¿Cuál es la manera correcta de orar?


Pregunta: "¿Cuál es la manera correcta de orar?"

Respuesta:
¿Es mejor orar de pie, sentado, de rodillas, o inclinado? ¿Deben estar mis manos abiertas, cerradas o levantadas hacia Dios? ¿Deben estar cerrados mis ojos cuando oro? ¿Es mejor orar en un templo o afuera en la naturaleza? ¿Debo orar por la mañana cuando me levanto, o por la noche antes de ir a la cama? ¿Hay ciertas palabras que necesito decir en mi oración? ¿Cómo comienzo mi oración? ¿Cuál es la manera correcta de cerrar una oración? Estas preguntas, y otras, son preguntas comunes que nos hacemos acerca de la oración. ¿Cuál es la manera correcta de orar? ¿Acaso es importante alguna de las cosas mencionadas?

Con mucha frecuencia, la oración es vista como una forma “fórmula mágica”. Algunos creen que si tú no dices exactamente las cosas correctas, u oras en la posición correcta, Dios no escuchará ni responderá nuestra oración. Esto es completamente anti-bíblico. Dios no responde a nuestras oraciones basado en cuándo oramos, dónde estamos, qué posición corporal adoptamos, o en qué orden decimos nuestras oraciones. Primera de Juan 5:14-15 nos dice, “Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho”. Del mismo modo, Juan 14:13-14 declara, “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, Yo lo haré”. De acuerdo a esto, y a muchas otras Escrituras, Dios responde a las peticiones de oración basándose en si éstas se piden de acuerdo a Su voluntad y en el Nombre de Jesús (para traer gloria a Jesucristo).

Así que, ¿cuál es la manera correcta de orar? Filipenses 4:6-7 nos dice, “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. La manera correcta de orar es derramar tu corazón ante Dios, siendo honesto y abierto con Dios, puesto que Él ya nos conoce mejor de lo que nos conocemos a nosotros mismos. Debemos presentar nuestras peticiones a Dios, pero teniendo en mente que Dios sabe lo que es mejor, y no nos concederá una petición que no sea Su voluntad para nosotros. Expresemos nuestro amor, gratitud, y adoración a Dios en oración sin preocuparnos por tener las palabras correctas para expresarlo. Dios está más interesado en el contenido de nuestros corazones, que en la elocuencia de nuestras palabras.

Lo más cerca que llega la Biblia de dar un “patrón” para la oración es el Padre Nuestro en Mateo 6:9-13. Comprende por favor que el Padre Nuestro no es una oración que debemos memorizar y recitarla a Dios. Es un ejemplo de las cosas que debe contener una oración –adoración, confianza en Dios, peticiones, confesión y sumisión. Debemos orar por las cosas de las que habla el Padre Nuestro, usando nuestras propias palabras y “adaptándolas” a nuestra propia jornada con Dios. La manera correcta de orar es expresando lo que hay en nuestro corazón a Dios. Sentado, de pie, o de rodillas; con las manos abiertas o cerradas; ojos abiertos o cerrados; en un templo, en casa, o al aire libre; por la mañana o por la noche; todas estas cosas son asuntos secundarios, sujetos a la preferencia personal, convicción y conveniencia. El deseo de Dios es que la oración sea una conexión real y personal entre Él y nosotros.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Cuál es la manera correcta de orar?

Suscríbete a la pregunta de la semana