settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué dice la Biblia sobre ser o utilizar una madre sustituta?

Respuesta


Recurrir a una madre sustituta para dar a luz a una pareja sin hijos es algo tan antiguo como la historia de Abraham y Sara en el capítulo 16 del Génesis. Como Sara no podía tener hijos, entregó a su sierva, Agar, a Abraham para que tuviera sus hijos. Esta era una práctica común en la época, ya que una mujer sin hijos era avergonzada por sus amigos y familiares. Esta historia es lo más parecido a lo que en la actualidad llamamos "maternidad sustitutiva tradicional", en la que la madre es fecundada con el esperma de un hombre - con frecuencia uno cuya esposa es incapaz de producir óvulos - generalmente mediante inseminación artificial. También se practica hoy en día la "subrogación gestacional", que consiste en el trasplante de un embrión ya concebido que contiene el esperma y el óvulo de una pareja. En este caso, el papel de la madre sustituta es simplemente el de portadora, lo que no era el caso de Agar.

De la historia de Agar aprendemos que recurrir a una madre sustituta tiene la posibilidad de causar dolor, angustia y confusión. Uno de los problemas que surgió con Agar es que no quería entregar su hijo a Sara cuando naciera. Esto puede seguir ocurriendo hoy en día, ya que las mujeres descubren que entregar a sus hijos (a pesar de la compensación económica) puede causar un dolor incalculable debido al vínculo que se forma entre la madre embarazada y el niño que lleva dentro, incluso antes de que nazca.

La Biblia no prohíbe el uso de un padre sustituto, pero plantea interrogantes sobre si es ético o no. El matrimonio está diseñado para ser entre dos personas, y de esa unión deben nacer hijos (Génesis 1:28; 2:24). Incorporar a un tercero significa que el niño tendrá un tercer padre. En este caso pueden surgir preguntas difíciles, como ¿conocerá el bebé a su madre sustituta? ¿Habrá visitas? ¿Cómo se sentirá el niño con respecto a la madre sustituta, y habrá celos? Todas estas cuestiones se deberían considerar en oración antes de que una pareja cristiana recurra a una madre sustituta. Las parejas que utilizan a un miembro de la familia como sustituto generalmente pueden evitar los problemas antes de que surjan si el sustituto tiene un fuerte vínculo con la pareja y tiene su bienestar y el de su hijo en el corazón.

La Biblia dice que los hijos son un regalo, no un derecho (Salmo 127:3). Así como Dios bendice a algunas personas con riqueza y éxito, bendice a algunas con hijos y a otras no. Usar un vientre sustituto por un desafío arrogante a Dios sería un pecado, pero usar un vientre sustituto después de considerarlo en oración y un tiempo de búsqueda de la voluntad y la guía de Dios puede ser una alternativa viable para los que no tienen hijos. En todo lo que hacemos, debemos examinar nuestros corazones y consultar al Espíritu Santo para obtener la verdad. "Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios" (1 Corintios 10:31).

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia sobre ser o utilizar una madre sustituta?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries