¿Cómo puede un creyente encontrar consuelo después de la muerte de unos de los padres?



 

Pregunta: "¿Cómo puede un creyente encontrar consuelo después de la muerte de unos de los padres?"

Respuesta:
La muerte de uno de los padres (o cualquier miembro de la familia), puede ser realmente agobiante para un cristiano. Incluso cuando la persona que hemos perdido es un creyente, nunca es fácil decir adiós, especialmente si la pérdida fue repentina. El hacer duelo por nuestros seres queridos es apropiado y es de esperarse; Cristo mismo lloró en la tumba de su amigo Lázaro (Juan 11:35). La biblia nos da consuelo, y nosotros como cristianos podemos encontrar alivio incluso cuando hemos perdido a alguien muy querido para nosotros.

En la pérdida de uno de los padres cristianos, el mayor consuelo que un creyente tiene es la esperanza y la confianza de que nuestra relación con nuestros padres no termina en la muerte. Un cristiano que ha perdido a uno de los padres cristianos, puede descansar en la promesa de que habrá una reunión en el cielo. Nuestro padre o madre en realidad está con Cristo, experimentando Su gozo (2 Corintios 5:8). En el momento de la resurrección, todos aquellos que han aceptado a Cristo, serán glorificados y se les dará un cuerpo incorruptible (1 Corintios 15:42-44; Juan 11:25). Para el cristiano, ¡Cristo ha vencido a la muerte! Como Pablo alegremente escribe en 1 Corintios 15:54-57, "'Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo".

Perder a uno de los padres puede ser más difícil si no estamos seguros de la salvación de ellos. Pero podemos aún aferrarnos a las promesas de Dios y buscarle a Él para pedir Su consuelo. Esperamos el momento en que todas las cosas serán hechas nuevas, y confiamos en que Él es justo y bueno.

El Dios de la biblia se deleita en consolar a los afligidos y sanar a los quebrantados (Jeremías 17:14; 2 Corintios 1:3-4; 7:6). Él es el "padre de los huérfanos" (Salmo 68:5). Cuando estamos afligidos por la pérdida de nuestros seres queridos, Dios está listo para ofrecernos Su paz. En medio de nuestro luto, podemos experimentar la presencia de Dios en nosotros; incluso en nuestro dolor, podemos acercarnos a Él en oración y adoración. Además, como creyentes, no tenemos que afligirnos solos. Tenemos otras personas en el cuerpo de Cristo que nos ayudarán a llevar la carga, compartir el dolor y "llorar con los que lloran" (Romanos 12:15).

La pérdida de uno de nuestros padres puede ser muy dolorosa, sobre todo porque juegan un papel importante en la formación de nuestras vidas. De hecho, nuestros padres a menudo son los únicos que nos consuelan cuando estamos lastimados, y el perderlos nos hace sentir que estamos perdiendo nuestro apoyo emocional. Sin embargo, los cristianos podemos alentarnos en el hecho de que encontramos consuelo en algo más que nuestras familias; el mismo Dios de la creación, que nos conoce mejor que nosotros mismos, entiende nuestro dolor y está deseoso en desarrollarnos, sanarnos y darnos Su paz.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo puede un creyente encontrar consuelo después de la muerte de unos de los padres?