es lo opuesto de crecer en justicia. En Apocalipsis 2:5, Jesús habla a la iglesia de Éfeso, que había dejado su primer amor: "Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras…".

Todo el género humano ha caído:

• de la amistad con Dios a un orgulloso distanciamiento de Él y enemistad con Él; esto nos deja enfermos y moribundos en cada parte de nuestra personalidad y cuerpo (Génesis 2:16; 3:2-19; Éxodo 15:26; Deuteronomio 30:15-20).

• de nuestro pleno reflejo de Su semejanza a una imagen destrozada y distorsionada, sufriendo los resultados de nuestro quebrantamiento (Génesis 6:5; Mateo 15:19; Romanos 1:14-2:16; Romanos 3:9-20).

• de la obediencia gozosa a los mandatos de Dios para cumplir Su excelente diseño para nuestras vidas a una rebelión anárquica y constante frustración y guerra en todos los niveles de la sociedad (Génesis 3:14-16; Santiago 4:1-10)

• de la belleza, tranquilidad y vitalidad de la vida de una familia piadosa, a un muladar de confusión de identidad sexual, luchas internas y falta de rumbo (Génesis 3:16; Romanos 1:14-2:16; Gálatas 5:19-21)

• del señorío como administradores del mundo de Dios a una explotación egoísta de la tierra y el consiguiente desastre ecológico (Génesis 3:17-19; Eclesiastés 5:8-17; Hageo 1:6)

• del conocimiento de la verdad esclarecedora de Dios a la oscuridad de la ignorancia y la confusión de las mentes depravadas (Génesis 2:17; Proverbios 1-31; Jueces 1-21; Romanos 1:28)

Vivir en un mundo caído significa que luchamos con el pecado diariamente. Experimentamos la angustia y el dolor. Somos testigos de los desastres naturales y de pérdidas asombrosas. La injusticia, la crueldad, y la falsedad, parece que se impone. La discordia y los problemas son comunes. Nada de esto fue el plan original de Dios para la humanidad. Caímos de nuestra posición original en el jardín del Edén. En la actualidad, vivimos en un mundo caído, y toda la creación "gime" por las consecuencias de nuestro pecado (Romanos 8:22).

La buena noticia es que Dios no pretende que Su mundo gima para siempre. A través de Jesucristo, Dios está reparando Su creación:

• restaurando la amistad con Él en Cristo Jesús, dándonos vida eterna (Juan 10:10; 15:15; Romanos 3:21-31; 5:1-11; 6:1-14; 8:1-4; 8:22-23; 1 Corintios 15:26; Efesios 1:3-2:22; Colosenses 1:15-22)

• restaurando el reflejo de la semejanza de Dios en Cristo Jesús (Romanos 8:28-32; 1 Corintios 6:11)

• restaurando Sus mandatos para una vida plena en Jesucristo, resultando en la verdadera paz y prosperidad (Mateo 5-7; Efesios 5:15-21; Santiago 2:8)

• restaurando Su diseño para la familia a través de Jesucristo (Lucas 1:17; 1 Corintios 6:11; Efesios 5:21-6:4; Colosenses 3:18-21)

• restaurando el señorío correcto del hombre para cuidar el mundo de Dios (Romanos 8:18-21)

Jesucristo prometió volver y, cuando regrese, Él va a terminar de poner todo en su lugar para siempre (Isaías 2:2-4; 25:6-9; 65:17-25; Apocalipsis 20-22). No se pierda la invitación final de Dios para todo el pueblo caído: "¡Ven!" (Apocalipsis 22:17). Todos los que vienen a Dios por la fe en Jesucristo, serán restaurados.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Qué significa que vivimos en un mundo caído?

Suscríbete a la pregunta de la semana